¿Por qué se te pica alguien y no tiene por qué hacerlo?

Dos tontos muy tontos

Esta madrugada volvía de la Sierra Noroeste a mi pisito alquilado en la periferia madrileña. Por la mañana había hecho 580 km desde Sevilla, pero estaba despejado, aunque con algo de fatiga por ser la 1 de la mañana. Para 60 km algo perfectamente soportable y no peligroso, para más de dos horas lo habría sido.

La A-6 a esas horas no tiene mucho tráfico, y suele ir bastante despejada. Eso sí, la cantidad de conductores que circulan por cualquier carril menos el derecho (por el que hay que ir) es muy notable. Pero yo los adelanto a todos por la izquierda, o por la derecha SOLO si hay un carril vacío entre nosotros. Total, hay 4 carriles.

Mi trote andaba entre los 120 y los 130 reales, cuesta abajo el consumo es bajo (rima) y con ese tráfico no es ningún problema, en hora punta sí lo es. Total, que tuve dos encontronazos con gente que yo no sé si tenía un problema de índole sexual, de autoestima o de qué, pero me dieron el viaje.

Cuando encuentro a un “abonado al carril que no es”, le doy un par de ráfagas, sin estridencia, y sin pegarme a ellos, y les paso reglamentariamente con el intermitente y todo. Luego me voy a mi derechita querida. De todos los conductores que iban circulando incorrectamente (por no decir mal), hubo dos que me llamaron la atención.

Al primero le voy a llamar el rastafari. Peugeot 306 sedán, matrícula M-xxxx-UN, verde. Una chica dormida en el asiento del copiloto, y el conductor, el típico chico con rastas, delgado y peinado extravagante. Iba con los codos apoyados en el volante, postura que todos sabemos que no es buena en ningún sentido.

Le adelanté en la curva “Nascar” de Torrelodones, a no más de 20 km/h por encima de su ritmo. Antes de llegar al Casino, me adelantó él de nuevo, y haciendo gestitos y malabarismos. Se puso delante y volvió a entorpecer mi ritmo, así que le volví a pasar, sin ninguna descortesía por mi parte, le adelanté y punto.

No sé qué pasó por su cabeza, solo sé que volvió a adelantarme y se repitió el bucle. Creí que se había tomado algo, porque iba ocupando un carril y parte de otro, y de esos especímenes es mejor estar alejado. Estuve a punto de llamar a la Guardia Civil, pero al final pasé. Pero hay más.

Después me encontré un Mitsubishi Lancer blanco, la matrícula era GPJ tal vez, unos cuatro ocupantes. Lo mismo, va más lento, le paso y ¿todos felices? No, él decidió que tenía que ir por delante, aunque fuese tocando las narices. ¿Tan difícil es de entender que le adelanto por ser él más lento? No era una carrera.

Pasando las Matas, me devolvió el adelantamiento y se puso en segundo carril, en una zona de cuatro. Cerca del desvío de la M-50 me eché a mi derecha para salir de la A-6, y una vez colocado en mi carril de salida, viene el tío este y se coloca en el hueco que había entre mi monovolumen y otro coche por los pelos, ¡y me hace una peineta! Creo que saludó al rastafari, pero no lo juraría en un tribunal.

Ya en la M-50, cuando el Lancer volvió a entorpecer mi trote (que era constante), le pasé, y le di dos toques al claxon, muy breves. Hizo amago de bajar la ventanilla para mentar a mi padre pero a esas horas no me apetecía conversación (y menos aún caer en la bajeza de discutir a 130 por hora circulando en paralelo). Que discuta con su Furby y me deje en paz.

Ya parecía haberme librado de él, hasta que volvió al ataque, poniéndose a 140-150, pasándome de nuevo, y pitándome él. Ya no se limitó a quedarse delante tocando las narices, ya dejó más margen y yo pude seguir circulando tranquilo. A todo esto, iba cerca de un Alfa Romeo negro, debían ir juntos, porque circulaba a dos metros de su paragolpes, los dos por el carril central de tres.

A ver caballero, o circula usted más rápido que yo, o más lento, pero no me adelante solo para molestar. ¡Corcho!

Os soy sincero, no sé qué pasa por la cabeza del personal a veces. No sé si un monovolumen japonés normalito incita más a los piques que un deportivo o un compacto generalista con 20.000 euros de tuning encima. O simplemente es que hay gente que no tendría que haber aprobado el psicotécnico, si este fuese una prueba rigurosa sobre la salud mental de uno.

En la M-503 de Pozuelo ya me libré de él, pero espero que los dos llegaran bien a sus destinos, más que nada por los pasajeros que llevaban, que no tenían la culpa de nada. Quiero dejar claro que yo no iba picado ni nada, simplemente que si voy más rápido que otro vehículo y le puedo adelantar, le adelanto, pero hay demasiado acomplejado conduciendo que se pica por cosas que no se tiene que picar.

¡Manda huevos!

Vuelta extra, mi regalo de la Guardia Civil de Tráfico

Ayer cumplí 28 años, y la Benemérita me hizo un regalo. Durante mi regreso por la A-5 desde Sevilla, apenas encontré gente que condujese rápido, pero siempre hay un tonto de los huevos que confirma las reglas, por ser la excepción. En una recta de unos 10 kilómetros, apareció de la nada un Renault Laguna azul en el retrovisor mientras adelantaba a dos camiones, yo circularía a unos 125 reales. Se pegó a mi paragolpes un poco, pero le dejé pasar cuando pude.

Siguió machacando el pedal del Laguna, pegándose a los otros que iban ocupando legítimamente el carril izquierdo para adelantar a 120-130 km/h a vehículos más lentos. Le acabé perdiendo de vista. A los 5-10 kilómetros, vi un Volkswagen Passat en el arcén, con matrícula B–, al adelantarle, me percaté que tenía sirenas en el frontal (coche camuflado) y que estaba crujiendo a otro conductor.

Era mi amiguito del Renault Laguna azul. Qué lástima no haberle visto antes para poder disfrutar de una sonora carcajada a su lado, ya decía el cuento de la liebre y la tortuga que no siempre el más rápido llega antes. No volvió a adelantarme hasta que abandoné la A-5 como hora y pico después. Me congratulo de que a veces, hay un agente en el momento y lugar adecuados. No creo que tuviese menos de 300 euros de receta y puede que conducción temeraria.

¿Por qué es tan difícil que la gente circule deprisa Y BIEN? Circular deprisa, a secas, lo hace hasta un simio, solo hay que pisar el acelerador. El mérito está en circular deprisa y no andar tocando los huevos a todos los demás conductores. Agradezco al Cuerpo ese regalo de cumpleaños, el primero del día, solo faltó que me lo envolvieran (fotocopia de la sanción a mi correo). Lástima que eso incumpla la LOPD.

En ocasiones no entiendo a la raza humana. Bueno, mejor, corrijo, en ocasiones la entiendo.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


13 pensamientos sobre “¿Por qué se te pica alguien y no tiene por qué hacerlo?”

  1. Te tocaron tambien 2 tontos mu tontos. A mi me pasa como a ti siempre voy por la derecha. Es cierto que a veces (las menos)lo hago mal y adelanto directamente por la derecha, pero generalmente me tengo que jod*** y cambiar 2 carriles, también siempre le doy un par de ráfagas, aunque creo que se preguntará el porqué de estas.

    En cuanto a la velocidad y la inconsciencia vial de muchos es la causa por la que no es descabellado que el límite sigue siendo 120 km/h, pese a que conducir a un mayor ritmo en muchas ocasiones no sería peligroso. Por este motivo países como Francia o Alemania tienen un límite de 130 km/h. En cuanto a seguridad activa de los conductores no hay color.

  2. El dia que encuentre a alguien más que circule por el carril derecho de la A6 (o M50, o cualquier otra con más de 2 carriles) le invito a algo. NI CRISTO, oiga. ¡Y encima más despacio!

    Y luego lo de ir haciendo la goma… me gusta circular con el regulador a 125, y siempre es lo mismo: adelanto a la peña en las cuesta-arriba y ellos me vuelven a pasar an la cuesta-abajo. Que no es tan dificil mantener la misma velocidad, leñe…

  3. Felicidades Javier =)
    A mi me pasó algo parecido el verano pasado cuando volvía de vacaciones, me adelanta un Audi A5 a 160-170 km/h y yo iba a 132 km/h reales, total que a los cinco minutos le veo parado “dialogando” con la Guardia Civil y tiempo después, bastante, me pasa… pero ya, más tranquilo, más relajado (140 km/h me imagino).
    Pasen ustedes buen verano y conduzcan con prudencia que hay mucho tonto suelto.

  4. A mi lo de las ráfagas no me pica ni me molesta, a no ser que..¡lo hagan a 5 céntimetros de mi parachoques trasero! en ese caso he llegado a dejar de acelerar para fastidiar un poquillo. Hago mal, lo sé. Pero es que si circulo por la izquierda es pq voy adelantando, no pq circule por ese carril por norma general, como muchos que piensan que el carril derecho es un pegote de asfalto que le sobró al ministerio de obras públicas. Sería digno de estudio pq nos pica y nos altera tanto ciertas cosas al volante….

  5. Este fin de semana, con mi prius 3g, cargado el maletero, perro, mujer y peque de 5 años. A6, 4 carriles. Voy a adelantar por la izquierda a un coche por que va mas despacio que yo, y cuando ya tengo el morro adelantandole va el y decide tambien adelantar al que tiene delante suyo. Resultado: Tuve que frenar, mirar por espejos como pude, volantear y cagarme de miedo en menos de 1 segundo.
    No pasó nada, solo un susto tremendo, yo mi mujer y hasta mi hijo. Cuando me repuse, apreté un poco para alcanzarle y ver quien era: un viejo conduciendo que no habia mirado por el espejo antes de adelantar…
    Salu2.

  6. Eso me lo hicieron una vez, pero adelantando en una secundaria con vallado de piedra, y se me pusieron de corbata. Luego el otro conductor paró a pedirme perdón, ver si estaba bien, a lo que le respondí: “La próxima vez, por favor, MIRA EL PUTO RETROVISOR”. Creo que se quedó con la copla.

    Un saludo.

  7. El del Lancer me ha recordado a una situación similar que yo pasé con un flipado a los mandos de un BMW E30 (creo recordar que era un 320 o 323 ni más grande ni más pequeño). Pero a plena luz del día en autovía y con tráfico denso, llevaba e íbamos en cola vaya.

    La diferencia es que en ese caso no frené porque si no la hubiera liado por atrás seguro salvo milagro. Pero le veía venir por el retrovisor adelantando de aquella manera, ganando posiciones en la cola como si fuera en la reanudación de carrera en la NASCAR (que frenen los demás). Y va y se mete ya a mi altura en paralelo con mi coche, pisando los dos carriles y “empujando” porque se le acababa el sitio, isleta del cambio de sentido y vía de la autovía que estábamos tomando todos y el guardarraíl le esperaba conforme se iba estrechando el arcén izquierdo del carril.

    Me puso de mala hostia, pero como iba en plan chulo, no íbamos a mucha velocidad y yo estaba en plan ocio, no tenía nada especial que hacer pues me dije “o no pasas y te comes toda la cola que vienes pasándote por el forro, o de aquí no nos vamos ninguno de los dos hasta que la Guardia Civil venga y haga su trabajo”.

    Al final se quedó clavado pegado al guardarraíl (si hubieron 45 cm entre la aleta derecha de su coche y la del mío sería todo lo más), lo justo para que los retrovisores de los coches no tocaran uno con otro y se comió toda la cola. El hombre que venía tras mía con un monovolumen tenía una sonrisa de oreja a oreja como pensando “te la has jugado pero oyes con dos cojones”. Y al del BMW no le ví ni un mal gesto ni después de la desviación. Supongo que como poco también se quedó con la copla tras ponérsele como poco la cara como el papel. A unos cuantos de los demás seguro que se la puso antes.

  8. Pues curiosamente, no recuerdo de nadie que se me haya picado con el Supra. No sé si da la impresión de “a este coche no le voy a poder pasar como él le pise” o de tartana. Mejor así. Cuando voy por la izquierda apartando rezagados (con la distancia de seguridad y la debida educación) la gente tiene más tendencia a dejar el carril libre de lo normal.

  9. Javier, te recomiendo que leas por Internet lo que en psicología se llama “proyección” .

    Usan el coche como canalizador de las frustaciones acumuladas del corsé social, sus déficits afectivos y las tensiones laborales. El carril derecho, el del calambre como lo llaman los “Men in Green” , significa un estatus social inaceptable para muchos conductores, ” si soy de clase media voy al carril del medio “. A las furgonetas blancas se les perdona todo, son seres de luz ( por las ráfagas que veo para que me aparte rápido).

    El ser humano es el animal más inteligente pero tal vez el menos coherente. Como desayunar churros y un café con sacarina 😉 . Saludos cordiales .

  10. A mi el otro dia saliendo del túnel de la M30 por la A-5, había uno en una furgonetilla blanca (TM), típica furgonetilla de mandao. Total, que yo iba a 70 km/h en el túnel, y ese iria a 60. Le adelanto por la izquierda, y al parecer, no estaba contento con que yo fuese delante de él, por lo que se puso detrás mía, y yo me aparté como pude para que no estuviese comiendome el culo. Me quito, pasa, se pone en paralelo y me empieza a increpar algo por la ventanilla.

    Entre que me miraba a mi, había perdido algo de velocidad, por lo que opté por sacarle el dedo corazón mientras miraba a la carretera, y acelerar dejándole atras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.