Archivo de la categoría: Alcohol

Carta dedicada a los que combinan coche con copas

El lunes, mientras iba en un trayecto de tren hasta mi casa, me topé con esta carta en el periódico 20 Minutos (página 10). Cualquier comentario que pueda hacer al respecto sobra, ya que lo dice todo. Para los que piensan que nunca pasa nada, ahí va una réplica:

¡No bebas, no bebas!

Llegaste a mi vida hace unos cinco años. No recuerdo exactamente el día. Sí, el momento y las sensaciones. Y tu sonrisa. Eras un cielo aquí en la tierra. Todo dulzura. Mi amiga. Un ingrato acabó con tu vida hace demasiado poco tiempo como para que mis ojos, a medida que escribo estas palabras, no se llenen de lágrimas.

No voy a buscar explicaciones. No las hay. Simple y llanamente, no es justo. Me duele mucho lo que te ha pasado. Y me duele mucho el dolor de tu familia. En lo posible, estaré ahí para ellos, a sabiendas de que tú estarás siempre cuidándolos. Gracias por haber estado ahí. Gracias por seguir para siempre en nuestros corazones. Creo que soy un poco mejor gracias al hecho de haberte conocido.

A todo el que lea esto. Por favor, si vas a conducir, hazme caso. No bebas. No tomes drogas. No te creas en el derecho de acabar con la vida de alguna persona que tenga la desdicha de cruzarse en tu camino. No lo tienes. Hasta siempre, Susi. Carlos.

¿Cuántas “Susi” han muerto a manos de un conductor que ha bebido? Cámbiese “Susi” por cualquier nombre de hombre o de mujer. Y mientras esta forma de pensar no se erradique de la sociedad, este drama no tiene visos de acabar.

Un gesto tonto que ahorra desgracias

Alcohol

Estamos en la recta final de diciembre, empiezan los desfases, las comilonas, esas copitas para celebrar nosequé, las cenas de empresa… Ocasiones propicias para llenar el estómago más allá de sus exigencias y de ingerir más alcohol de la cuenta. Son culpables los hosteleros por servir el vino a tutiplén, son culpables los organizadores por no prever transporte alternativo para los conductores, son culpables los conductores, y también lo son los Guardias Civiles que te meten un paquete de escándalo por haber dado un positivo “de esos”, sólo por estar ahí.

En lo que toca a cada uno, ya se han escrito ríos de tinta sobre alcohol y conducción. La fórmula que utilizo a nivel personal es bastante efectiva, y seguro que no he descubierto la pólvora ni nada de eso. Si acudo a una comida, cena o lo que sea, lo primero que hago es pedirle educadamente al camarero que me retire la copa de vino.

Seguir leyendo Un gesto tonto que ahorra desgracias

Sobre el consumo ¿responsable? de alcohol

Cuando vemos un anuncio de bebidas alcohólicas, reza una letra pequeña “Consume con moderación. Es tu responsabilidad”. Cuando se le hace un test de alcoholemia a un conductor, y da positivo, de consumo responsable nada. El alcohol, como droga neurodepresora que es, altera las facultades, los reflejos, percepción del riesgo, etc.

Tomarse 3 vinos antes de conducir es un acto temerario, pero si lo hacemos en el salón de nuestra casa, puede ser incluso un acto saludable. No tengo conocimientos de dietética, pero el vino y la cerveza son algo más que bebidas para coger “un pedo”, y en su justa medida, pueden tener efectos beneficiosos. Al volante, ninguno.

El señor Aznar, que se hizo famoso por sus palabras al respecto, debió haber hecho un matiz para que no se prestasen a otras interpretaciones:

“No puede ir a más de tanta velocidad, no puede comer hamburguesas de tanto y además se le prohíbe beber vino; déjeme que decida por mí, en eso consiste la libertad […] es como esos letreros por las autopistas que dicen ‘No podemos conducir por ti’; ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí? Déjeme que beba tranquilo, mientras no ponga en riesgo a nadie ni haga daño a los demás”.

Seguir leyendo Sobre el consumo ¿responsable? de alcohol

Triple asesinato y a la calle

Mediados de noviembre de 2006. Una joven pareja, de unos 17 años, recibe la noticia del embarazo de la chica. No sé si se recibió con alegría o con miedo, dado lo que es un embarazo con esa edad, pero no se separaron y siguieron adelante con el embarazo. Sus familias esperaban con ilusión el nacimiento de la criatura.

Viernes 4 de Mayo por la noche. Yolanda G. conducía en estado ebrio su automóvil por una carretera de doble sentido, no sé cómo, perdió el control del coche y se metió en el carril contrario. La joven pareja circulaba en una moto y fueron embestidos por el coche de Yolanda.

Él murió en el acto. Ella murió a las 3 de la mañana en el Hospital, no se pudo hacer nada por su vida, y el futuro bebé también murió. Yolanda tuvo heridas leves y sufrió una crisis nerviosa, vaya diferencia.

Seguir leyendo Triple asesinato y a la calle

Simulador de botellón

Botellón, botelleo, botellada… diferentes expresiones para referirse al consumo de alcohol en la calle, una práctica convertida en habitual desde hace unos cuantos años. Cuando se habla de alcohol, es fácil encontrarse con un “entendido”, aunque tenga 15 años, eso da igual. Casi todos “saben beber” y por supuesto, y la duda ofende, controlan. El consumo de alcohol provoca anomalías en el funcionamiento del cuerpo, y es algo que hay que tener muy presente cuando se va a hacer una actividad peligrosa, véase conducir. Y ya no solamente en botellón, voy a referirme al consumo de alcohol en general.

Una forma inofensiva y segura de saber cómo nos va a cambiar el cuerpo con la bebida (suponiendo que no es garrafón), sin resaca, ni multa, ni malestar ni nada… es utilizar una web que se llama “BotellónVirtual”, (vista en Pito doble) creada por una clínica especializada. Podremos simular un botellón, viendo cómo aumenta la cantidad de alcohol según van entrando las copas, cómo va afectando al personaje y las últimas consecuencias si se sigue adelante. Es posible incluso provocar la muerte del protagonista a base de hacerle beber.

Imagen del juego

¿A qué nos lleva esto? A que conducir es una actividad que exige concentración, reflejos y precisión, y conducir en una recta también necesita de todo eso, aunque sea algo sencillo. Las alteraciones en el organismo nos afectan al conducir, y eso es algo en lo que mucha gente no cree, como pasa también con la distancia de seguridad. Algunos estiman que con 1-2 metros es suficiente separación, y el de delante “que no frene”. Pues con el alcohol, más de lo mismo.

Seguir leyendo Simulador de botellón

Borracho a 200 kilómetros por hora

Un nuevo caso de conducción temeraria “pata negra”. Reproduzco literalmente:

C16 al paso de Sant Cugat del Vallès

“Un juzgado de Rubí (Barcelona) ha condenado a un conductor a una pena de un año de prisión, cuatro de retirada de carné y a pagar una multa de 3.650 euros por conducir a 200 kilómetros por hora en un tramo de la autopista C-16, dentro del término municipal de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) en el que sólo se puede circular a 90.

El conductor, Borja T., de 23 años, ha sido condenado por un delito contra la seguridad del tráfico, otro de quebrantamiento de condena y dos más de conducción temeraria y desobediencia, ya que circulaba bebido, se negó a someterse a la prueba de alcoholemia y tenía antecedentes por hechos similares, por lo que circulaba sin carné.”

Para postre recorrió cierta distancia en sentido contrario. Vamos, todo un angelito. ¿Se tuvo en cuenta la posibilidad esta vez de que haya puesto a alguien en un peligro concreto? ¿O será que no es suficiente con ir a 200 Km/h?

Seguir leyendo Borracho a 200 kilómetros por hora

Ahórrate un mal trago

Está al caer la Nochebuena y la Navidad, y lo que ello implica: comidas y cenas de empresa, con amigos, con la familia, con compañeros de clase… en las que el alcohol estará presente. Antes de acudir a esas citas, deberías plantearte lo siguiente: ¿cómo volver a casa? ¿beberé alcohol o refrescos? ¿quién conduce? ¿puedo ir en transporte público? Estas preguntas pueden salvarte la vida.

Antes de llegar al límite legal de alcohol en sangre, las pequeñas dosis alteran los reflejos, la percepción de las distancias y sensación de velocidad, da sensación de confianza y aumenta el riesgo sin darnos cuenta. Es un buen motivo para no beber ni una sola gota.

Por encima del límite legal, si nos topamos con un control de alcoholemia, son 6 puntos menos en el carnet, 600 euros de multa y retirada del permiso durante un mes. Para rematar, puede subirte el seguro del coche. Luego no sirve de nada lamentarse que “te ha tocado a ti” o que “deberían estar haciendo controles en otra parte”. En el siguiente artículo de ElPais podrás conocer qué sucede en un control de alcoholemia rutinario de la Guardia Civil: “Soplar de madrugada”.

Seguir leyendo Ahórrate un mal trago

Sé lo que hicisteis el último viernes

NOTA: Actualizado, ver nota al pie de artículo.

Acabo de toparme con una noticia de esas que dejan boquiabierto. Los que hayan visto la película “Sé lo que hicisteis el último verano” encontrarán cierto paralelismo. En la noche del viernes, conducía un chico de 21 años con 3 pasajeros, de 18, 19 y 26 años. Hasta aquí, todo normal.

Era por la noche, hasta aquí todo normal. Conducía por una autopista con exceso de velocidad y de noche, nada que sorprenda. Tenía una tasa de alcoholemia de 0,45-0,47, pero es algo que muchos jóvenes hacen. Sufrieron un accidente y se salieron de la autopista, son cosas que pasan. No hubo otro vehículo implicado.

Los servicios de emergencia sólo encontraron a dos: el conductor (herido leve) y un acompañante (herido grave), que insistieron repetidas veces que eran los únicos que habían ido en el coche. Cuando los operarios de mantenimiento fueron a retirar el vehículo por la mañana, encontraron 2 cadáveres.

Seguir leyendo Sé lo que hicisteis el último viernes