Antonio Ozores, ¡qué grande eres!

Imagen de previsualización de YouTube

Esta semana se ha ido otro de los grandes, uno de los mejores cómicos que ha parido España en los últimos tiempos. Sobra todas las presentaciones, hablo de Antonio Ozores. No he visto ni de lejos sus 160 películas, pero en todas las que vi acabé llorando de la risa.

Quitando alguna que haya visto empezada y no sepa ni cómo se llama, me quedo con “Al este del oeste”, “Los energéticos” y “Jet Marbella Set”, más un trocito de “Los bingueros”. Con la primera, es una de las películas que más me han hecho reír en la vida. Tanto, que he conservado desde hace ¿15? años una copia en VHS grabada de la tele, con una calidad lamentable.

Menos mal que me la acabé consiguiendo en SATrip (grabada de la TV satélite), una película grandísima a pesar de su baja calidad cinematográfica. Antonio hizo reír a generaciones de españoles, con un estilo inigualable y su habla “atropollada”, capacidad de gesticulación… Me ha dado mucha pena que se haya ido.

Pero bueno, ha dejado un legado artístico y fílmico considerable, así que siempre va a estar entre nosotros. Antonio, te mando un abrazo. Cuídate.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


2 pensamientos en “Antonio Ozores, ¡qué grande eres!”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.