El día que domé 3.000 caballos

Imagen de previsualización de YouTube

Sé que no todos los que me leen se ven Motorpasión, allí escribo mucho, así que lo pondré por aquí también. El 10 de noviembre logré varios hitos personales:

  • Récord de potencia: 560 caballos
  • Récord de velocidad: más de 260 km/h
  • Récord de supercoches probados en un solo día (y exprimidos): 6
  • Récord de polución diurna sin incentivos eróticos femeninos de por medio (azafatas aparte)

De mis experiencias allí hablé en Motorpasión, fue una presentación de neumáticos. Allí coincidí con otros blogueros, algún periodista del motor e incluso un fan de Honda con el que coincidí en una QDD de Club Japo. Qué pequeño es el mundo. Fue en Circuito de Monteblanco (Huelva), que ahora me pilla a 45 minutos de casa.

Circuito de Monteblanco

Además, volví a aprender todo lo que pude de los maestros: Ángel de Castro, Alex Crivillé, Marta Suria, Luis Villamil… todo momento es bueno para aprender. No hay nada como recibir clases de autoescuela extrema a más de 200 km/h con un profesor que carece de doble mando para pisar el freno. Pero bueno, me porto bien, y no me tienen que regañar tanto como cuando empecé a dar vueltas en circuito.

El mismo Alex Crivillé fue quien me entregó el enésimo diploma de haber superado otro curso, todo un honor para mi. Bueno, en estos cursos el aprobado lo saca cualquiera (salgo que lo haga estrepitosamente mal), pero cuentan para mi modesto palmarés y experiencia. Ya he conocido el Jarama, Monteblanco, Mireval, Paul Ricard, Balocco, Estoril, Portimao, Cheste y alguno más que no recuerdo. Ah, sí, Lausitz.

Todo esto me llena de orgullo y satisfacción, qué queréis que os diga. A veces mi profesión es aburrida, con una semana en la que nunca salgo de casa y no me despego del teclado, pero las compensaciones creo que son adecuadas. Espero que os guste el vídeo.

Enlace: Youtube

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


4 pensamientos sobre “El día que domé 3.000 caballos”

  1. Modo envidia cochina: ON… jajajaja. La verdad es que tienes una suerte de poder llevar cada “monstruo” que ya quisieramos más de uno por aquí 😉

    Y al final de domar más de 3.000 caballos, no te dió algo de corte volver con el Prius, Javier? 😉

    Saludos.

  2. Que de recuerdos me trae el circuito de monteblanco, el año pasado estuve dando unas vueltas con un porsche 911 carreta S, y justo en la primera curva me pudieron las ansias de pisar el acelerador y le di un pisotón para salir como un tiro de curva pero de repente se me fue el eje trasero para el lado y acabe cogiendo la curva de lada, menudo subidon de adrenalina. Tengo que volver XD

  3. Envidia sana la mía jeje, yo que creo que en toda mi vida he domado 150 cv jeje. Tienes suerte de conducir esos coches para el deleite de todos.

    Un saludo!!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.