Personal, Reflexiones

Es irónico que uno se dedique a mantener un blog que trata a menudo el tema de la seguridad vial y haber tenido unos cuantos “uyyyyy” en una sola semana. Así han sucedido las cosas:

  • Martes por la tarde. Carretera de doble sentido, enfrente de mi, un adelantamiento suicida, sin espacio para incorporarse. Tenía dos opciones, o esquivarlo y confiar en que el que iba detrás de mi lo esquive también o frenar lo necesario para dejarle hueco al adelantador, de forma suave. Hice lo segundo, y el peligro pasó. Eso sí, una pitada y ráfagas de luces me gané de los que iban detrás ¬_¬ Tiene h…
  • Miércoles. Llego a casa y el coche de mi madre no está, en su lugar un Polo de hace 10 años. Resulta que era un vehículo de sustitución del taller, mi madre había recibido un golpe en su coche (colisión por alcance) por culpa de un autobús que hizo una maniobra “sorpresa”. El coche al desguace por doblarse el chasis, y mi madre en buen estado por que llevaba el reposacabezas ajustado. Si el conductor que iba tras ella hubiese respetado la distancia de seguridad…

Continue Reading