Archivos de la categoría Personal

Hace 20 años inventé Blablacar

Blablacar

Allá por 2012 me dio por probar lo de compartir coche, y desde entonces soy usuario de Blablacar, aunque también he usado Amovens y Carpooling en menor medida. Muchos kilómetros en buena compañía casi siempre.

Esta foto se tomó el año pasado, llevé de Valencia a Madrid a dos chicas israelíes que iban a volar al día siguiente, y a un músico murciano. Tuve que cargar el coche hasta los topes porque quien reservó las plazas de las chicas no entendió lo de “equipaje pequeño”; era israelí también. Para mayor risa, íbamos en el Toyota Supra, un 2+2 con el maletero de un utilitario. Cupimos por mi dominio del Tetris. Pero me desvío del tema…

Lo que voy a contar a continuación es muy fuerte y puede hacer tambalearse el sistema. Yo inventé Blablacar. Sí, no es broma, y lo hice cuando aún iba al colegio. Como algo tan fuerte hay que demostrarlo, aporto pruebas. Estaba buscando una cosa en mis carpetas personales y apareció el increíble documento. Agarraos.

Sigue leyendo Hace 20 años inventé Blablacar

Sobre trabajar gratis, AdBlock, precariedad laboral y dignidad profesional

Saludos, querido visitante. Lo que vas a leer a continuación no te va a costar nada, es gratis. Te ofrezco el fruto de mi trabajo a cambio de 0 euros, aunque no puedo evitar que estés pagando un acceso a Internet, electricidad y el desgaste del hardware que usas. Solo pido a cambio que aceptes que esta página tiene anuncios publicitarios que dan un dinerillo que permite -al año- algo más que cubrir los gastos básicos, mi tiempo no tanto.

Llevo trabajando en prensa del motor digital desde que tengo 18 años, y el dinero que me han pagado mis diferentes jefes ha venido del mismo sitio: de los anuncios e ingresos por otras vías. En ningún momento mi sueldo ha venido del aire, del buenrollismo o por ciencia infusa. Nadie ha tenido que pagar para ver mi trabajo, siempre se ha ofrecido en abierto, aunque obviamente había publicidad, y prácticamente siempre ha sido con formatos respetuosos con el visitante, y no intrusivos.

¿Sabes cuál es el peor enemigo de la “clase media”? La misma “clase media”. Nos empeñamos en ver siempre al enemigo exterior, que si el Gobierno, que si los empresaurios, que si el sistema. Y muchas de las decisiones que tomamos como consumidores premiarán, o joderán, a trabajadores como nosotros. Me abstengo de usar términos decimonónicos como “obreros”, “clase obrera” o “proletarios”, que estamos en el puñetero 2016. Y entrecomillo “clase media” por algo.

Sigue leyendo Sobre trabajar gratis, AdBlock, precariedad laboral y dignidad profesional

El garaje de Juan Carlos, una nueva aventura radiofónica

Radio URJC

Dentro de pocas horas comenzará la grabación del programa piloto de mi nueva aventura, esta vez con micrófono en vez de teclas, y con audio en vez de HTML. Nace un nuevo programa de motor, a través de una emisora de radio universitaria. En realidad no se trata de una emisión a través de FM o AM, se difundirá a través de Internet.

Cuento con un equipo de jóvenes periodistas, todos somos alumnos de primero de carrera, ellos han puesto la ilusión y las mismas ganas de aprender que este viejo novato en temas de radio. Ya he participado en dos programas que dirigen amigos míos, y me siento cómodo ante el micrófono a pesar de mi voz de adolescente tardío.

¿Por qué ese nombre? Es evidente, Universidad Rey Juan Carlos, y un real personaje muy conocido por su afición por los [buenos] coches

Esta vez es diferente, no soy un colaborador, sino el responsable del programa, un reto un poco más alto. No hará falta escucharnos con un diccionario o un libro de mecánica al lado, pretende ser más abierto y para una audiencia lo más amplia que se pueda. Tendrá una periodicidad semanal, excepto cuando permanezcan cerrados los estudios de la URJC, con una duración levemente inferior a una hora.

Sigue leyendo El garaje de Juan Carlos, una nueva aventura radiofónica

Dropcoin cierra, por lo “ratas” que somos

Dinero
¿A que mola ver tanta pasta? Pues con un blog personal, las ganancias son mucho más modestas…

Allá por primavera, instalé en el blog un servicio pensado para que los lectores, mediante pequeñas donaciones (0,10 a 2 euros) pudiesen colaborar con los gastos de esta página y llevarme alguna compensación por el esfuerzo de mantenerla. Dropcoin nació como una especie de “me gusta” remunerado, y lo adoptaron algunas páginas importantes como Politikon o JotDown. La empresa acaba de anunciar su cierre por ser económicamente inviable.

El “todo gratis” se ha llevado por delante otro proyecto, no terminamos de asumir (y lo digo también por mi cuando hago de visitante) que los artículos no se crean por generación espontánea, y que tienen a una persona echando tiempo detrás, no necesariamente forrándose. Es una pena, pero somos así.

En el tiempo que estuvo activo el botón de donar, no ha entrado un céntimo, pero sí me han entrado donaciones por Paypal. A los donantes les doy las gracias, no diré sus nombres porque no he pedido permiso para publicarlos. Las cantidades han sido lo de menos, me quedo con el gesto. La idea de Dropcoin era buena, ayudar a los creadores con aportaciones simbólicas, generando impuestos y una pequeña comisión para el mantenimiento de la propia empresa y el servicio.

Sigue leyendo Dropcoin cierra, por lo “ratas” que somos

Pistonudos echará de menos a Guillermo Alfonsín, y yo también

A estas horas muchos os habréis enterado de la noticia: el cofundador de Pistonudos, Guillermo García Alfonsín (@GuilleAlfonsin), inicia una nueva etapa profesional al margen de Pistonudos. A partir del lunes, Guillermo será el responsable de producto de la marca Abarth en España, una labor que es incompatible con el proyecto. Él mismo lo cuenta en su artículo de despedida.

En este momento, mis sentimientos entran en conflicto. Por un lado, me alegro mucho por él, ha dado un gran salto, y trabajará en una empresa en la que personalmente cree y le gusta. Le deseo el mayor de los éxitos profesionales, de todo corazón.

Por otro lado, me siento un poco triste. Guillermo es, probablemente, el principal responsable de que siga trabajando en prensa del motor después del mazazo que me llevé el año pasado. Él creyó y apostó por mi en el momento en el que más lo necesitaba, lo cual quedó de relieve en la emotiva presentación que hizo de mi al meterme en el equipo de Autoblog Spanish. La etapa fue breve, AOL nos sentenció, pero luego iniciamos la andadura de Pistonudos.

Sigue leyendo Pistonudos echará de menos a Guillermo Alfonsín, y yo también

Nadie me dijo que fuese a ser un camino de rosas trabajar en periodismo

Septiembre es un mes de cambios: a los gallegos les llegan las ciclogénesis explosivas, a los kioskos las colecciones semanales a precio de oro, a la carretera la gente que no sabe utilizar las luces de su coche… y también es un mes un poco especial para mi. Hace 14 años empecé a trabajar en prensa del motor, desde la figura del humilde becario… y hace un año que me despidieron de Weblogs SL, y de su publicación Motorpasión.

Hoy, por fin, puedo revelarlo.

Conocí la demoledora noticia mi segundo día de las vacaciones de septiembre, recién levantado y con legañas. Me quedaban 15 días todavía. A la vuelta de las tristes vacaciones, me esperaban las últimas jornadas de faena. Como más de uno pudo comprobar, cumplí con mi labor hasta el último día, finalizando mi estancia allí con la mejor prueba que he publicado en dicho medio, la del 2013 Chevrolet Camaro SS. No faltó vídeo, que por cierto, ha sido utilizado en Mediaset como ejemplo de cómo no hay que hacer un vídeo de coches, o eso me dijo Gonzalo Serrano en un tuit:

Sigue leyendo Nadie me dijo que fuese a ser un camino de rosas trabajar en periodismo

Un irresponsable al volante de un clásico

Škoda Octavia (Type 985)

Hacía dos años que lo había adquirido, un viejo hierro de los años 50-60. Me había dado por llevar un coche muy antiguo, para moverlo poquito, solo por sentirme un poco más conectado con la vieja escuela. El primer año apenas se movió, el segundo ya sí lo utilicé un poco más.

Un buen día, llegué a un taller, donde estuve hablando con unos mecánicos, y acabaron preguntándome por mi viejo clásico. Tuve que acabar admitiendo, no sin gran vergüenza por mi parte, que no le había hecho ni la más elemental operación de mantenimiento en dos años. El coche me había costado 2.000 euros, pero mis bolsillos estaban vacíos, y no podía permitirme ni cambiarle el aceite.

Me excusé en el poco kilometraje, menos de 5.000 km en dos años, y que el coche iba “fino fino”. Iba como tenía que ir un coche con más de 50 años encima, con sus achaques, sus ruiditos y su aroma a experiencia. Tampoco era un coche de uso habitual.

Sigue leyendo Un irresponsable al volante de un clásico

Comprar un coche con criterio… o sin él

A la hora de comprar un coche, hay una serie de factores racionales y otros irracionales. Dependiendo del cliente, una de las dos componentes puede ser totalmente inexistente, pero lo ideal es que haya una parte de cada una de cara a hacer un buen negocio.

Salvo que estemos pensando en algo a corto plazo, no más de cinco años, hay una serie de consideraciones en las que muy pocos entran y deberían hacerlo. Un coche supone muchos más gastos que echar combustible y pagar los plazos, y eso al cabo de los años es mucho dinero, por encima de lo que costó el coche inicialmente.

Cada vez estoy más convencido de que hay que ofrecer servicios de asesoramiento de compra, pero de forma independiente. En un concesionario nos pueden asesorar sobre lo que allí se vende, una o varias marcas, pero difícilmente el comercial nos va a animar a comprar un coche de la competencia por muy honrado que este sea.

Sigue leyendo Comprar un coche con criterio… o sin él