Toyota Prius, mi experiencia tras 5 años y 107.432 km

Hace un lustro mis circunstancias vitales cambiaron lo suficiente como para necesitar un coche que me permitiese reventarlo a kilómetros al menor coste posible. Ya tenía otra montura, pero las consecuencias de moverlo tanto habrían sido especialmente dolorosas para mi bolsillo, por eso de tener 238 CV de los años 80 y un motor gasolina de seis cilindros.

El coche que cumplió todo el pliego de condiciones fue el Toyota Prius 1.8, que compré de ocasión con un ahorro de 8.000 euros sobre el precio de lista. A cambio, “se lo dejé conducir” a un empresario murciano durante 42.230 kilómetros, para que le hiciese el rodaje. Como expliqué en su momento, la elección no fue por simple toyotismo: no quería un diésel, el tema del GLP de serie no estaba muy allá, un eléctrico no me servía, GNC no tenía dónde echar, y ningún gasolina turboapretado de potencia modesta me pareció convincente.

La experiencia en estos años ha sido totalmente positiva, pero lo quiero argumentar con cifras, no con sentimentalismos. Huelga decir que a bordo de este coche he tenido momentos de todos los tipos, y le he cogido el cariño suficiente para que no sea un simple electrodoméstico de transporte. A día de hoy, me reafirmo en mi elección, no pude haber escogido un coche mejor ni más adecuado por el mismo dinero.

Continue reading

Carta abierta a @TheGrefgYT (y demás “youtubers”)

Hace una hora escasa que sé que existes, y ha sido vía Memesis (Vozpópuli). No soy tu seguidor, ni creo que lo llegase a ser nunca, soy de otra generación y no hay “youtuber” en el planeta que me haya conseguido enganchar. No veo nada emocionante en ver a otra gente jugar al ordenador (ya si eso lo hago yo), ni desafíos, ni en qué te gastas el dinero ni en otras cosas. Me enteré que Audi te dejó un coche, un flamante A4 2.0 TDI de 150 CV con una buena ración de extras. ¿Que cómo lo sé? Experiencia. De hecho he conducido ESE coche, el 2412 JJS, ¿no me crees?

Sé lo que es que te dejen un Audi, de hecho, me han dejado unos cuantos más que a ti: A1, A3, A4, A6, A8, R8, TT, Q5, Q7 y creo que no me dejo ninguno. El primero lo pillé con 21 años, es que tardé en sacarme el carné, era un A3 1.9 TDI, aunque antes había catado un A8 TDI de 233 CV, menudo aparato chaval. Me dedico profesionalmente al motor y la verdad, daría un pulmón, un testículo o un riñón por tener la audiencia que tienes, unos tres millones de personas. En ese sentido, te felicito.

Después de tu vídeo estrella en el que salías conduciendo cerca de El Vendrell a más de 170 km/h, la marca te ha hecho devolver el coche. Normal, de hecho, no sé en qué demonios estaban pensando cuando te lo dejaron. Borrar ese vídeo y poner un tuit de disculpa es lo mínimo que podías hacer, en ese sentido, te reconozco el mérito. A ver cuándo haces un vídeo en el que desaconsejes ir a 170 km/h 😉

Continue reading

Malos tiempos para la prensa del motor (bis)

Reflexiones sobre a dónde va esta industria, y de qué modo puedes influir en el resultado

Algunos se llenan la boca con expresiones como “recuperación”, “fin de la crisis”, “estamos creciendo”… pero, como siempre, la cosa va por barrios. Creo que no exagero si digo que la mayoría de los españoles no tiene esa percepción. Algunas cifras macroeconómicas son esperanzadoras, pero lo que importa es la gente, y no los números, que son interpretables.

Me vais a permitir que hoy haga de mi capa un sayo y sea corporativista. Voy a hablaros de prensa del motor, y del mal momento que está pasando. No me refiero exclusivamente a los medios tradicionales, sino a todos los medios de motor españoles, incluyendo los digitales por los que no has de pagar.

Amigo mío, hace años que nos hemos acostumbrado a lo gratuito. La llegada de Internet ha revolucionado por completo el panorama mediático y todas las grandes cabeceras del planeta lo han notado. Hay un cambio en el modo en el que la gente consume la prensa, y en prensa del motor no somos ninguna excepción.

Continue reading

Busco películas raras (nivel experto)

Desde muy pequeñito me encanta el cine, y fui de esos que hizo sudar al VHS grabando cosas de la tele. Ahora, que se supone que tenemos acceso a cine turco independiente, porno árabe o los grandes éxitos del destape (salvo “Desembraga a fondo”) hay unos títulos que busco y son tan difíciles de encontrar como los unicornios. Desde los 18 colecciono películas en formato digital, porque los VHS llega un momento en que ocupan demasiado espacio y las cintas se deterioran.

Si alguien se presta a ayudarme, le aviso que no es una búsqueda fácil y que ya he consultado lo evidente, como las versiones originales. El problema es que las quiero en castellano, el mismo idioma en el que lo vi en su momento, y ahí radica la dificultad; son contenidos descatalogados. Me vale tanto formato original (lo veo complicado) o “copia de seguridad”.

¿Aceptas el reto? Pues ahí va:

Continue reading

De toros, toreros, animalistas y animaladas

A mi, los toros, ni fú ni fá. La única faena que he visto en mi vida fue por petición personal del que se la iba a jugar en el albero, una persona allegada, pero de no ser por eso no me habría despertado ni la menor curiosidad. Tampoco soy antitaurino, es decir, la “fiesta” me resulta indiferente. Reconozco que tiene un componente artístico, histórico y de tradición, aunque no comparto las formas. Preferiría que el animal no sufriese, y que fuese solo una coreografía entre hombre y bestia, pero no me opongo tampoco. Mi opinión es tan despreciable e irrelevante como la de cualquiera.

Las posturas taurinas y antitaurinas me parecen igualmente respetables, hasta cierto punto

La muerte de hace unos días de Victor Barrio me produce tristeza, pero fundamentalmente por la tormenta de mierda que está cayendo sobre su viuda, familiares y amigos. El torero está muerto y ya nada de esto le afecta, pero algunos cuando empiezan a esparcir su diarrea mental por Internet (que viene a ser un lugar público, no una dimensión paralela donde no rige nada ni nadie) demuestran tener un nulo sentido del respeto y de la empatía.

Víctor murió haciendo lo que le gustaba, y sabía a lo que se exponía, por eso eligió ser torero. Cuando uno lucha contra un bicho de más de media tonelada, se expone a que un cuerno le atraviese el corazón como la facilidad queun alfiler pincha un globo. Hay una instantánea que captó su dolor de una forma tal, que casi consigue que me duela el pecho, y no la pongo porque no quiero pecar de morboso. Seguramente ya sabes a cuál me refiero. No quiero ni pensar lo que tuvo que sufrir hasta que su vida se apagó. ¿Y los toros que se cargó antes? Sí, también sufrieron, pero existe una pequeña diferencia, que algunos no son capaces de captar, y lo dejo a criterio libre del que está leyendo. Pista: no soy religioso.

Continue reading

Así volvió a la vida el Fiat 124 Spider

Ya tenemos en España el nuevo Fiat 124 Spider, uno de esos coches pensados sobre todo en el placer de conducir, donde las cuestiones puramente prácticas, estéticas o prestacionales quedan en un segundo plano. La idea no es precisamente nueva, ya que entre 1966 y 1985 se estuvo vendiendo el Fiat 124 Sport Spider, diseñado y carrozado por Pininfarina. En aquella época era un tipo de coche que varios fabricantes ofrecían, sobre todo británicos, y no estaban al alcance del bolsillo de cualquiera.

En pleno 2016 eso es muy diferente, y apenas hay coches de este tipo. Fiat ha vuelto a traer ese concepto de coche a nuestros días de la mano de Mazda, y lo hace con un precio bastante interesante, unos 25.400 euros. Sale más a cuenta que su primo japonés, por equipamiento y un motor más potente, son 170 CV 140 CV turbo frente a 131 CV atmosféricos. Nadie nos va a vender un biplaza descapotable de primera mano por menos, salvo que se consideren el smart fortwo cabrio o el Caterham Seven básico, ambos por debajo de 100 CV y menos prácticos.

Continue reading

Puedes llevar un detector de radar, pero no utilizarlo

Seguramente has leído en las últimas horas que se han terminado las multas por tener detectores de radar, o que ya no es sinónimo de sanción segura, pero sigue leyendo. Todo viene a colación de una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 1 de Segovia, que resuelve a favor de una conductora un recurso impuesto por el Jefe provincial de Tráfico de Segovia.

Te pongo brevemente en antecedentes. En agosto de 2015 una conductora fue sorprendida en la N-VI, cerca de San Rafael, portando en su coche un dispositivo que, a criterio del agente que la denunció, era un detector de radar. La conductora se defendió con un recurso, alegando que no era un detector, sino “un dispositivo de ayuda a la conducción”, aportando un certificado de laboratorio, y aún así siguió el procedimiento legal. Como la administración ha perdido, deberá hacer frente a las costas judiciales.

Ahora, la explicación en lenguaje para personas normales. ¿Cuál es la novedad? Es la primera sentencia de este tipo que se produce en España.

Los detectores de radar están prohibidos por la legislación, en el artículo 11.6 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. El texto legal dice exactamente lo siguiente:

Continue reading

¿Qué tal es tu motor de tres cilindros?

Repasando las estadísticas de este sitio descubro que el cuarto tema que más tráfico me trae es el de los motores tricilíndricos. No ha de extrañarme, salgo en los primeros resultados de buscador por “motor tricilíndrico” y “motor 3 cilindros”. Las más de 12.000 personas que han visto mi artículo en contra de esos motores probablemente han hecho algún cambio en sus preferencias de compra, y tal vez he estropeado alguna venta.

Gajes del oficio.

En mis primeros años de probador, apenas toqué ese tipo de motores, porque apenas había, y eran todo utilitarios y coches de bajo presupuesto, como el Mitsubishi Colt 1.5 DI-D. Ahora se pueden ver en coches del segmento C y D, incluso en marcas Premium, y ya casi nadie se extraña. He sido muy crítico con estos motores del segmento C hacia arriba, y también me tiraré de los pelos cuando lleguen al segmento E (berlinas de alta gama en torno a 5 metros).

Llegados a este punto, me gustaría conocer vuestras experiencias en el caso de haber comprado un coche con un motor de tres cilindros, preferentemente uno moderno. No sé si he sido demasiado talibán, y puede que haya gente satisfecha y no le dé importancia a las cuestiones de refinamiento, progresividad o rendimiento que cité en su momento.

Continue reading

Un punto de vista alternativo sobre el mundo del motor