Esto si que es suerte

A uno no se le cae un camión “encima” todos los días, pero lo que vais a ver en el siguiente vídeo, es para darse con un canto en los dientes. El final es totalmente inesperado:

Imagen de previsualización de YouTube

Definitivamente, esto es tener suerte. Creo entender que el hombre salió totalmente ileso.

Me hizo un poco de “gracia”, ya que casi fui coprotagonista en un accidente así. Al poco de incorporarme a una autopista, un camionero me pegó un gran susto cuando invadió el carril central para adelantar y me obligó a pegar un frenazo. Dudo que fuese a más de 110 Km/h. Me puso bastante nervioso.

Dos kilómetros más adelante, circulaba por el carril central de la autopista, y delante, por la derecha, iba un camión trailer. Por obras, había una señalización de calzada con los carriles echados un poco a la izquierda. El camionero debía ir un poco distraido, ya que iba siguiendo la señalización blanca y no la amarilla, que es la que había que seguir.

Todo fue muy rápido. Donde estaba el arcén derecho de la señalización blanca, comenzó una larga fila de vallas de cemento, que se usan para delimitar en obras. El camión se “subió” literalmente a una de ellas y la cabeza tractora se levantó varios metros hacia delante y hacia la izquierda, con la consecuente pérdida de control.

Yo, que iba detrás, reaccioné instintivamente: frenazo y luces de emergencia, no tenía tráfico pegado a mi (menos mal). En cuestión de segundos, todo se llenó de polvo, trozos del remolque, de la cabeza tractora… volcó y se quedó atravesado ocupando dos carriles por la izquierda de tres posibles. Pocas veces en mi vida había pasado tanto miedo como entonces.

Intenté mantener la cabeza fría y aparqué unos metros delante del accidente, cobijado por el camión, lo que me evitaba el riesgo de que me alcanzase otro coche. Tenía que asegurarme que el camionero estaba vivo, mientras llamaba a emergencias. Estaba tan nervioso que ni me acordé del famoso chaleco. Al menos, era mediodía, con buenas condiciones atmosféricas en un día de otoño.

De la cabeza tractora volcada 90º salió el camionero por su propio pie y sin heridas aparentes. Otros conductores se habían parado a intentar ayudar, otros se pararon simplemente por el atasco que se generó. Al ver que el hombre estaba bien y que yo no había sido el causante, continué mi camino.

Curva de Parquelagos

No sé qué dia exacto fue, pero ocurrió entre el 29 de Octubre y el 5 de Noviembre de 2004. Varios artículos de prensa hablaron entonces de accidentes de camiones en el mismo lugar, la curva de Parquelagos, en Torrelodones (Madrid). Es un tramo bastante conocido de la A-6. Mi episodio ocurrió en la parte izquierda superior de la imagen, sentido “bajada”, que va a Madrid.

El pensar lo que habría pasado de haber circulado paralelo a ese camión justo en ese instante, me heló la sangre durante toda la mañana. No sé si habría tenido tanta suerte como el hombre de ese vídeo. Me habría aplastado casi seguro, aunque de haber intentado esquivarlo, circulaba con un coche bastante seguro y con ESP.

Desde entonces, evito circular paralelo a un camión siempre que puedo.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


6 pensamientos en “Esto si que es suerte”

  1. Las imágenes parecen más impactantes de los que son, se crea el efecto óptico de pensar que el remolque es un “rectángulo macizo” cuando en realidad tiene los laterales de lona (que es lo que le ha salvado la vida al tipo ese). Aun así no deja de ser un vídeo bastante impresionante.

  2. Pingback: meneame.net
  3. Pingback: www.hazmereir.net
  4. Siempre recordaré a mi profesor de autoescuela, Paco Arjona: “cuando tengas que adelantar a un vehículo grande, quítatelo de encima cuanto antes”. Proverbial.

  5. Ayer iba camino a la casa de mi enamorada y al auto en que viajaba se le pinchó la llanta. Casi nos matamos porque el chofer perdió el control del vehículo. Incluso impactamos contra otro auto. Felizmente el conductor logró detenerse y todos salieron ilesos.

  6. Yo creo que la suerte no es de quien la busca sino del que la tiene y nos guste o no el artículo es una muestra de ésta afirmación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.