A ellas también les gusta el Cadillac CTS-V

Imagen de previsualización de YouTube

Por lo visto, está emergiendo un nuevo género de vídeos de coches en la red. Se llama “dos tetas a cuatro ruedas”. Consiste en evaluar la deportividad de un coche a juzgar por los movimientos sinusoidales de las pasajeras que van en el asiento delantero derecho.

El otro día lo vimos con un Toyota Supra especializado en derrapes, ahora con un Cadillac CTS-V con una burrada de caballos. Venga, seré más preciso, 564 caballos de músculo americano. El precursor de esta moda fue Jeep, aunque más que deportividad, se evaluaba otra cosa, recordemos ese mítico anuncio.

Aunque desde el punto de vista de la seguridad vial las mujeres con buena delantera pueden ponerse el cinturón de seguridad de la misma forma que las que tienen copas A o B… qué demonios, también mola verlo así. Si son naturales, mejor, se evalua mejor la eficacia de la suspensión.

Por cierto, os recuerdo que el vídeo va de un coche, que a alguno se le habrá olvidado.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


3 pensamientos en “A ellas también les gusta el Cadillac CTS-V”

  1. Hola Javier!

    Se echa de menos que escribas algun post más :P. Al final me compré el GTI! estoy encantado de momento la verdad, aún me estoy haciendo a él (tiene 2.000 kilometros sólo), conseguí un precio buenisimo de un coche recien fabricado. Muy contento en este mes y medio largo que llevo con el.

    Un saludo y gracias por los consejos!

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.