Acerca de la rapidez de Samsung España

Samsung LE32A336J1

Esto de tener un blog personal es una cosa guay. Una de las cosas que más me gusta es que en un momento dado puedo hablar de un tema completamente diferente y cuando me dé la gana. Por eso voy a hablaros de lo que me ha pasado con Samsung, quizás le pueda ser de utilidad a alguien.

Por noviembre ya estaba harto de no tener un televisor en mi piso de soltero alquilado, es un elemento imprescindible para la supervivencia. Tenía ahorros y ganas de pillarme un buen televisor, de hecho sería el primero que me compraría. Me fijé en uno bueno, bonito y barato, el Samsung LE32A336J1 de 32 pulgadas.

Quise comprarlo mediante financiación sin intereses, y después de presentar 800 papeles no conseguí hacer la operación, así que se me cruzaron los cables y pagué a tocateja con extensión de garantía a cuatro años, 485 euros, incluyendo un generoso descuento por ser amiguete del vendedor, ¡gracias Josemi!

El caso es que yo estaba encantado. Podía tener enchufados a la vez el ordenador, la cámara Video8, un VHS, la TDT y la pera. La de películas que me habría visto en pocos meses, y menuda comodidad eso de ver el telediario en la TV en vez del ordenador. Y entonces vino mi calvario.

En febrero, cuando atravesé el catarrazo anual, mi fiel compañera murió. La imagen se puso en negro y no conseguí volver a ver nada más. Ni un fotograma, estaba chunga. Llamé al servicio técnico y pasaron a recogerla en menos de 48 horas. “¡Qué profesionales!”, pensé. Me dijeron que tardarían una o dos semanas.

¡Y un huevo! Eso fue a primeros de febrero. Pasado un mes pregunté por ella, y me dijeron que tenía una pieza rota y que había que cambiarla. Bien, llamo después y me dicen que me cambian el televisor entero porque no hay repuestos. Ya nos plantamos a mediados de abril.

Samsung LE32B350F1W

Después de llamar unas siete u ocho veces, me entero que me dan uno nuevo de características similares y que está en camino. No sé si se referían a que mandaron a un tío desde Asia con la tele a cuestas, porque de otro modo no me lo explico. Volvió a mi casa hace dos semanas. El modelo nuevo es un Samsung LE32B350F1W.

Efectivamente las características eran similares. Más liviano, un poco más compacta a igualdad de tamaño de pantalla y gastaba la mitad de luz que la anterior, de 150W a 75W pues hay diferencia. Los altavoces son un poco peores, pero bueno, eso me da igual, para algo tengo los altavoces 5.1.

De no ser por haber tardado cuatro putos meses pensaría que he sido bien atendido como cliente. Creo (y cualquiera supongo que también) que es un tiempo excesivo, por mucha crisis que haya, no se puede tardar tanto en reemplazar un televisor estropeado. Eso sí, la atención telefónica impecable, y bendita página de no más números 900 para llamarles gratis.

Estoy contento con esta marca cuando sus componentes funcionan, lo digo por el televisor y un móvil, el Samsung SGH-E250V, que me costó sólo 11 euros por programa de puntos. Es sencillo a matar, pero hace todo lo que yo quiero que haga un teléfono.

Samsung SGH-E250V

No me hace el desayuno ni me dice que me quiere, pero sirve para hablar, mandar mensajes, hacer fotos chorras, oír emepetreses y esas cosas. También me dieron muy buen resultado un par de monitores CRT de 15 pulgadas hace unos años, cuando no tenía dioptrías en mis cansados ojos de tanta “pantallita”.

Eso sí, lo del servicio de atención al cliente ha sido una cagada. Supongo que este post hará un poco la puñeta a su imagen de marca, pero creo que será poco comparado con la puñeta que me hicieron dejándome sin televisor después de haberme dejado una pasta de mis escasos ahorros. Si lo llego a saber, me pillo una OKI o una LG y a tomar por el c…

¡Dios, qué a gusto me he quedado! Adoro el placer de la venganza.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


11 pensamientos sobre “Acerca de la rapidez de Samsung España”

  1. Por eso me pillé yo una LG (mentira cochina, fué porque estaba de oferta en el corte inglés, pero influyó mucho), JAMÁS me ha fallado ni un solo cacharro de marca LG. Desde la primera unidad de CD de 2x que compre para mi 386, pasando por pantallas, todo lo LG que he comprado ha funcionado hasta que me he hartado de ello.

    Creo que una vez ví una unidad de DVD rota tras varios años, pero el uso fue continuo y diario, por lo que lo mismo el laser llegó a su vida útil.

    El día que falle algo se que el servicio técnico va a ser igual de malo que el de Samsung, si buscas un poco verás que no se libra ni uno.

  2. LG es una marca coreana derivada de GoldStar, aunque tu hayas tenido bastantes buenas experiencias, eso no hace buena a la marca (es como si un amigo te dice que le ha salido un Dacia Logan fantastico, no creo que lo sugirieses a un familiar como buena marca).

    De hecho LG existe desde 1995 (ya sabes, antes era GoldStar). Me cuesta creer que en la epoca de tu 386 (que recordemos, dicha arquitectura se empezó a comercializar en 1985) existiese la marca LG como tal. Es más si lo compraste posteriormente al ordenador (si realmente es LG, lo comprarias después de 1995), me cuesta aún más creer que la velocidad fuese 2x y no fuese al menos 4x u 8x.

    En tu historia hay flecos que fallan, no parece muy verosímil.

  3. Javier, no desdeño que ahora con la tele en tu casa otra vez te sientas bien a gusto para escribir y poner a Samsung un poco en su sitio. Si lo hubieras hecho escrito a las dos o tres semanas de que se lo llevaran habría existido una mínima posibilidad de que les hubiera llegado la queja y se espabilaran, como les ha pasado a otras personas al poner sus pegas en el blog. Siempre debemos exigir que las cosas vayan lo mejor posible, por supuesto, pero mejor de la manera más adecuada y a su tiempo, para ser más efectivos.

    También coincido contigo en que Samsung en general es fiable y robusta en toda la variedad de cosas que fabrican. Tengo desde hace más de tres años dos microondas, dos móviles y un portátil y cero problemas. Además este último con buen soporte técnico en su página, cosa que no se puede decir de muchas marcas. Por lo visto gran cantidad de paneles LCD los fabrica Samsung (creo que eran dos empresas las que se repartían el bacalao en todo el mundo), que luego los remarcan otras compañías. Así que para otra vez, quéjate antes y no sólo tú te beneficias de las posibles mejoras del servicio 😉 .

  4. Mis padres han tenido un problema similar con un grabador de dvd. después de muchas vueltas y dos meses sin el aparato les han dado otro nuevo, pero da igual, les ha ido una reclamación a consumo.

    El SAT funciona, pero muy muy lento y teniendo que estar constantemente detrás de ellos.

  5. Yo tengo en casa un televisor igual pero de 52″ y la verdad que esta muy bien ya llevamos casi un año con ella y sin problema. Pero llevamos como 3 meses esperando a un codificador que tiene que arreglar el antenista….. y de momento ver la TV en segun que TV suele ser un suplicio no hay ningun canal ordenado ni se puede hacer bien porque se vuelven a cambiar….

  6. Capullo porque no me lo habias dicho? te la hubiera mandado yo desde el curro y en 15 dias la tienes en casa, no lo sirvo para el descuento jejejeje

  7. En casa estamos también de retraso, pero esta vez para recibir el pedido, no para reparación. Hace como mes y medio que compramos una nueva cocina de gas, que la que tenemos le da cualquier día por inmolarse.

    Menos mal que lo único que está entregado es la señal (y se puede retirar en cuanto se quiera). Pero de 20 días que dijeron que tardaría ya hay. Tras dos llamadas, comentan que es una cocina que no hay en stock y que conforme llegan los pedidos se manda fabricar.

    La cuestión es si la cocina va por cadena de montaje como tantísimas hoy en día o es que un chapista, tornero y especialista en trabajar con metal hace artesanalmente cada una de las piezas y las ensambla cuidando de cumplir con unas estrictas tolerancias máximas entre piezas, cual Rolls Royce. XD

    En fin, que ya está en camino (¿por SEUR o también con “transporte ecológico”?) y casi de rodillas nos decía el responsable de pedidos y ventas de donde la compramos que así lo acababa de comprobar personalmente. A ver si es verdad, que hace como medio mes que llamamos tras el primer retraso venía también para la semana siguiente.

    P.D.: La cocina es un modelo de 70 cm de Zanussi, de gas con horno eléctrico toda ella en acero inoxidable (como la actual que tenemos que tendrá ya cerca de 20 años). Vamos, dentro del catálogo es una de las completitas, pero tampoco deja de ser una pxxx cocina de gas con horno eléctrico de una dimensiones estándar y de acero inoxidable, que sacarán las piezas como churros por moldes.

    P.D.2.: Luego dicen que la crisis es porque la gente tienen las fortunas y los millones “apalancados en el colchón” y no gasta. Manda huevos.

  8. ¿ Estas seguro de que el movil que ilustras es el modelo SGH-E250V ?
    Porque ese modelo es el que tengo yo y es ligeramente diferente al de la foto.
    Por lo demás, estoy de acuerdo contigo, he comprado ese movil y un monitor de 21” y he de reconocer que estan muy bien.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.