Cuando ves pasar tu vida en un segundo

Cada vez que veo este vídeo, se me ponen los pelos de punta. Por un lado, es un derrape magistral y sublime, por otro, una conducta que pasa de temeraria a homicida. Seguro que el conductor que venía de frente pensó durante unas décimas de segundo que estaba a punto de morir:

Imagen de previsualización de YouTube

Si llego a estar ahí, me da algo. Vale que he tenido que frenar más de una vez para no participar en un choque frontal por un adelantamiento mal calculado, casi deteniendo el coche, pero una situación tan extrema ni una sola.

¿Qué se le pasaría por la cabeza al que estaba conduciendo ese BMW? ¿“Voy a matarme con estilo”?

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


4 pensamientos en “Cuando ves pasar tu vida en un segundo”

  1. “Si tu mensaje es ininteligible, será eliminado sin piedad”. ¡Gracias!: así se hacen blogs de primera categoría.
    Me consuelo saber que la policía ya está empleando estas grabaciones para detener a los culpables.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.