Nos hacemos mayores

Hoy, concretamente hoy, me siento viejo. Hoy se casa el primero de mi círculo de amigos, con otra amiga. Les deseo lo mejor, son una pareja estupenda. Él se llama Rubén, ella Natalia, tienen casi 30 años. Hoy me he enterado que Enric,  un compañero de instituto, acaba de ser padre. Enhorabuena papi.

Cuando tus amigas empiezan a hacer despedidas de soltera, cuando te brilla la cabeza por las canas, tus amigos se van quedando calvos o parcialmente calvos, los bancos te clavan comisiones, se agota el Carnet Joven, te das cuenta que terminaste el Bachillerato hace una década, empiezas a hablar con la gente añadiendo “hace tanto que no hablamos”, sacas el Scalextric de una caja polvorienta del altillo…

… cuando todo eso sucede, buf. Las chicas de la edad de mi hermana pequeña son mayores de edad (19 años), pero las veo como a unas crías, y a los contemporáneos de su mellizo, unos mocosos (con cariño). Me gustaría formar familia, pero no tengo a la vista ni fecha de boda (sea del tipo que sea, incluso por el rito pastafari), ni futura madre (mi pareja actual pasa del tema). Bueno, dicen que marcarse metas en ese sentido no ayudan a nadie a ser feliz. Ya caerán… cuando caigan.

Pero joder, empiezo a sentirme viejo. Cuando miro mis Walkman, simuladores de vuelo originales en PC-SVGA, las pistas de Scalextric con coches pre-2000, maquetas sin terminar, los LEGO en cajas, e incluso mi coche, veo que estoy rodeado de tecnología obsoleta, el tiempo pasa más deprisa de lo que puedo asumir. Y mientras tanto, con 28 años, todavía no he asumido los 25, y no sé que será de mi en 2013 cuando caigan los 30.

Mi abuelo fue padre a los 21 años, mi padre a los 25, yo me veo a los 30 o más… A este paso nos vamos a extinguir en pocas iteraciones 😛 A veces pienso en la paternidad, no me da miedo, no banalizo con lo que supone serlo, pero vamos, no lo vería como el final de mi juventud sino como una recarga de pilas, hasta que los chavales me pidan las llaves del coche. Entonces ya si que se jodió.

Tengo que calibrar mi reloj biológico, últimamente él y el de pulsera no se ponen de acuerdo. La palabra hipoteca me produce alergia, es algo que desterraré de mi pensamiento hasta que los precios de las casas vuelvan a ser “reales”, y si eso no ocurre, me la construiré con mis propias manos en un terreno a precio de saldo en un pueblecito. Pero ya tengo varios amigos casados con el banco. Pobrecitos.

Me abruma tanto blanco en la pantalla de edición que tú, querido lector, no ves. Falta mucho por rellenar, en este post y en la vida en general. Supongo que me he quedado sin ideas, no paro de oír los chapoteos de la piscina de los vecinos, así que voy a mandar a tomar por saco el ordenador un ratito, y voy a coger algo de moreno. Feliz fin de semana.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


7 pensamientos sobre “Nos hacemos mayores”

  1. Yo fuí padre hace 22 meses con 29 tacos y voy camino del segundo (asi cumplo y levanto la tasa de natalidad).

    Pero soy un pionero entre los amigos. Cuando llegue estará bien llegado. No tengas prisa, pero no desperdicies momentos.

    Generalmente son ellas las que meten presión, no nosotros…

  2. 🙂 Disfruta el día a día y no les más vueltas a las cosas. A veces me he descubierto pensando parecido a ti pero me la risa floja y sigo con una sonrisa 🙂 tengo 35, sin hijo, sin hipoteca y con tecnología casi obsoleta 🙂 pero sigo sonriendo como si nada 🙂

    AMOOOOOS CHACHOOOOO!!!

  3. Que procreen los ricos que pueden, y que sus hijos trabajen para ellos y pagarles sus beneficios y pensiones.

    Oh wait!

    Nein, nein, nein… ¿cómo dijo ese “estudio” reciente? ¿Que la gente ahora es joven hasta los 35 años?…

  4. De repente caigo en esos pensamientos… pero me da nostalgia mas aquello que ya no realicé en su momento, es como nostalgia de lo que no fue porque a fin de cuentas son momentos o situaciones que ya no volverán.

    Un abrazo.

  5. Tengo 26 (27 dentro de poco) hace unos meses me enteré que uno de mis abuelos se casó con 33, ahora tiene 4 hijos y 14 nietos. Así que no tengo prisa :), viendo los antecedentes puedo esperar unos pocos años.

    Lo que si jode es que aparezcan algunas canas, que tengas que tomar pastillas porque no sabes si se te está cayendo el pelo y esas cosicas. Ya me llevé el susto el otro día cuando una chica de mi edad o más pequeña tuvo el segundo. Creo que ya estoy curado de espanto.

  6. si quieres tener hijos y tu pareja actual no y seguis así al final no tienes hijos y te vas a arrepentir toda tu vida.

  7. @Carger no caerá esa breva. O ella acaba cambiando de opinión con el tiempo, o seré yo quien lo haga. Tampoco es algo que desee ahora mismísimo, no hay urgencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.