Sueños extraños

Un día, me despertó una llamada de teléfono. Me llamaba Emilio de Renault, hecho una furia, preguntándome por cierto Renault Laguna que hacía 2 meses que debía haber devuelto. Maldita sea, aún seguía aparcado en mi calle. Estaba muerto de la vergüenza, “¡Enseguida bajo a devolvértelo!”. Segundos más tarde, desperté.

He soñado varias veces que había coches que “se me había olvidado” devolver (no precisamente por que me entusiasmasen, sino por desidia) y que como pasaba el tiempo me daba más palo devolverlos y ahí seguían. En casi 4 años de probador, sólo he devuelto un coche tarde, 1 día, por encontrarme mal. El resto de las ocasiones he pedido permiso previo para estirar un préstamo un día o dos, pero siempre he cumplido. No entiendo ese temor subconsciente.

Hoy ha sido un poco más curioso. Medio dormido, medio consciente, estaba pensando en qué coche pedir próximamente. Estaba pensando en un modelo concreto X 3 puertas, de una marca Y, pero no, tengo que avisar a esa marca con más antelación y me dirán que para dentro de un mes.

Después de desayunar, ya espabilado y tal, me llega una llamada de la marca Y. Me dicen que si la semana que viene puedo recoger el modelo X para probarlo. Acto seguido he dicho “¿Me habéis leído el pensamiento mientras dormía? ¡Pensaba pedir exactamente ese modelo, con ese motor!”. La señorita que me atendía se rió, muy disimuladamente, pero a fin de cuentas se rió. Mejor imposible.

Ale, solucionado, todos contentos e hiperfelices 😀 Para postre como lo quería, en 3 puertas.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


5 pensamientos en “Sueños extraños”

  1. No me digas por que pero creo que es un kia pro_cee’d. Ha sido el primer coche en que he pensado. No contestes que como sea verdad a la mierda la sorpresa.

  2. Sobre el sueño: supongo que no es necesario que te haya pasado eso a lo que temes (en tu caso, devolver tarde el coche), pero en cualquier caso es sintomático de cuál es tu máximo temor. Dicho de otra manera, eres un tío responsable hasta la obsesión. 😀

  3. ¡Oh, halagador!

    No soy precisamente una persona responsable hasta la obsesión, pero al menos con el tema de los coches procuro ser lo más formal posible.

  4. menudo panico a devolver el coche tarde….jajajajja.pero ojala pensara yo, vaya me gustaria probar este coche y acto seguido me yamara una señorita diciendome: “pase a recogerlo”. seria simplemente…… increible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.