Los coches sin nosotros

No recuerdo de dónde saqué esta imagen, tal vez de un fotolog. Los coches son unos elementos con los que nos hemos acostumbrados a vivir, y sabemos que tienen una vida útil determinada. Pero, ¿qué ocurre cuando el desgaste del tiempo es excesivo? Lo que nos parece tan robusto: acero, hierro, aluminio… en una escala temporal muy poco acelerada, con el paso del tiempo se convierte en simple polvo.

Podría aprovechar para tirar la indirecta de que hay que mantener el coche, pero me reservo para otra ocasión.

Recomiendo encarecidamente la visión del documental “La vida sin nosotros”, en el que se explica lo que ocurriría con el planeta si de repente la población humana fuese 0, que nos hubiésemos esfumado. En un tiempo relativamente corto, no quedaría casi ni rastro de la especie humana ni de lo que hizo. De hecho, podría haber ocurrido ya sin que los arqueólogos pudieran darse cuenta.

Ver de forma acelerada qué le pasa a un coche con el paso de las décadas es auténtico Dolorpasión™. Y todos correrían el mismo destino, como edificios, monumentos, soportes de almacenamiento, libros… cualquier signo de que hemos existido. Incita a la reflexión. Lo único que no menciona es que los rastros de radioactividad donde ha habido explosiones nucleares (al respecto, hay que ver “Trinity & Beyond”) y la basura formada por plásticos, sí que tardaría más tiempo en desaparecer.

Plymouth Belvedere de Tulsa

Resulta especialmente triste darse cuenta de que, de lo poco que quedaría de nuestra existencia, sería la puñetera basura… Pero bueno, me da que eso no lo voy a vivir, ni tú tampoco 😛 Para muestra de que esto es más que una colección de delirios mios, pongo un ejemplo real. El coche que ves sobre estas líneas es un Plymouth Belvedere, que se enterró en 1957 en Tulsa (EEUU) una estancia aislada de todo, para ver cómo aguantaba el paso de los años.

El desenlace, totalmente desolador, es el siguiente, en 2007:

Plymouth Belvedere de Tulsa

¡50 años! Imaginadlo en 100, y dudo que quede nada de él. Si quieres conocer su historia, léete estos posts de SandMan (en orden inverso).

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


3 pensamientos sobre “Los coches sin nosotros”

  1. pues yo tengo un proposito, y es vivr eternamente, hasta ahora lo estoy consiguiendo jeje.
    La verdad que me gustaria sentir lo que se siente tenindo todo el mundo para mi solito aunque creo que me aburriria un poquito.
    Esto es como la pelicula “Soy leyenda” al final solo quedarian unos pocos ( si quedasen) y sin coche que es lo mas triste jeje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.