Una de paragolpes, vecinos cabrones y rajas en la carrocería

Arañazos de pintura

Hola, queridos drugos. Hoy quiero hacer una pequeña mención a esos vecinos cabroncetes que te producen daños en el coche pero no te dejan ni una miserable nota de disculpa. Los he sufrido en mis dos coches, lamentablemente.

Servidor se considera un buen vecino, que no ha hecho ninguna putada a otro, es cordial, aparca de forma cívica y pregunta si el volumen de su sistema de sonido casero produce molestias. Ya sé que no todo el mundo tiene por qué ser así, pero mis padres me dieron una educación aunque no todos merezcan que se la demuestre.

El Supra se tiró aparcado tres meses por tener la batería muerta, estuvo correctamente estacionado, donde menos molestaba de la calle. Antes de recogerlo y arreglarlo, descubrí dos sospechosas marcas negras en mis paragolpes blancos, e inmediatamente sabía quién había sido.

Arañazos de pintura

Resulta que cierto vecino mayor con un Fiat Punto desvencijado ya había aparcado “al toque” contra el Supra antes, le pillé y saqué foto de su matrícula. Esta vez las pruebas del delito eran obvias, había restos de mi pintura en sus esquinas de paragolpes de plástico negro, sospechosamente a la misma altura. Si comes mucho, engordas, o 2+2=4. GOTCHA!

Esta vez he dado parte a mi aseguradora, puede parecer una mariconadita por dos arañazos, pero como no hubo disculpa alguna, he sido un cabrón insolidario y contribuiré a que Reale le suba la póliza en su renovación. Y me voy a un taller oficial Toyota a que me los pinten, solo por hacer más gasto, y porque estaban pintados como el culo de antes.

En cuanto al Prius, ya me encontré un día el paragolpes trasero jodido por un pecador de la periferia, que me lo estropeó en Alcobendas, estuvo el coche ahí una semana, perfectamente aparcado, pero de hijos de puta está lleno el mundo. No le habría supuesto ningún gasto el agravio, para eso están las aseguradoras, ¿no?

Arañazos de pintura

Arañazos de pintura

Ese mismo día, al llegar a casa, no encontré mi sitio habitual para aparcar en el pueblo, así que tuve que dejarlo en la puerta de otro vecino (que tiene dos plazas), correctamente estacionado, dejando hueco de sobra para que él dejase su coche. Al día siguiente, sorpresita. Rayones a lo largo del lado izquierdo y portón trasero.

No puedo demostrar que sea él, pero sé que ha sido él. Circunstancialmente, es el típico desgraciado que hace la convivencia entre vecinos difícil, agraviando a otros y protestando por todo (aunque no tenga razón). Puede que un día sus cuatro neumáticos aparezcan pinchados, que hay mucho desaprensivo suelto por ahí. No he vuelto a aparcar en su puerta, solo por si mi pensamiento malvado acierta con él.

Afortunadamente ahora tengo otros vecinos, y toco madera de momento. Los que he hecho mención antes superan la cincuentena y cuarentena, respectivamente. Para que luego digan que los jóvenes nacidos en la democracia no tenemos modales. Está claro que algunos no han dado el mejor ejemplo.

Arañazos de pintura

Antes, cuando vivía en el sur, un día sacando el Prius del garaje le hice una jinchada de pintura al Fabia azul de un vecino, por calcular muy mal y ser las 5:40 de la mañana. Di parte a mi seguro para que le arreglasen su coche, le puse una nota de disculpa y di parte a mi seguro porque lo tenía a todo riesgo con 300 euros de franquicia.

En ese momento estaba con Línea Directa. No solo pagué los 300 euros, sino que al renovar, me querían subir la póliza 200 euros (era mi primer año) por haber dado un parte. Lógicamente les mandé a tomar por saco, y ahora estoy tan contento en la Mutua Madrileña, pagando casi lo mismo que antes, y sin penalización hasta el tercer parte.

Como iba a pagar 300 euros por el trabajo de pintura en cualquier caso, lo llevé también a taller oficial, para hacer más gasto. Además, así me aseguro que el resultado es óptimo. Conozco gente que cuando le han pintado el coche en vetetúasaberdónde, hay hasta tres tonos distintos en la carrocería. Con eso no quiero decir que los pintores independientes sean todos unos chapuzas. Un saludo y mis respetos para los que hacen un buen trabajo de pintura.

¡Qué a gusto me he quedado!

PD: El que no haya entendido qué es un drugo, le remito a la Wikipedia y la jerga Nadsat.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


6 pensamientos sobre “Una de paragolpes, vecinos cabrones y rajas en la carrocería”

  1. Por cosas como esa (y alguna otra), me planteo ponerle 2 camaras al coche con sensores de golpe. Una trasera y otra delantera…

    La última gracia fueron 300€
    Las camaras hubieran costado igual…

  2. Javier, no es por desmontar tu teoría, pero normalmente los menos profesionales pintando suelen estar en las casas oficiales, que suelen coger a los 4 chavalillos que acaban de finalizar sus estudios.

  3. Puede ser Daniel, no te digo que no. Pero si el trabajo de pintura no está perfecto lo tienes más fácil para reclamar. A fin de cuenta, esos “4 chavalillos” ya han hecho prácticas en el ciclo, y en el taller están tutelados por un oficial con experiencia y que “debería” seguir los protocolos de calidad de la marca. Hay de todo en la viña del señor.

  4. Tienes toda la razón en que no hay educación en este mundo y hay tanto cabrón suelto como perros descalzos.

    Hace un par de años el camión de la basura se chocó contra el coche de mi novia. El conductor dejó una nota en el parabrisas pidiendo disculpas y con el número de teléfono para arreglar el coche, y al ver la nota no sólo no me enfadé sino que se lo agradecí enormemente.

    Por desgracia los principios están totalmente perdidos, encuentras daños en tu coche y lo primero que haces es rezar para que te hayan dejado una nota.

  5. De todas formas soy de la opinión que no se puede tener un coche nuevo en este país.

    Obviando el mundo de los envidiosos que son muy dañinos, como aparques cerca de otro coche ten por seguro que cuando abra la puerta te atiza. Tú puedes poner todo el cuidado del mundo en tener tu coche reluciente pero mientras al que aparque a tu lado le dé igual el suyo, el tuyo le importará todavía menos.

    Habría que cambiar muchas cosas en la educación.

  6. No me había metido hasta ahora en tu blog personal, y no me sorprende ver este tipo de cosas que cuentas aquí, me suena. Si cuando escribiste ésto (marzo de 2014) ya estabas en C. V. (no lo pongo entero por no estar dando info innecesaria) no me extraña nada.

    Como vecino del centro del pueblucho éste desde hace 31 años ya te digo que ojo, tendrás más de un golpe y más de una arañazo. Sobre todo en fechas veraniegas.

    Un saludo tocayo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.