Ser alcalde no significa llevar un coche espectacular

Alcobendas

Alcobendas es una población al Norte de Madrid que conozco a medias, ya que muchas veces tengo que ir ahí a recoger coches de prensa, se concentran varias sedes en la zona. El Metronorte y diversas líneas de autobús que salen de Plaza de Castilla ya me son familiares. Por lo visto es la segunda ciudad de España en facturación de multinacionales y tienen cotizando a la seguridad social a prácticamente toda su población. Vamos, que les va bien.

Sin embargo, su alcalde hizo unas interesantes declaraciones a Telemadrid el pasado día 14. Le cito textualmente, porque tiene tela, en referencia a la megalomanía automovilística que infecta a algunos regidores de España:

“Deberían hacérselo mirar. El hecho de ser acalde no supone que tengas que tener más que lo demás. Todo lo contrario, que tienes que trabajar por los demás. Ser alcalde no significa llevar un coche espectacular. Me parece mal. […] No debemos olvidar nunca que somos administradores de dinero ajeno. De todo el dinero que gastáramos durante el ejercicio del gobierno deberíamos tener explicación.”

Con un par, señor García de Vinuesa. Ahora bien, ¿qué coche tiene el alcalde de Alcobendas? Un Audi A6 que costará 54.000 euros a lo largo de cuatro años, según 20 Minutos. El edil de Getafe, Pedro Castro, dijo en su blog que su coche oficial, un Audi A8 (más caro y lujoso que el A6) no costó 120.000 euros, sino que se compró por 40.000 tras haber pagado un renting durante unos años, por valor de 80.000. ¿Cuánto es 80.000+40.000? La leche…

El señor García de Vinuesa puede parecer un hipócrita de tres pares de pelotas… pero el nivel de vida de su localidad es superior al de Getafe, y no por ello tiene mejor coche.

Otro que no se queda corto es el edil de Leganés, que se ha gastado 80.000 euros en un Citroën C6 que tiene extras de seguridad, imagino que se refiere a blindaje o inhibidores. ¿Cuánta gente ha intentado cargárselo? Leganés es “peligrosillo”, ¡¡pero no tanto!! No me parece justificable.

En mi opinión, es más razonable la elección del alcalde de Torrejón, que se mueve en un Peugeot 407 heredado de la anterior alcaldesa, el modelo básico. Eso es otra cosa. Y no creo que su seguridad peligre más que la de otros funcionarios de su consistorio.

¡¡Regulación por Ley YA!!

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


7 pensamientos sobre “Ser alcalde no significa llevar un coche espectacular”

  1. Kedge has leido bien¿no? Pues ahora busca de donde son los alcaldes de Alcobendas, leganes o Torrejon de Ardoz.
    Te lo digo yo PP,PSOE y PP respectivamente… otro ejemplo mas…
    Aun asi con un 407 van sobrados!! y con menos….

  2. Jmt, no la líes aquí también, por favor. Si no tenemos en la mano una estadística seria sobre qué alcaldes de qué partidos se gastan más de 60.000 euros (pongamos) en coche oficial, toda generalización será tendenciosa y seguramente desleal a la realidad (independientemente de mi alineación política, insisto). En todas partes cuecen habas.

  3. Ya esta claro, yo no digo que se han mas honrados unos que otros seran iguales, como bien has dicho no tenemos una estadistica,anque no es dificl de conseguir… Estaran igualados en corrupcion… pero como KEdge puso y los del “PP son iguales o mas” por eso puse mis comentarios en el otro post y en este… sino hubiera dicho lo tipico que es una verguenza…y punto.
    Por mi ya esta acabado el tema.
    Un saludo!

  4. No voy a repetir lo que puse en la otra entrada porque al final Javier se va a cabrear conmigo y paso de que se enfade conmigo por un flamer como tú.

  5. Mejor no quiero saber qué coche utilizan en la alcaldía de Marbella – con Puerto Banús bien cerquita -, Valencia (agarraros, que con el tema del nuevo Valencia Street Circuit, veremos como digan a renovar flota, me veo a Rita Barberá en un Lotus Elise por ejemplo)… y bueno, y por toda la geografía.

    Aquí en Sevilla… pues la verdad, no recuerdo exactamente que modelitos han utilizado exactamente unos y otros, pero vamos, ninguno se queda muy corto. Eso sí, al menos a Audi A8 no llega, y si la memoria no me falla tampoco se tratan de BMWs Serie 7. Me parece que más presupuesto se lleva cada dos por tres Lipasam en flotas de camiones de limpieza nuevos (con cada vez menos mano de obra), barredoras… para al final seguir viéndolos algún día que otro en los mismos sitios, o en épocas de eventos y festividades importantes, y poco más. ¡Ah! y para pagar la Escoba de Oro, que no sé quién narices la concede cada año :lol:… pero que esa tampoco es gratis, y me imagino quiénes la pagamos. Cada vez que dan cifras de esos presupuestos… esos sí que dan hipo. Los 80.000 euros que en total han sido los de ese A8 de Getafe se quedan en calderilla.

  6. El deporte de Alcobendas: La Moraleja C.F.

    Valdelasfuentes, Fundal, Balonmano, Baloncesto, Hockey, Rugby, Atletismo, Ciclismo, Voleybol, una población mayoritariamente practicante de la actividad física y todo ello en manos de una familia de “ricos” de nuestra ciudad.

    Salazares, Páramos, Salazares con Páramos, concejalías con presidencias de clubes, concejalías con direcciones generales de fundaciones, direcciones generales de fundaciones con presidencias de clubes y el Sr. Alcalde, desde su atalaya de la Moraleja abriendo las puertas del deporte de nuestra ciudad al Sr. López Viejo, a ese preboste del deporte madrileño, a ese honradísimo gestor del deporte de nuestra Comunidad y modelo de vecino de la Moraleja.

    El Sr. López Viejo nos “regaló” grandes cosas como esa maravilla que supone el enorme avance en la gestión deportiva de poner dinero en época de crisis para celebrar el grandioso evento que es el Torneo de la C.A.M. de Baloncesto, cosa que no hace ni Fuenlabrada, teniendo equipo ACB.

    Gracias Sr. López Viejo. Qué grandiosos eventos, qué maravillosas inauguraciones, con o sin espías. Qué tremenda gestión debieron realizar entre usted y nuestro queridísimo alcalde para conseguir la temporada pasada aquellos 400.000 euros que mantuvieron a nuestro balonmano en Asobal.

    Gracias Sr. López Viejo por acercar a nuestra ciudad a grandísimas empresas como Licuas. Nos hacía mucha falta, evidentemente; es notorio el déficit de iniciativa privada y apoyo al deporte que nuestra ciudad ha sufrido a lo largo de la historia.

    Gracias, insigne vecino de la Moraleja. Mientras, dos añitos aparcando nuestros coches en ese miserable barrizal que era el aparcamiento del Polideportivo José Caballero. Nuestros queridos y solidarios vecinos de la Moraleja no parece que hayan protestado demasiado por ello. Seguramente esto serviría para embadurnar el nombre de quien les regaló éste deporte que poco a poco están destruyendo.

    En lugar de mejorar las instalaciones que se han quedado obsoletas o impracticables, grandes eventos y construcción de pistas de paddle y aparcamientos por y para la iniciativa privada en terrenos públicos y campitos de hierba artificial en la Moraleja.

    En lugar de apoyar a las asociaciones locales, subvenciones para otras que se han permitido utilizar el nombre de nuestra ciudad estando domiciliadas fuera de ella y jugando a crear grandes clubes de fútbol para que las eminentes familias que dirigen nuestro deporte jueguen a Florentinos, con un poquito de arroz y otro de pizza.

    Estos señoritos futuros prebostes de nuestro deporte, familiares o amigotes de nuestro querido concejal, no duden de que tienen como primer objetivo “eliminar” a todos los que puedan hacerles sombra y ser testigos de sus actos, como son la utilización del deporte para sus negocios de “importación” del extranjero de jóvenes, quienes tras pagar interesantes cantidades de dinero se trasladan a los chalets de las promociones que no han conseguido vender para vivir allí mientras estudian y practican fútbol, convencidos sin duda de que van a ser fichados por algún grande.

    Sr. Vinuesa, su subsede olímpica murió el día que puso el deporte de nuestra ciudad en manos de sus amigos de la Moraleja, a quienes lo único que les importa del deporte es asistir a los palcos y entregas de premios en grandes eventos, como a usted.

    Sr. Vinuesa, sus amigos de la Moraleja, con su concejal al frente regalan campos a unos, ponen cortapisas a otros, apoyando a sus amigotes y familiares, Salazar, Paz, Páramo, telepizzeros, arroceros, etc., al tiempo que ahogan a otros que han estado muchísimos años dando parte de sus vidas y un enorme esfuerzo por el deporte de nuestra ciudad.

    Sr. Vinuesa, sus amigos de la Moraleja lo único que buscan es crear ese gran club, aprovechándose de los apoyos que a lo largo de la historia de Alcobendas otros han conseguido para el deporte de nuestra “Gran Ciudad”. Con ello podrán ser importantes y no unos ricachones mediocres, como son ahora, a quienes todo les ha caído por herencia o a través de la Vicaría.

    Sr. Vinuesa, el final de todo esto va a ser “La Moraleja C.F.”, la caída de otros deportes que han llevado nuestro nombre por toda España durante años, la desaparición de Fundal, motor de nuestro deporte, en beneficio de otras fundaciones con otros intereses, y un deporte “de paletos ricachones”. Viva el fútbol cutre.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.