Primer episodio del videoblog: nuestro Supra

Por fin me he decidido a publicar el primer vídeo en formato videoblog; mi cuenta de Youtube ya tiene más de 10 años pero no había dado el paso. Me cuesta mucho -en tiempo- tener un resultado aceptable, espero que esté mínimamente a la altura, aunque no soy Elrubius. De muchas cosas tengo que aprender bastante, como de esto.

Os introduzco brevemente la historia. Era el 8 de mayo y recibí un email un poco inquietante: “Me gustaría hablar contigo sobre un Toyota supra. Llámame por favor”. Le pregunté qué quería, y me preguntó que si lo tenía y si iba a venderlo. Las dos respuestas eran evidentes, sí a la primera, no a la segunda, y que me daba igual la cifra. Pero mi misterioso internauta dijo algo que me hizo pensar: “No se trata de la cantidad sino de la historia de este coche en concreto”.

No volví a saber nada de este tema hasta el 1 de julio, cuando me encontraba en Benidorm de trabacaciones, es decir, de vacaciones con el ordenador portátil a cuestas y a publicar cuando se pueda. Unas horas antes un retrasado intentó estamparme con su tontoterreno de más de 2 toneladas contra la mediana. Volviendo al tema, leí un correo más extenso en el móvil, y ya tuve que llamarle. Sabía cosas que no debía saber cualquiera sobre mi coche, sí, MI coche.

Fue en ese momento cuando caí en la cuenta de que, efectivamente, mi coche tenía un pasado del cual yo no sabía nada, ya que le perdí la pista con el penúltimo dueño. El chico que se puso en contacto conmigo, Aniol, me contó una historia impresionante, que en su momento me dejó con el culo torcido. Hasta aquí llega el cebo, para saber más, ya tendrás que ver el vídeo. A pantalla completa se ve mejor, está en alta definición (1080p). Mi ordenador ha sudado para renderizarlo, que tiene ya 10 años.

PD: Soy muy consciente de los temas de iluminación, continuidad, sonido… y que en Telecinco nunca me van a dar trabajo por mis “habilidades” audiovisuales, especialmente si depende de Gonzalo Serrano. Lo importante es la historia, no es un trabajo de fin de grado 😉

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.