Pensando en las ruedas de la próxima temporada

Pirelli PZero Nero
Así lucían los Pirelli PZero Nero cuando compré el coche

Falta poco para que las ruedas delanteras de mi Prius cumplan su ciclo de vida, y tengo que ir pensando en su reemplazo tras casi 25.000 kilómetros. Las traseras -Goodyear EfficientGrip- van camino de los 100.000 kilómetros y aún tienen un dibujo más que decente, pero también tendré que cambiarlas a lo largo del año. ¿Y cuáles me pongo?

Dado que vivo a 1.000 metros de altura, en Madrid, muy de vez en cuando en invierno tengo que conducir a bajas temperaturas, a veces con hielo, y rara vez con nieve (donde suele haber pasado la quitanieves). Me dirijo a la periferia, donde hace mejor tiempo. No doy el perfil de un usuario de neumáticos de invierno, pero tampoco el de uno de neumáticos de verano. En realidad, lo ideal para mi modo de vida actual es tener un juego de ruedas mixtas, con buenas prestaciones en todo el año. He descartado tener dos juegos de llantas con ruedas de verano e invierno.

El problema es que para mi coche no es que sobren las alternativas. El Toyota Prius de tercera generación tiene dos medidas, 195/65 R15, y 215/45 R17. El mio tiene las llantas grandes, y mi medida es un poco rarita. Ni Michelin, ni Goodyear, ni Continental, ni Pirelli, ni Bridgestone me ofrecen neumáticos de esa dimensión del tipo que quiero. Me toca buscar neumáticos con una dimensión equivalente, que la ITV me admita.

Continue reading

Pasado, presente y futuro del periodismo

A estas alturas del año, empieza el periodo de tortura para los universitarios: la temporada de exámenes y trabajos finales. Aunque haya pasado unas cuantas veces por el mismo proceso (esta es la sexta vez) no termino de acostumbrarme. Me entra el mismo agobio y sopor que cuando empecé mi primera carrera, y siento que se me viene el mundo encima. Como las otras cinco veces, también lo compaginaba con el trabajo.

El primer año de periodismo -ya como alumno oficial- se me ha pasado volando no, lo siguiente. Me da vértigo el ritmo al que pasan las cosas, igual es que quería que el tiempo pasara rápido y me ha alterado el reloj mental. Quedan segundo, tercero y cuarto. ¿Y después, qué? Me pongo a pensar hacia dónde va la profesión, con un importante desprestigio social.

A veces, hasta creo que la sociedad podría funcionar sin periodistas, pero no sería lo mismo. Luego se me pasa.

Lo cierto es que el futuro no pinta nada bien. La profesión se encuentra en un proceso de implosión: las vacas sagradas caen, proliferan nuevas iniciativas por todas partes, pero ¿cuántas se consolidarán? ¿Cada vez habrá menos puestos de trabajo para periodistas? ¿Volverá a ser una profesión de corte elitista donde se conozcan todos? Sinceramente, no lo sé.

Continue reading

No te creerás la chorrada que vas a leer a continuación

Hola, querido lector. Acabas de ser víctima de un titular “clicbait”, o en español, una trampa para incautos. Te ahorraré la visita a la Wikipedia:

“Clickbait («cebo de clics» en inglés) es un término peyorativo que describe a los contenidos web que apuntan a generar ingresos publicitarios en Internet, especialmente a expensas de la calidad o exactitud de éstos, dependiendo de titulares sensacionalistas para atraer mayor proporción de clics y fomentar el envío de dicho material a través de las redes sociales. Los titulares clickbait típicamente apuntan a explotar la “brecha de curiosidad”, proporcionando la información suficiente para provocar curiosidad al lector, pero no para satisfacer su curiosidad sin hacer clic en el contenido enlazado. ” – Fuente

Esto lo estás sufriendo todos los días, en las redes sociales, en páginas “serias” que visitas, o en las que no tienen nada de serio. Cada vez que haces clic en un titular de esos, estás alimentando lo más bajo del periodismo, y contribuyendo a cargarte una profesión. ¿A que te suena lo de cómo aprender 11 idiomas sin esfuerzo, cómo ligar sin esfuerzo, o cómo hacerse millonario sin esfuerzo? ¿Llegaste a hacer clic?

Continue reading

Introducción a los aceites para coche

Cuando llevamos el coche a un taller, sea oficial o no, lo normal es que ellos se encarguen de poner el aceite adecuado para nuestro motor. Pero quizás ha llegado el momento de elegir por nosotros mismos, y es cuando entramos en el “apasionante” mundo del lubricante.

Cada motor es un mundo y requiere distinto tipo de aceite. No es tanto una cuestión de marcas, sino del grado SAE, la especificación ACEA/API y la composición. El aceite de motor es como su sangre, así que hay que elegir adecuadamente si no queremos provocar averías serias. Análogamente, cuando se hacen transfusiones de sangre, no se hace a lo loco, sino conociendo los grupos sanguíneos de donante y receptor.

Pongamos como ejemplo un aceite 15W40. Eso último es la clasificación SAE, que determina la viscosidad (cifra izquierda de 0 a 25) y la temperatura de viscosidad ideal (cifra derecha, de 0 a 60). Hay que utilizar las mismas cifras que el fabricante recomienda, y viene en el manual de instrucciones. En el caso de vivir en una zona con frío extremo, puede que necesitemos un aceite menos viscoso en frío, como un 0W20.

Continue reading

Cómo evitar que el conductor consulte el móvil conduciendo, al estilo neozelandés

Vivimos en una sociedad idiotizada por el teléfono móvil, y estamos tan unidos a ellos, que se han convertido en una parte más de nuestro cuerpo. Conduciendo deberíamos pasar de ellos, pero la mayoría no lo hace, y yo caigo alguna vez que otra (soy humano).

Se ha dicho de todo con tal de evitarlo, pero creo que esta campaña de Nueva Zelanda puede tener un alto nivel de efectividad. Se trata de evitar las distracciones con la fuerza del amor. No me he metido nada, es pronto, se entiende mejor cuando se ve el vídeo. Me he reído a carcajadas con él.

La campaña va dedicada fundamentalmente a veinteañeros, pero puede aplicarse también a gente un poco mayor. La solución más eficaz que he encontrado a este problema es poner las notificaciones en silencio, ocutar el móvil en un compartimento con tapa, y enlazar las llamadas por Bluetooth. Lo demás, seguramente, puede esperar.

Continue reading

A veces recupero la fe [automovilística] en la humanidad

El pasado fin de semana estuve con unos amigos, y varios familiares suyos. Entre ellos, Miguel, un chico que acaba de cumplir 13 años, primo de mi amigo Pablo. Empezamos a hablar de coches, y aunque era evidente que algunos modelos los confundía y hacía preguntas típicas de los chavales de su edad… lo cierto es que “controla”.

Tuve un pálpito, si ese chico sigue el camino de los coches, igual acaba trabajando en el sector, desde luego tiene alto nivel de midiclorianos. Le saco prácticamente 20 años, dada la relación que tengo con su primo, no me importaría apadrinarle y tomarle como discípulo para enseñarle lo [poco] que sé. Miguel lleva leyéndome ya un tiempo, y es solo un niño.

He ido comprobando con los años, ya que me relaciono con gente de todas las edades (aunque normalmente es gente menor que yo), que cada generación pasa más de los coches que la anterior. Lo tengo bastante comprobado con los del 1995-2000, aunque conozco una honrosa excepción, uno de mis compañeros de clase, Luis, nacido en 1996. Con los de 1990-1995 comenzó el declive, aunque de esa quinta conozco a unos cuantos petrolheads.

Continue reading

Un consejo de amigo: pasa las revisiones en talleres oficiales

A menudo recibo correos cargados de angustia sobre averías que han sufrido los coches de quienes me escriben, y me piden una solución para su problema.

Lo primero que les pregunto es: ¿dónde se han pasado las revisiones? Es una pregunta muy importante, porque la diferencia tiene mucho que ver con recibir una satisfacción total o parcial del fabricante, o quedarse con un palmo de narices.

Cuando compramos un coche nuevo, tenemos dos años de garantía por ley. Tras una reforma legislativa de hace unos años, no es obligatorio pasar las revisiones en talleres oficiales, siempre y cuando se siga el plan de mantenimiento recomendado por el fabricante (en tiempo o kilómetros)  y se selle el libro de mantenimiento.

Pero claro, el compromiso legal es de dar garantía durante esos dos años. Todo lo que pase de ahí, tararí que te vi.

Continue reading

Hace 20 años inventé Blablacar

Blablacar

Allá por 2012 me dio por probar lo de compartir coche, y desde entonces soy usuario de Blablacar, aunque también he usado Amovens y Carpooling en menor medida. Muchos kilómetros en buena compañía casi siempre.

Esta foto se tomó el año pasado, llevé de Valencia a Madrid a dos chicas israelíes que iban a volar al día siguiente, y a un músico murciano. Tuve que cargar el coche hasta los topes porque quien reservó las plazas de las chicas no entendió lo de “equipaje pequeño”; era israelí también. Para mayor risa, íbamos en el Toyota Supra, un 2+2 con el maletero de un utilitario. Cupimos por mi dominio del Tetris. Pero me desvío del tema…

Lo que voy a contar a continuación es muy fuerte y puede hacer tambalearse el sistema. Yo inventé Blablacar. Sí, no es broma, y lo hice cuando aún iba al colegio. Como algo tan fuerte hay que demostrarlo, aporto pruebas. Estaba buscando una cosa en mis carpetas personales y apareció el increíble documento. Agarraos.

Continue reading

Un punto de vista alternativo sobre el mundo del motor