Dropcoin cierra, por lo “ratas” que somos

Dinero
¿A que mola ver tanta pasta? Pues con un blog personal, las ganancias son mucho más modestas…

Allá por primavera, instalé en el blog un servicio pensado para que los lectores, mediante pequeñas donaciones (0,10 a 2 euros) pudiesen colaborar con los gastos de esta página y llevarme alguna compensación por el esfuerzo de mantenerla. Dropcoin nació como una especie de “me gusta” remunerado, y lo adoptaron algunas páginas importantes como Politikon o JotDown. La empresa acaba de anunciar su cierre por ser económicamente inviable.

El “todo gratis” se ha llevado por delante otro proyecto, no terminamos de asumir (y lo digo también por mi cuando hago de visitante) que los artículos no se crean por generación espontánea, y que tienen a una persona echando tiempo detrás, no necesariamente forrándose. Es una pena, pero somos así.

En el tiempo que estuvo activo el botón de donar, no ha entrado un céntimo, pero sí me han entrado donaciones por Paypal. A los donantes les doy las gracias, no diré sus nombres porque no he pedido permiso para publicarlos. Las cantidades han sido lo de menos, me quedo con el gesto. La idea de Dropcoin era buena, ayudar a los creadores con aportaciones simbólicas, generando impuestos y una pequeña comisión para el mantenimiento de la propia empresa y el servicio.

Nada, que somos demasiado “ratas”

Internet no se puede financiar exclusivamente a base de publicidad. Con este blog no me voy a hacer rico nunca -ojalá- pero al menos puedo decir, con orgullo y satisfacción, que cubro gastos.

El botón de donaciones mediante Paypal sigue ahí abajo, por si alguien se siente generoso y el contenido que ha leído en este espacio personal le ha gustado, le ha sido útil, o le ha provocado un ataque de risa. Yo lo voy a apreciar en cualquier caso 😉

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.