Sobre radares, Pegasus y la DGT: de eso versa el artículo más leído de mi carrera

Helicóptero Pegaus DGT

Hasta hace un mes, sabía que los artículos que he hecho y más tráfico habían generado, se medían por encima de 50.000 lecturas, y en este blog hay unos cuantos ejemplos. Pues un artículo escrito en Motor.es ha aplastado esa cifra, quedando muy por encima de mis “grandes éxitos” en Motorpasión.

Se titula: Cómo defendernos de los radares en la Semana Santa 2015 (y todo el año)

Ha superado las 250.000 lecturas. Aún estoy alucinando en colores. ¿Ha sido por Menéame? No, el envío quedó sepultado por votos negativos rápidamente. Ha sido por las redes sociales, se ha viralizado mucho y se sigue compartiendo. El impacto en Facebook ha sido bestial, fijaos en los datos que salen a continuación:

Cómo defendernos de los radares en la Semana Santa 2015 (y todo el año)http://www.motor.es/noticias/como-defendernos-de-los-radares-en-la-semana-santa-2015-y-todo-el-ano-201520650.html

Posted by Motor.es on Viernes, 27 de marzo de 2015


Y no para la cosa, tengo que agradecer a toda esa gente que le haya dado tanta difusión. Si hiciese habitualmente esas cifras de tráfico no sería periodista del motor, sería una estrella del rock. También ha tenido su impacto en Twitter, pero no ha sido algo tan salvaje:

Aunque no lo diga, yo SIEMPRE agradezco que se le dé difusión a mi trabajo, pero hoy quiero dejarlo un poco más patente. No es el mejor artículo que he escrito en mi vida, pero manda huevos cómo suben los números cuando algo es viral. En general, cuando hablo de Diesel, radares, DGT y esas cosas… siempre salen buenas cifras. Otras veces me tiro delante del editor 5 horas y logro 1.000 lecturas.

No faltó, obviamente, la polémica, como en este tuit:

Jesús mezcló tocino con velocidad, podéis ampliar el tuit y ver las réplicas. Siempre hay muertos en Semana Santa, es el periodo de más concentración de tráfico del año, y realizar una labor informativa no mata gente. Sí, soy el primero que sabe que el mejor arma contra los radares es el velocímetro, y la única multa que tengo por exceso de velocidad fue a 105 km/h, con un Prius, volviendo del funeral de mi abuela Francisca. Igual maté algún mosquito por el camino, pero no era un peligro para la sociedad. Pues eso.

Los radares se han convertido en un puto negocio y colaboraré en la medida que sea posible para que el ciudadano sepa a qué atenerse, y luego cada cual sabrá qué hace, que para eso todos los que tenemos carné somos adultos y mayorcitos. No pretendo hacer apología del incumplimiento de las leyes, simplemente, informar. No soy ningún líder espiritual, ni tengo ganas de serlo.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.