Archivo de la categoría: Reflexiones

Los pecados mediáticos de los padres pueden pagarlos los hijos

En los últimos días se ha producido una efeméride que sería irrelevante, que una chica llamada Andrea ha cumplido 18 años. Es una Andrea muy especial, de hecho, la Andrea más famosa de España. Ella no ha hecho nada más que ser hija de quien es, y las presentaciones creo que sobran: un torero y una mujer que tuvo una breve relación con él.

La muchacha en cuestión ha salido en varios medios de comunicación de sociedad porque ya es legal sacar su cara, ya no hay que pixelársela, ya es adulta. No tiene muchas facilidades de llevar una vida normal en España, así que va a pasar el curso a Reino Unido -ella que puede-. De ese punto quiero irme a otro, el de ahora menores de edad que tienen una exposición mediática sin quererlo: sus propios padres les exponen.

Varios amigos y conocidos que se han estrenado en la paternidad, en la larga veintena o corta treintena sobre todo, publican orgullosos fotos y vídeos de sus hijos. En principio no son públicas, sino que son accesibles a un grupo de amigos, familiares y allegados. No todas las redes sociales tienen el mismo grado de protección. Los que hemos escarmentado al respecto o nos hemos informado sabemos que hay que ir con mucho cuidado sobre qué se publica, quién puede verlo y qué caducidad tiene ese contenido.

Seguir leyendo Los pecados mediáticos de los padres pueden pagarlos los hijos

SUV + violencia vial = mala combinación, doy fe

El pasado sábado me disponía, como otros tantos cientos de miles de españoles, tomarme unos días de “trabacaciones”. Sé que no era el mejor día, previsión de atascos, malas horas (eran las 9:30) y demás cataclismos asociados a un sábado de inicio de operación salida, pero iba a viajar con más gente. El tráfico en sí fue el menor de mis problemas.

Hallábame circulando por la A-6 en las cercanías de la M-40, sentido Madrid, carril izquierdo, al ritmo que permitía ir el tráfico, pero ágil. Eso pensé. Por el retrovisor vi a un SUV/todoterreno hacer eses entre el tráfico, como si estuviese jugando al Need for Speed, sudando de las normas y de la más elemental prudencia. El sujeto en cuestión se topó conmigo sin posibilidad de avanzar. Era un gilipollas de manual, acosando y amedrentando a los demás por tener un coche que supera holgadamente las dos toneladas y el doble/triple de potencia que tiene un turismo normal.

Saqué el brazo por la ventanilla y le hice un ademán de que se relajase, con movimientos hacia arriba y hacia abajo suaves, la carretera no le pertenece y yo tampoco me podía cambiar de carril. Solo conseguí ponerle de más mala hostia, tirarme luces y que se acercase más. Realmente no se podía ir más rápido, y menos cerca de la M-40. En un momento dado, le enseñé las luces de freno (con acariciar el pedal basta) y las de emergencia, dio un volantazo y me pasó por la derecha -en un hueco que se abrió rápidamente- con violencia. A partir de ahí empezó un episodio que podría haber acabado fatal.

Seguir leyendo SUV + violencia vial = mala combinación, doy fe

¿Quieres sacarte el carné de conducir en verano? Esto te interesa

Si quien me lee vive en Madrid, Cataluña, Valencia o Baleares, le aviso que en esas autonomías hay muchas posibilidades de pasar meses para poder obtener fecha de examen desde que el profesor de clases prácticas dé el visto bueno. Pueden pasar de dos a cuatro meses, y sin exagerar mucho.

Si no sabes de qué estoy hablando, lee estos dos enlaces:

Sigamos. En las citadas jefaturas se va a liar una lista de espera de las gordas, y muchas autoescuelas verán su actividad frenada en seco. ¿Y qué solución hay? Además de la lógica, esperar al año que viene (para evitar estar parado meses sin dar clases prácticas hasta el examen) queda un recurso alternativo: ir a dar las clases prácticas a una provincia con menos follón.

Por ejemplo, los madrileños se pueden plantear visitar una autoescuela que realice exámenes en Segovia (no doy nombres para no causar un agravio comparativo) o en Guadalajara. Ahora mismo el plazo de espera es 7-10 días, que en verano suele aumentar a 2-3 semanas. Con la huelga de examinadores eso va a empeorar, pero en menor medida que en Madrid. No solo es que el examen vaya a ser menos estresante, es que es mucho más fácil conseguir el permiso antes de fin de año.

Seguir leyendo ¿Quieres sacarte el carné de conducir en verano? Esto te interesa

Reflexiones de un estudiante veterano

De vez en cuando está bien echar la vista atrás y ver de dónde viene uno, así tiene más claro a dónde va y dónde está. 2016/2017 es para mi un curso especial como universitario, es la primera vez en siete años que paso un curso limpio, sin recurrir a convocatorias extraordinarias (“recuperaciones”). Además, lo he terminado con unas notas muy buenas en relación al tiempo que le he podido dedicar a las clases, los trabajos y los propios exámenes.

Mientras organizaba el otro día un pifostio monumental de apuntes fueron apareciendo todos mis boletines de notas, trabajos de cuando iba al colegio e instituto (de cuando se gestaban o nacieron mis actuales compañeros de clase)… un poco de todo. Empecé a ser estudiante en 1989, cuando inicié 1º de EGB, equivalente a 1º de Primaria LOGSE. Desde entonces hasta hoy, he estado estudiando, con un paréntesis entre 2008 y 2014, en los que solo me dediqué a trabajar y a echar más horas que un reloj.

En mi historial hay un poco de todo. En mis mejores épocas he sido de notable de media, en las peores he sido de hacer plenos al 5. Me he tirado meses estudiando exámenes que he suspendido, y en la víspera me he empollado otros en los que he sacado notas por encima del 8. He sido estudiante de hacer todos los deberes y hacer otros extra porque me dio la gana, y de no hacer ni el huevo y jugar 7 horas diarias al ordenador. Creo que puedo trasladar algo de mi experiencia a otros, y puede que hasta les sirva de algo.

Seguir leyendo Reflexiones de un estudiante veterano

Los taxistas tienen razón (no toda) al hablar de Uber y Cabify, pero…

Coches de Cabify incendiados en Sevilla
Fritura de coches de Cabify – Créditos: Diario de Sevilla

Una de las noticias del día es la quema presuntamente intencionada -aunque suene evidente- de unos vehículos de alquiler con conductor (o VTC) en Castilblanco de los Arroyos, a 40 kilómetros de Sevilla. Esos coches iban a reforzar el servicio con motivo de la Feria de Abril en la capital, los conductores estaban dormidos cuando empezó la barbacoa. Al percatarse del incendio hubo sujetos que impidieron salir a los conductores de su alojamiento -esto es muy turbio- y uno de los conductores consiguió salvar un coche tirando una verja.

Los coches calcinados son nueve Opel Insignia, Hyundai i40 y similares, que bien pueden estar sobre los 30.000 euros con un equipamiento y motores medios. Los daños son cuantiosos, podemos estimarlos en 200.000 euros considerando depreciación de los coches y lucro cesante. Si pillan a los responsables, tendrán que vérselas con los servicios jurídicos de la aseguradoras.

¿Y quién ha sido? Todos nos hacemos una idea, pero como periodista tengo que dar una información veraz y contrastada, así que hay que esperar a que se imputen responsabilidades al autor o autores. Desde luego las sospechas recaen en un colectivo muy concreto que no necesita presentación, y habría que matizar que serían miembros de un colectivo, no que representen a dicho colectivo, obviamente.

Seguir leyendo Los taxistas tienen razón (no toda) al hablar de Uber y Cabify, pero…

Los límites del derecho a la libertad de expresión y Cassandra Vera

Una de las noticias del día es la sentencia contra la tuitera Cassandra Vega (@kira_95), un año de prisión -que no tendrá que cumplir- por publicar tuits muy polémicos sobre Carrero Blanco y otras personas. Además, le inhabilitan a siete años para cargo público y pierde derecho a ser elegida (sufragio pasivo). En la página Web del CGPJ se puede leer con más detalle y próximamente descargar la sentencia, está pendiente de eliminar sus datos personales, como su nombre legal. En un medio provincial ha salido el mogollón completo.

Antes de nada, quiero dejar clarísima una cosa: estoy bastante lejos de ser sospechoso de ser franquista, y considero que hacer chistes sobre actos terroristas en público es lamentable. Uno en su esfera privada, con sus colegas, puede reírse de quien quiera, pero otra cosa es hacerlo en Twitter, aunque en su momento no te lea ni el Tato.

He leído los tuits polémicos (se pueden leer en Verne) y otros tantos que la figura ha hecho durante los últimos años. Ninguno me ha hecho gracia, y hay más de una perla que podría equipararse al de un contundente adjetivo castellano: gilipolleces. No simpatizo con Cassandra, ni la conozco, pero después de ver las cosas que tuitea, tengo que decir que no me inspira lástima.

Seguir leyendo Los límites del derecho a la libertad de expresión y Cassandra Vera

Hola, hablo de seguridad vial, ¿cómo puedo llamar tu atención?

El pasado domingo tuve una breve aparición en el programa de televisión “Seguridad Vital” de TVE 1 (a partir del minuto 18:45), el único espacio en el que toca el importante tema de la seguridad vial en la pequeña pantalla. Mantuve una charla con Jesús Soria, responsable de la revista de la DGT, y Ángela Alcover, un conocido rostro de las noticias informando sobre tráfico.

En la charla, que no estaba preparada -y de hecho dura mucho más de lo que se ve- reflexionábamos sobre cómo llamar la atención de la gente, y concretando un poco más, a ti también. Los mensajes de seguridad vial no se lanzan a los espacios etéreos, como la sonda Voyager, esperando que alguna entidad inteligente los capture, entienda y asimile. No, la gente que se dedica a esto quiere contar con TU atención, y lo hacemos por tu bien, el de los tuyos, y el de todo quisqui.

En un mundo en el que hay tanto mensaje, muchos entran por una oreja y salen por la otra. Son mensajes que no van con el receptor, es decir, no entiende que la cosa va con él. Supongo que es lo que piensa el típico que va hablando por el móvil sin un manos libres, pensará que los accidentes son eso que le ocurre solamente a los demás, y que él va con cuidado. ¿Cómo llegar a gente tan cerrada de mollera? A mí y a muchos nos gustaría que nos hiciese caso antes de que se pegue un tortazo.

Seguir leyendo Hola, hablo de seguridad vial, ¿cómo puedo llamar tu atención?

La justicia es ciega (tanto si nos da la razón, como si no)

Aunque alguien pueda pensar que ir a la carrera de Periodismo es una pérdida de tiempo y dinero para alguien que lleva ejerciendo 15 años, no puedo decir lo mismo. Una de las cosas más útiles que vienen en el plan de estudios es una introducción al derecho, eso de lo que hablamos todos y de lo que casi nadie tiene ni puta idea.

Resulta que existe una lógica tremenda detrás de cada fallo judicial, cada ley, cada artículo de la Constitución, la jerarquía legal, etc. Luego está aparte el lenguaje jurídico en sí, que por su gran precisión se escapa a la comprensión del ciudadano medio. En estos días estamos hablando mucho de justicia por lo del caso Noos o la condena al pederasta de Ciudad Lineal.

A Urdangarín no le han metido en la cárcel aún -habría sido una medida provisional- y al pederasta le han endiñado más de 70 años de cárcel. Ahora, sin tener ni puta idea de derecho, no puedo decir que la primera condena es injusta y la segunda sí lo es. Justo no significa “la sentencia que yo dictaría”, sino lo que se ajusta a derecho, lo que se ha probado, y aplicado por un experto en leyes. Pregunta jodida: de todas las sentencias de las que has opinado últimamente, ¿cuántas te has leído?

Seguir leyendo La justicia es ciega (tanto si nos da la razón, como si no)