La chica motorista

Serían las dos o las tres de la mañana, no lo tengo claro, y volvía a casa por la carretera de siempre, conduciendo un C5 automático. La vegetación había crecido un poco más de lo normal y algunas curvas se habían vuelto totalmente ciegas. No había apenas Luna, y la oscuridad era casi total.

Al superar un cambio de rasante, en sentido contrario, pero por su carril, bajaban tres vehículos. Uno era un camión pequeño y los otros dos turismos, pero todos iban con los faros apagados, algo totalmente injustificable, asi que les di una pitada. Pensé que malditos locos, que cómo se puede conducir así.

En el siguiente cambio de rasante, pude ver un par de animales pequeños en la carretera, quizás un conejo y un perro. Estaban a unos 300-400 metros de mi posición. No circulaba deprisa y no tenía tráfico detrás, asi que podía frenar y esquivarles despacio en vez de hacer una esquiva más peligrosa. Y eso hice, pero como me imaginaba que quizás alguien que pudiese venir detrás no los viera, continué mi marcha más despacio con los intermitentes de emergencia.

A los pocos segundos, vi una moto en el retrovisor. El jinete llevaba un casco blanco, y también llevaba los faros apagados. Le vi aproximarse a los dos animales y debió verlos en el último instante, frenó y no pudo controlar bien la moto. Se salió por la derecha y se cayó en una zona con hierbajos, arbustos y tierra.

Yo seguía con los intermitentes puestos, no había riesgo para mi por que otro que subiese (mi sentido) me veía de sobra y con muchísimos metros para frenar. No sabía si bajar o no, pero antes de que me diese tiempo a pensar, el motorista se puso en pie y continuó su marcha.

Uma ThurmanEsperé a que me adelantase pasada la curva siguiente y le pité haciéndole gestos de que parase. Nos echamos a un lado de la carretera, una especie de apartadero. Me bajé del coche muy enfadado, y el motorista descubrió su rostro. Era una chica. Su pelo era corto y negro, no le llegaba por los hombros, y vestía un mono amarillo muy parecido al de Uma Thurman en Kill Bill, pero no llevaba catana.

No iba con cara de buenos amigos. Tiró el casco al suelo y me gritó que por qué estaba ahí, o algo así, no recuerdo bien. En ese momento exploté, y le contesté con otro grito: “¿Y tú qué coño haces conduciendo una moto en noche cerrada con las luces apagadas?… ¡He estado a punto de verte morir por mi retrovisor!”

La motorista no supo qué decir, no tenía nada que decir. Sabía que no podía contestarme. Mi presencia en todo caso le salvó la vida, por que el destello de mis intermitentes le sirvió de aviso y tal vez aflojó gas antes de casi atropellar al conejo, o al perro. Me invadía la cólera, casi veo como se mata una persona por su estupidez y encima me quería haber hecho responsable a mi, ni que hubiese puesto esos animales adrede en el firme.

La tensión era tan grande que noté cómo se me había roto uno de los dientes y empecé a sangrar, estaba muy furioso.

En ese momento, abrí los ojos y desperté. Estaba en mi cama, había sido un mal sueño, pero es que había sido demasiado real. La carretera era prácticamente igual a la real (salvo que no había quitamiedos) y hasta las reacciones del coche me parecían totalmente reales. Lo más seguro es que esa motorista no exista. Y motoristas (o cualquier otro tipo de conductores, me da igual) que sean tan tontos como para circular con las luces apagadas cuando no se ve un pijo, espero que no haya.

Desconozco totalmente qué sentido tiene este sueño, pero he querido escribirlo antes de que se me difumine la memoria. Los primeros minutos son cruciales. Ahora ya no se me olvidará nunca.

Espero no haberte asustado, pero hasta que no desperté, no fui consciente de haber estado soñando. Ha sido una noche muy larga y poco agradable, y con este sueño, ya no quise esperar al despertador.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


16 pensamientos sobre “La chica motorista”

  1. jejejeje, menos mal que quedo todo en un mal sueño 😉 solo un pequeño apunte, todas las motos llevan las luces encendidas, no se pueden apagar, salvo que tengas el piloto fundido… conozco a uno que la llevaba fundida, e iba con las largas :S.

    Ojo siempre con los moteros!…

  2. Muy curioso sueño.Estaria bien hacer de el un capítulo comola 2º oportunidad o así.Tal como lo cuentas,parece el thriller de una pelicula o así.
    otra cosilla¿que se sabe de los últimos capítulos de la 2º oportunidad?¿y de culpable el hombre?¿los podremos ver?. Un saludo 🙂

  3. OK! Enterado.Pero ese sueño tuyo,como capítulo de seguridad vial,llevado a la tele,estaria bien.Suena original y novedoso. 😉

  4. Un sueño interesante…

    la verdad es que es un placer encontrarse con alguién como tu, apasionado del motor pero también de la seguridas, la verdad es que, por la gente que conozco, pasión por el motor suele suponer ser psicópatas al volante…

    esto es por el stress se los exámenes de septiembre amigo…
    un abrazo

  5. Eys!!
    Vaya sueños qu ete gastas 😛
    Por lo que he leído acerca de sueños y si no recuerdo mal cuando soñamos estamos en la fase rem, y se supone que cuando soñamos es cuando no estamos descansando bien, o eso creo, porque cuando sueñas por lo general te levantas más cansado, o es al contrario¿?
    De cualquier manera, los sueños son reflejos de las pasiones y temores internos que aveces no exteriorizamos. Así que yo creo que quiere mostrar tu preocupación por la carretera que ya sabía que tenías y probablemente un prototipo de chica jakjakjakjakja 😛
    No le des más vueltas, yo aveces me cabreo tb cuando veo que se saltan SIEMPRE las señales de preferencia en carreteras peligrosa, porque por aquí es fijo, y me pregunto si alguien las cumplirá, o que me pasará si las respeto y el contrario no ¿? Es preocupante pero si le das más vueltas al coco de lo normal te rayas. En fin….más conciencia y menos pasote al volante!!
    Xitus.

  6. Tío acabo de leer tu email. Mañana te contesto. He tenido una semana de enorme descontrol, con eso de que ha venido mi familia a verme no he parado apenas por casa.

    Estoy seguro de que la chica de tus sueños conducirá mejor que esa XD Conociendote sé que no acabrías con una cabeza loca.

    Cuando alguien conduce bien, como lo haces tú, suele ver más los defectos de los otros conductores. En tu caso ya los ves hasta durmiendo. Esperemos que blogs como el tuyo le hagan cambiar a alguno el chip. Saldremos ganando todos.

  7. Vas a ponerme colorado 😎 Tampoco es para tanto. Al fin y al cabo es un sueño, por seguir otros me he pegado cada leche… (metafóricamente). Cualquiera puede colaborar a poco que se lo proponga 😉

  8. Por suerte (o no) todo fué un sueño, pero si que es cierto, que las imprudencias son muchas, numerosas y tal y como es la mentalidad en este nuestro país, siempre se acaba intentando echar “pelotas fuera”.

  9. macho, ¿esas historias son verdad o te las inventas? Venga hombre, date menos cera (aunque ya se que este blog es, básicamente, para alimentar tu ego, sobredimensionado ya de por sí, pero es que hay cosas que no cuelan, a menos que creas que tus lectores son idiotas).
    Menudo “chuleras” estás hecho… “iba yo con mi C5 con los faros encendidos, automático, claro, no manual como vosotors pobres mortales, y conduciendo cumpliendo las normas, no como vosotros que sois tontos y no sabeis tanto como yo”… Alucinante.
    Da gracias que apenas ya leo nada de ti, porque mira que hay que tener estomago para tragarte.
    Ale, que te vaya bien en tu super-mega-yate de pijo hijo de papá.

  10. Hum, debo interpretar que no has leído la parte que dice que era un SUEÑO. No dispongo de coche particular, y no por ello duermo peor. Y por cierto, respecto a lo del ego, en un blog PERSONAL pues no es descabellado hablar de cosas PERSONALES, aunque la temática de fondo sea otra, vamos, si no puedo escribir algo de mi en mi propio blog…

    Lee un poco más despacio y verás las cosas de otra forma. Lo dejarías a la mitad.

  11. Anda que… menudo pijo por conducir un C5. No sé, Tripode, si sabes que probar coches es parte del trabajo de Javier. En ningún momento dice “mi C5” mientras narra el sueño (que además hay que tener narices de comentar eso y no leer el post para saber que es un sueño).

    Por cierto Javier, esperamos más post tuyos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.