La aventura de pinchar un enlace en Internet

Creo que ya van 10 años o más desde que empecé a navegar por Internet. Al principio me fascinó la facilidad con la que se puede llegar de un lado a otro del Mundo simplemente siguiendo enlaces, y aún hoy, a veces me sorprende. Me encontraba viendo un vídeo de Youtube y me dio por mirar las Webs que habían enlazado dicho vídeo.

Pues bien, aterricé en una Web japonesa y vi que había más vídeos similares por ahí, y una publicidad curiosa. No suelo fijarme en los anuncios, pero en estos se veía una ristra de imágenes de hombres masajeando efusivamente pectorales femeninos de talla muy superior a la standard… y he tardado en darme cuenta. ¿Qué tienen que ver las tetas con las carretas?

Necesito hacerme la cena. Estoy cansado.

Internet es como una caja de bombones, ¡nunca sabes qué te va a tocar!

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


3 pensamientos sobre “La aventura de pinchar un enlace en Internet”

  1. Internet es como una caja de bombones, ¡nunca sabes qué te va a tocar!

    Almenos siempre sabes que te va a tocar porno xDDDD

  2. Lo malo es que te salgan ésas cosas en un lugar comprometido.

    En el trabajo delante del jefe mientras consultas/buscas algo…

    Delante de la familia…

    O peor aún… que te aparezcan en solitarios, tengas que atender otra cosa y no cierres la ventana, bloquees con contraseña del salvapantallas, o ni apagues el monitor, y llegue quien sea y… “anda, mira en lo que se entretiene éste por internet”… xD


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.