Periodista del motor muere probando el Opel GT

Ocurrió el pasado fin de semana en California (EE.UU.), durante una prueba del Opel GT, el nuevo deportivo de la marca alemana. Michel Barelli sufrió un tremendo accidente que le segó la vida. Tenía 54 años y escribía para el medio francés Nice-Matin. Por lo visto, perdió el control del coche en una zona de curvas y cayó por un terraplén. Estaba realizando la prueba con Patrick Louis, de 47 años. Este último acabó con daños faciales de importancia, pero saldrá de esta.

“El tramo de carretera era de montaña, con un trazado serpenteante y giros que pueden ser definitivamente un problema para quien no los conoce”, afirmó el portavoz de la policía de tráfico de California.

Es muy triste que estas cosas pasen, pero hay que admitir que dentro de la profesión de periodistas del motor, algunos se toman demasiado en serio su trabajo y corren a veces más riesgos de los necesarios. En las pruebas, a veces es necesario buscar los límites de un determinado coche para poder ofrecer una información más fiel a la realidad, pero excedidos los límites, los fallos no suelen perdonar.

Descanse en paz.

Fuente: Journalist Killed Testing Opel’s GT – German Car Scene

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


Un pensamiento en “Periodista del motor muere probando el Opel GT”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.