Un día para recordar (II)

Restablecido de un mes frenético de actividad y cansancio, es momento de contaros lo que pasó el último viernes 27 de Julio. Todo comenzó unos días antes, cuando recibí una llamada de SandMan avisándome de que se iba a organizar una bien gorda en el Circuito del Jarama… Me quedé con “Ferrari”, “conducción deportiva”, “conducir”… 😀

Pensaba que podría estarme tomando el pelo, pero no, la cosa iba en serio. En ese momento me encontraba en Valencia de vacaciones, y resulta que de todo el año, organizan el evento al lado de mi casa justo cuando estoy a hacer puñetas 😐 Pero merecía la pena ir y volver por algo así.

SandMan conduce su Focus

Después de hacer tropecientas llamadas telefónicas y marear a amigos y familiares, consigo resolver el problema del transporte y del alojamiento, pues lo sensato es dormir antes de una cosa así. De modo que el jueves me acercó un amigo a Játiva, donde SandMan de Motorpasión y su novia SandWoman Ana me recogieron, rumbo a Madrid. Desde mi ingreso en MP, no le había visto en persona aún.

El viaje fue bastante agradable y nos lo pasamos charlando y contándonos mil y un anécdotas. En las cercanías de mi tierra, me cedió el volante de su Focus y seguimos el camino. Me encanta conducir, es un vicio. Soy como el del anuncio del Renault Megane antiguo que gritaba desesperado cuando se le acababa la carretera.

No hubo ninguna incidencia de importancia salvo nuestro encontronazo con uno de esos subnormales que van por la autopista a toda leche, con tráfico denso y adelantando en zigzag hasta por los arcenes. Le había visto por el retrovisor poco antes, pero por la velocidad parecía que se había salido de la autopista hacia Arganda, pero no, iba por el arcén. Me adelantó por la diagonal derecha en plan suicida, al menos había un mínimo de hueco. Ojalá te mates campeón 😉

Me quedé en casa de un familiar y ellos se fueron a un hotel. Era hora de reponer fuerzas y prepararse para el gran día, había que estar al 100%. A la mañana siguiente, con las cámaras cargadas (una Nikon Coolpix y una Sony Handycam), me recogieron y fuimos hacia el circuito. De pequeño lo había visto de pasada muchísimas veces, pues por entonces vivía en el norte de la Comunidad y la A-1 era paso obligatorio, y siempre tuve deseos de entrar. He tenido que esperar 24 años.

Hermanos Freire y SandMan

Al llegar al parking, conocí a otros blogueros como Jorge de DiarioMotor, Gonzalo de Espaciocoches y Luis Gatón de Actualidad Motor entre otros. En la foto, Jorge (centro), su hermano Oscar (izquierda) y SandMan (derecha). Ellos fueron los primeros en recibirnos.

A la puerta estaba un numeroso grupo de gente que venía por una promoción y el resto éramos blogueros que habíamos sido invitados por nuestro trabajo. Me llamó la atención que no superábamos la treintena, en cambio cuando he asistido a una presentación de un coche con periodistas puros, yo podría ser el nieto de casi todos los presentes y casi siempre soy el más joven. Tras pasar el rutinario control de seguridad, nos quedamos delante de una gran carpa donde estaba expuesta una escuadra de bellezas.

4 Ferraris

A mano izquierda, un Ferrari 360 Challenge, 430 Challenge, y dos unidades del de calle, uno coupé y el otro descapotable. A mano derecha, un Ferrari F1 (desconozco si original o réplica) y tres Alfa Romeo Brera: un 3.2, un 2.2 JTS y un 2.4 JTD.

Ferrari F1

Alfa Romeo Brera

Curiosamente, el que tenía montadas las llantas más modestas era el más potente. No quedaban mal esos “tribales” blancos pintados en los coches, no señor.

La organización nos invitó a entrar a la carpa, donde nos atendieron las bellísimas azafatas del evento, cuya labor fue fundamental para que todo saliese tan bien como salió. No pude evitar quedarme con un pequeñito recuerdo.

Cuatro diosas y un bloguero

Estaba sin desayunar, me tomé en el catering un vaso de zumo y un par de bollos. El café me pone nervioso y ya tenía suficiente con lo que se venía encima. Nos acompañaron al vestuario para dejar nuestra indumentaria de calle y vestirnos de pilotos como Dios manda. Lástima que hiciese tanto calor, más de 40º. A los invitados no nos dieron ni gorra ni camiseta roja, asi que teníamos dos opciones, o llevábamos el mono en plan garrulo con la camiseta o polo de otro color a la vista, o nos poníamos el mono completo con el exquisito calorcito que hacía ahí.

Pertrechados y uniformados, volvimos a la carpa a ver una presentación del evento de la mano de Carlos Mollá, el Consejero Delegado de BestLap, y otros instructores. Nos contaron de qué iban a ir las pruebas, los coches, los instructores… Los peces gordos estaban ausentes, como Marc Gené y Félix Porteiro, pero no hay de qué quejarse, los que tuvimos eran profesionales de pies a cabeza y con conocimientos a años luz de los nuestros.

Briefing de BestLap

También nos recordaron con muchísima educación y tacto, que el que hiciese el capullo iba a terminar el evento antes que los demás. Normal, a mi se me pondrían de corbata dejando conducir a gente que no sé ni si tiene carnet juguetitos de más de 140.000 euros, por muy bueno que sea mi seguro.

Los riesgos estaban medidos y calculados, y las medidas de seguridad nos anunciaron que eran buenas, y tuvimos ocasión de comprobarlo. En mi opinión, creo que se excedieron un poco con la seguridad, pero bueno, así son estas cosas. Lo importante era disfrutar y pasarlo bien, pero con cabeza.

Nos dividieron a los presentes en 3 grupos. A los blogueros nos tocó en el verde, y las actividades que nos correspondían eran por orden: Alfa Romeo, Ferrari y karts. Una de las chicas nos acompañó a la zona donde iba a realizarse nuestra actividad. Consistía en dos partes: frenada asimétrica y slalom. Me froté las manos, por que esos ejercicios me los enseñaron al poco de sacarme el carnet.

Zona Alfa Romeo

En el siguiente post, os cuento esta actividad, si no esto se hace interminable 😉

Continuará…

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


11 pensamientos en “Un día para recordar (II)”

  1. Arf! Vaya careto de sueño que tengo en la foto… XD Esas fotos no se publican, que parece que salga de un after en lugar de estar recién levantado…

    Muy guapa la foto desde dentro del coche 😉

  2. Joeee… si es que a esas horas no había ninguna persona a 5km a la redonda, no se podía sacar fotos jeje

    Muy buena la primera parte, en tu línea 😉

  3. pero que pedazo de envidia que tengo… nada mas y nada menos que un ferrari… y yo mientras en la universidad “trabajando”, manda “webs”.
    Espero que lo disfrutaras (de lo cual estoy seguro) y espero impaciente tu siguiente post!

  4. que grosso papa! ha de haber sido un dia inolvidable…
    excelente tu trabajo en motorpasion! siempre leo todos los post aunque es la primera vez que te firmo, un saludo viejo y que sigas bien!
    gummi
    pd: dijistes que eras el mas joven o algo asi, que edad tiene?

  5. niño a alguna con la emocion se nos olvido llevar camara de fotos al evento, si tienes mas fotos podrias compartirlas. GRACIAS. Una amiga de LEON


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.