Renault Mégane II, a un paso de la extinción

Renault Mégane

Acaba de hacerse público el modelo que va a sustituir al Mégane Sedan en el mercado, así que ya está casi toda la gama renovada. Será presentado en el Salón de Frankfurt y se llama Renault Fluence. Desde 2008 se está renovando la segunda generación del Renault Mégane (2002), ya sólo queda el Coupé-Cabriolet y la versión más radical.

Me parece comprensible que la gente se haga un lío con las distintas denominaciones que tiene la gama, así que he hecho una pequeña lista que “traduce” el modelo equivalente de Renault Mégane II a Renault Mégane III.

El modelo antiguo aún se puede encontrar en los concesionarios. Hay stocks de los compactos (3 y 5 puertas), monovolumen (Scénic) y familiar, y de momento en carrocerías sedán y convertible. Cuando el Fluence salga a la venta los Sedan empezarán a desaparecer.

Veamos pues las equivalencias entre la gama anterior y la actual:

  • Mégane II 3p -> Mégane III Coupé
  • Mégane II 5p -> Mégane III Berlina
  • Mégane II Sedan -> Fluence
  • Mégane II Grand Tour -> Mégane III Sport Tourer
  • Mégane II Coupé-Cabriolet -> Sucesor no presentado
  • Scénic -> Scénic
  • Grand Scénic -> Grand Scénic

De la gama actual sólo he probado el Mégane Coupé 1.5 dCi, el resto para más adelante. Sin embargo de la gama antigua probé unos cuantos:

La prueba del Coupé-Cabriolet la acabo de colgar en mi nevera de pruebas, fue en 2005, el primer descapotable que probé en mi vida. Hacía un frío de la leche cuando me lo cedieron, pero eso no fue inconveniente para ir sin capota (con guantes) y la calefacción a saco. Mereció la pena, pero casi se me congelan las orejas. Y si no llego a tener el pelo un poquito largo, hasta las ideas.

Personalmente el Mégane nunca ha sido santo de mi devoción, pero entiendo el éxito que ha tenido, pues tenía la mayoría de las cosas que pedía la gente, y eso no hay quien lo niegue. Con la nueva generación hasta quien no se planteaba en su vida comprarse un Renault va a tener más difícil pensárselo.

A ver con qué modelo reemplazan al Coupé-Cabriolet, el listón está alto. No podrá ser con la colaboración del carrocero Karmann, que ha dejado el negocio recientemente. Una cosa está clara, el nombre seguramente será distinto, espero que no nos líen mucho. Tal vez para 2010 sea presentado, pero esto es especulación pura y dura.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


3 pensamientos sobre “Renault Mégane II, a un paso de la extinción”

  1. Varios apuntes…

    Maldita manía de no dar continuidad a los nombres…

    Con la versión más radical… te refieres al F1 Team? porque el megane Renault Sport ya se puede encargar (en teoría)

    El Megane CC me parece feo, por la desproporción que reina en él.

    Como crítica a la generación II de Megane (de las pocas que puede tener): La imprecisión y flotabilidad de su dirección. Fue lo que más me llamó la atención al probarlo. Por lo demás, gran coche.

    El apellido Sport (por Sport Tourer) se utiliza con demasiada facilidad… Maldito marketing. Ahora Renault, Opel, Seat y creo Honda ya lo utilizan.

  2. Se que no viene a cuento, pero… ¿sabéis si le pasa algo al server de OpenID? No consigo loguearme y parece que en Motorpasión tampoco comentan los usuarios más antiguos, es decir, los que se registraron cuando solo se podía hacer por OpenID.

    #1 Totalmente de acuerdo 😀


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.