¿Control de alcoholemia? Me la sopla…

Boquilla de alcoholímetro

Como conductor, me gusta tener la tranquilidad de que no me voy a quedar sin carné por combinar alcohol y volante. No soy precisamente abstemio, bebo cuando me apetece (no muy a menudo), pero si conduzco, es unas cuantas horas después.

Si no me falla la memoria, he soplado cuatro veces ya. La primera fue en verano de 2009, la segunda el año pasado, y este van dos. La mitad de las veces fue conduciendo mi inofensivo Toyota Prius, las otras dos con coches de prensa.

En los cuatro casos estaba muy tranquilo al respecto, y por eso di 0,0 en cada ocasión. La última ha sido llegando a Ávila, procedente de Salamanca, donde se había organizado un jolgorio alcohólico-festivo de la leche (la #NUsalamanca). Eran las 3 de la tarde, es decir, la fiesta se había acabado hace tiempo.

Hay que tener MUY pocas luces para tirarse a la carretera después de un evento similar, con la mera sospecha de que va a haber un positivo. No es solo por los seis puntos, la multa en euros o el delito contra la seguridad del tráfico.

¡Se trata de llegar vivo! Eso es lo realmente importante.

La verdad, de los seis coches que los de Atestados de la Guardia Civil estaban empapelando ayer en un control sorpresa en la autovía Salamanca-Ávila, NINGUNO me inspira la menor lástima. Desde SEAT Ibiza viejuno hasta BMW 6 Coupé. La “bobería” no entiende de presupuestos.

A pesar de toda la información que hay, incluso desde la autoescuela, sigue habiendo gente que mezcla lo que no debería mezclar. Pues me parece estupendo que la Guardia Civil esté ahí para darles un buen golpe de remo.

Así, los que somos responsables, vamos un poco más seguros. Mi testimonio es de esa hora, pero por lo visto a primera hora del día, el control caza mucha más gente. Me perdí los lamentables ejercicios para “bajarla”, beber agua a saco o confiar en otras sustancias. Habría disfrutado con el espectáculo, pero ciertamente, no me apetecería haber perdido tanto tiempo…

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.