General, Toyota

Ponle a tu coche unas alfombrillas con espíritu RACER

El proyecto editorial en el que llevo involucrado los últimos meses, espíritu RACER, no se va a quedar en un blog sobre coches y otro sobre motos. Habrá más cosas, y una de ellas es una línea de complementos. Como hay que empezar por el suelo cualquier proyecto, vamos a por alfombrillas personalizadas. He recurrido a los servicios de soloalfombrillas.es para pedir un prototipo y ver si nos encaja.

El modelo cobaya es mi Toyota Prius, que va camino de los nueve años y las alfombrillas originales empiezan a mostrar algunos signos de desgaste, especialmente la del conductor. El emblema original se me rompió y no lo he arreglado por pereza. De vez en cuando las he cepillado y aspirado, pero el tiempo no pasa en balde. Además, el interior necesitaba algunas alegrías. Si miráis las fotos, veréis que el coche ha ganado estéticamente un poco.

Según esta empresa, las alfombrillas se hacen personalizadas para cada modelo, encajan perfectamente y tienen una calidad “mejor que la original” (sic)

La primera prueba de fuego es la del encaje, para lo cual el patronaje debe coincidir con el de las alfombrillas originales. Encajan como un guante, las medidas son las mismas. Mi modelo es reciente y se encuentra dentro de la lista de coches con medidas específicas de este proveedor: Prius tipo 2 (3g o ZVW30, 2009-2016). Mi segundo coche es más mayorcito y no sale en la lista, y voy con unas alfombrillas licenciadas Sparco universales (las originales se esfumaron). No es lo mismo, no.

En este modelo la alfombrilla del conductor va sujeta con un par de ganchos, evitando el riesgo de que pueda engancharse con los pedales. También en este sentido encajan perfectamente. En las demás alfombrillas solo hay que tener la precaución de colocarlas por el lado correcto, que adhieren más por un lado y son más suaves por el otro. Las delanteras lo ponen fácil, la personalización define perfectamente la parte que va hacia arriba.

El prototipo está hecho en calidad Velour, es decir, con 650 gramos/m², realizadas en poliamida y con dos años de garantía. Por debajo en calidad están las de fieltro, y por encima las Velour de lujo. También se pueden pedir de goma, que se agradecen mucho en invierno, donde el calzado siempre va a guarrear el interior cuando llueva o se encapriche el clima. Esas van sin logo ni personalización, obviamente.

El precio me parece totalmente razonable, considerando que me parecen equivalentes a las originales y que tienen precio de gran superficie -considerando que son hechas a medida-. Merece la pena rascarnos el bolsillo un poco más con las Velour, sobre todo para aquellos que hacemos más kilómetros al año y castigamos más las alfombrillas. Las Velour tienen dos años de garantía, uso recomendado entre 15.000 y 35.000 km al año, que es lo que hago con el Prius.

Alfombrillas espíritu RACER

Por cierto, en las fotos se puede apreciar que hay más elementos de contraste en rojo y negro en el fondo de los portaobjetos. Esto lo he comprado aparte, vía AliExpress, de marca “LOS PEPES”. Esto último no es coña, lo juro. Me compré el kit de 15 piezas con ribete rojo, que va a juego con el rojo burdeos de la carrocería y el ribete de las alfombrillas. Me salió a 20 euros.

Es que el interior del Prius es tan triste como una comunión sin regalos, todo plástico, y eso que lo quería beis por dentro. Además de por estética, lo hice para amortiguar vibraciones, cualquier cosa sobre el plástico duro hace ruido (llaves, monedas…), lo cual no pasa sobre goma. Toyota tomó nota en el restyling de 2012, pero eso ya me pilló tarde.

¿Qué os parece el resultado? ¿Os mola?

A un servidor le convencen. A partir de ahora, el que quiera personalizar su coche con nuestro escudo, solo ha de pedirlo.

Para encargar las alfombrillas de espíritu RACER tienes que indicarme marca, modelo y año (a ser posible código de chasis), y lo gestiono personalmente. Y el que desee hacerse con unas alfombrillas con el motivo que le dé la real gana, solo ha de emplear un buen rato en la web de esta gente. No tengo ningún motivo objetivo para decir que no es un producto recomendable, y tampoco soy un experto en alfombrillas. El único problema que les veo es que va a fastidiar más que se manchen.

NOTA: los datos se utilizarán con absoluta confidencialidad y únicamente con el propósito de informar o adquirir las citadas alfombrillas, y no hay compromiso alguno ni mordiscos por preguntar.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.