Curiosidades, Personal

Es miércoles. He tenido que pegarme un madrugón para devolver un coche a primerísima hora, media hora de metro, otra de autobús, y ya estoy en una nueva sede. Espero a que venga uno de prensa, que me de la autorización, las llaves y me guie por el aparcamiento para recoger el siguiente coche.

Es un modelo que no conozco apenas, asi que le pido que me explique lo esencial. Arranque por botón, climatizador, etc etc. Vale, eso ya me era familiar, aparentemente no tenía misterio alguno. Estrecho su mano y me despido de él. Anoto los datos del ordenador de abordo previos, los pongo a cero. Regulo los espejos retrovisores, el asiento, el volante, asocio mi teléfono por Bluetooth y arranco el motor.

Empiezo a mover el coche para sacarlo de la plaza del parking y noto un chirrido muy agudo. “Joder, cómo chilla el suelo de este parking…” Una vuelta de volante, marcha atrás, más giro, primera… y mientras voy oyendo un pitido intermitente. Habiendo recorrido 5 metros, de repente caigo. No había bajado hasta la posición mínima. Puñetero freno de mano… Creo que es la primera vez que me ha pasado.

Personal

Me encontraba navegando por el videoblog de Eduardo Collado (que por cierto, guarda un parecido razonable con un amigo) cuando me da por abrir un vídeo llamado “Alegoría Proveedor-Cliente”. Este concepto es familiar a los ingenieros de informática. En el vídeo, un hombre y una mujer escenifican la figura del proveedor y el cliente software (el que hace los programas y el que los pide) como si fueran conversaciones de pareja.

Alegoría Cliente-Proveedor

Pues qué cara se me habrá quedado cuando he dicho “esta mujer me suena una barbaridad…”, como que la conozco. Se llama Montse y me dio “Informática teórica” en 2º de carrera. Es de las últimas personas que esperaba encontrarme en un videoblog.

Continue Reading

Kia, Personal, Turismos

Ford Sierra

A mediados de mayo, mi madre sufrió un pequeño accidente yendo a trabajar. Se vio obligada a frenar por una pirula que hizo un autobús urbano y aunque ella iba suficientemente separada, el coche que iba detrás no y la dio un golpe. Segundos después un tercer coche impactó contra el segundo. Lo primero, que está viva, pero salió con algunas molestias. Ha tenido que estar 2 meses de baja a base de fisioterapia, pero de una pieza, que es lo importante.

Ford Sierra

Su Ford Sierra aguantó bien el leñazo en el maletero (que quedó doblado), pero a falta de un reposacabezas activo, que evidentemente no tenía, se quedó con una lesión en el cuello. Si no lo hubiese llevado bien ajustado, la lesión hubiese sido mucho más seria. Es una pena, por que era un buen coche y durante su vida útil se portó bien y no dio problemas de importancia.

Continue Reading

Motos, Personal, Reflexiones

Serían las dos o las tres de la mañana, no lo tengo claro, y volvía a casa por la carretera de siempre, conduciendo un C5 automático. La vegetación había crecido un poco más de lo normal y algunas curvas se habían vuelto totalmente ciegas. No había apenas Luna, y la oscuridad era casi total.

Al superar un cambio de rasante, en sentido contrario, pero por su carril, bajaban tres vehículos. Uno era un camión pequeño y los otros dos turismos, pero todos iban con los faros apagados, algo totalmente injustificable, asi que les di una pitada. Pensé que malditos locos, que cómo se puede conducir así.

En el siguiente cambio de rasante, pude ver un par de animales pequeños en la carretera, quizás un conejo y un perro. Estaban a unos 300-400 metros de mi posición. No circulaba deprisa y no tenía tráfico detrás, asi que podía frenar y esquivarles despacio en vez de hacer una esquiva más peligrosa. Y eso hice, pero como me imaginaba que quizás alguien que pudiese venir detrás no los viera, continué mi marcha más despacio con los intermitentes de emergencia.

Continue Reading

Personal

Desde pequeñitos, todos hemos acumulado un montón de sueños, unos realizables, otros perseguibles y otros imposibles. Mañana podré cumplir uno de esos tras cuales haberlos realizado, ya sientes que tu vida ha tenido más sentido 😉 Ya estoy emocionado y aún queda, esta noche no pegaré ojo.

Brumm brumm

El esfuerzo y la paliza van a merecer la pena. Ya os contaré más adelante 🙂 Que ya va siendo hora de meter un poco de gasolina en este blog…

Personal

La DGT me ha hecho un pequeñito “regalo” el día que cumplo 24 años, los 4 puntos que me faltaban en el carnet al cumplir 3 años completos. Me propuse sacar el examen práctico antes de los 21 fuese como fuese, y por dos días, lo logré. Ahora cuento con mi saldo completo de 12 puntos, ya que desde que se instauró el permiso por puntos, no he tenido ninguna sanción.

Saldo de puntos

Ahora soy uno más. Hasta el momento, iba con 8, como otros miles de conductores “noveles”, y de haber tenido algún desliz antes del 3º año, estaría con un saldo muy bajo y tardaría una buena temporada en conseguir todos los puntos. Esa es una parte del permiso por puntos que me pareció un poco injusta.

Continue Reading

Personal

¿Alguna vez has probado a “buscarte” por la red? A veces puede ser sorprendente conocer algún detalle de una persona que tiene en común tu nombre y algún apellido, sobre todo si no es demasiado común. Esta tarde, autobuscándome para reparar enlaces rotos a este blog (que tienen la dirección antigua), di sin querer a búsqueda de imágenes de Google y me encontré con un “clon”:

Xavier Costas

Se llama Xavier Costas (derecha) y es un artista discapacitado de Pontevedra (de donde es originario mi abuelo Paco). No he conseguido encontrar nada sobre su obra, salvo que trata sobre exclusión social.

Continue Reading

Personal, Reflexiones

A nadie se le escapará que no estoy demasiado activo últimamente. La Universidad me está teniendo muy ocupado en las últimas semanas. Acaba de pasar la época de las entregas, los trabajos y las presentaciones. Ahora se me echa encima la época de exámenes de 3º de ingeniería, pero creo que los prefiero a los trabajos 😉 La última semana ha transcurrido a un ritmo frenético. Terminaba una cosa y ya tenía que ponerme con la siguiente… así hasta el lunes, punto culminante de estrés estudiantil.

Creo que hay pocas más relajantes y calmantes que disfrutar de la conducción. Me gusta. El camino de vuelta a casa es un placer, y no hablo de ir a 50 Km/h ni de ir quemando bordes de neumático en las curvas. Voy a la velocidad que tengo que ir y sin prisas, llegaré cuando llegue. Conducir sin hacer “tiempos” es una actividad saludable. Es como una liberación.

Continue Reading