El blog de Javier Costas cumple tres añitos

El día 16 de agosto de 2006 se me ocurrió comenzar un espacio nuevo orbitando sobre PacoCostas.com, medio en el que trabajaba por entonces, para empezar mis andanzas por eso de la blogosfera. Desde entonces ha pasado de todo en mi vida personal, profesional… hasta académica.

Pensé que con motivo del tercer aniversario era una buena idea refrescar el diseño, que el que tenía se había quedado un poquito desfasado. Ahora es más cómodo de leer en monitores con alta resolución, con un mínimo de 1024×768 para la mayoría de personas. Lo siento a los de 800×600, sois minoría.

Hay cosas que no están traducidas a castellano, funciones que no funcionan (valga la redundancia), imágenes provisionales (como la de los edificios), cosas que aún pueden cambiar de sitio… Quise que estuviese listo el domingo pero no pudo ser.

Entre otras cosas, ahora es mucho más fácil seguir mi trabajo en otros blogs, ya que los titulares están a la izquierda. Si alguien encuentra algún fallo garrafal, le ruego que me avise. Por ejemplo, me di cuenta de que las galerías no funcionaban, pero eso ya está solucionado. Aún quedan algunos pequeños retoques pero vamos, que lo esencial ya va.

Un abrazo para todos los que seguís leyéndome, los que me leyeron y los que me leerán. Gracias por vuestra compañía 🙂

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


7 pensamientos sobre “El blog de Javier Costas cumple tres añitos”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.