Archivo de la categoría: Seguridad vial

Tortura china para los conductores que deslumbran con sus faros

Tortura china en Shenzhen

La policía de Shenzhen (China) está empleando de nuevo un método punitivo contra los conductores que van deslumbrando a los demás por mala regulación de los faros o el uso inadecuado de luz de largo alcance. Es una interpretación moderna del “ojo por ojo”, que a buen seguro escandalizará a los defensores máximos de los derechos humanos -todo un exotismo en China- y los oftalmólogos.

Por un lado me parece un método eficaz en el sentido de que si uno experimenta en sus carnes (o sus ojos) lo que supone un deslumbramiento, se lo pensará dos veces antes de volverlo a hacer. Por otro, es difícilmente justificable y puede darse la circunstancia de que haya sido sin querer. Que levante la mano quien nunca ha deslumbrado a otros conductores sin darse cuenta…

Las luces de largo alcance son para ver en condiciones de total oscuridad, y cuando no se deslumbre a otros usuarios. Hay modelos de gama reciente que, mediante las imágenes de una cámara de televisión, son capaces de activar o desactivar automáticamente el alumbrado de largo alcance. Es más, en combinación con los faros de matriz de ledes (o LED) es posible maximizar el alcance de las luces sin molestar a los demás usuarios, mediante juegos de sombras.

Seguir leyendo Tortura china para los conductores que deslumbran con sus faros

Entendiendo mejor qué es el aquaplaning con 3 vídeos

Hay dos tipos de conductores, los que han experimentado un aquaplaning o hidroplaneo, y los que aún no lo han experimentado (pero un día tal vez lo hagan). Es una sensación desagradable, el coche de repente deja de ser controlable, y el conductor puede salir airoso si mantiene la calma y sabe qué tiene que hacer. En caso contrario, puede pasarte como al protagonista de este vídeo:

Este chaval ha tenido suerte de ir en un coche moderno. Igual no lo parece, pero ha perdido el control del coche, se ha salido de la carretera, y ha volcado. No, no le ha pasado nada. Circulaba dentro del límite legal de velocidad en una autopista en Estados Unidos, pero no circulaba a una velocidad adecuada a tenor de las condiciones.

¿Qué pasó exactamente? Veámoslo. Los neumáticos están desalojando el agua constantemente con el piso mojado, y tienen una capacidad limitada de evacuación. A mayor cantidad de agua y mayor velocidad, más riesgo de aquaplaning. Si los neumáticos no tienen una profunidad de dibujo adecuada, el riesgo se dispara. Yo he sufrido un aquaplaning de los que ponen los huevos de corbata con 3 mm de surco, que son prácticamente inútiles pasados los 90 km/h si el charco tiene el agua suficiente. Mi velocidad era inadecuada, y era una curva donde había pasado muchas veces. No me pasó nada, tuve suerte, sangre fría, y mucha suerte.

Seguir leyendo Entendiendo mejor qué es el aquaplaning con 3 vídeos

Conducir y pilotar, un curso de conducción de 1994 (que sigue vigente)

Uno de los materiales que he utilizado para escribir mi libro de consejos de conducción y seguridad vial, “Tranquilos, que yo controlo” es este, un vídeo producido por Pirelli y la escuela de conducción de Siegfried Stohr en el circuito de Misano (Italia), hoy también llamado Misano Marco Simoncelli.

A pesar de que el vídeo tiene sus 22 añitos, prácticamente todo lo que se dice es aplicable a coches que salen NUEVOS en 2016, pero son más útiles para los conductores que usan coches sin ABS. Dura media hora y me parece un contenido de imprescindible visión para cualquier conductor, ya sea entusiasta o del montón. Creedme, enseña cosas que valen su peso en oro.

Es la única copia que existe en castellano en Internet

Creía perdido el contenido de una cinta VHS, pues desapareció, pero no recordaba haber hecho una copia de seguridad en DVD. Con un poco de esfuerzo he conseguido restaurar el contenido por completo, ya que el disco me salía como ilegible, pero tenía un cartucho: usar la misma grabadora con la que lo hcie, y ella sí pudo leerlo. Hubo suerte, y puedo compartir este excelente curso con vosotros. Tenía otra copia en Video-CD, que también era ilegible. Puñetera tecnología…

Seguir leyendo Conducir y pilotar, un curso de conducción de 1994 (que sigue vigente)

¿Por qué escribir sobre seguridad vial?

Marcapáginas Tranquilos, que yo controlo

Siendo inminente la presentación pública de mi primer libro, “Tranquilos, que yo controlo”, me he hecho una pregunta: ¿y cómo me metí en semejante lío? No fue ni por el oro ni la plata, y mucho antes de plantearme siquiera empezarlo, ya había estado años difundiendo, con mayor o menor éxito, los conocimientos para comprender los fenómenos que hay detrás de los mal llamados accidentes de tráfico.

En todo mi círculo de amigos y familiares solo tengo constancia de una víctima mortal en un accidente de tráfico, y fue mi bisabuela Carmen. Ella murió antes de que yo naciese, conduciendo un SEAT 600, y por ironías de la vida, era la madre de mi abuelo, Paco Costas. De lo poco que sé de aquel suceso es que ella no tuvo la culpa.

Varios de mis amigos han tenido accidentes de poca consideración, de esos que se cuentan, aunque algunos han tenido sustos de muerte, como el de un amigo, o como el de una amiga. Pero mentiría que mi motivación fuese proteger a mis allegados, a decir verdad, hice esto sin pensar en quiénes serían los beneficiarios. En otras palabras, para cualquiera que quisiese hacerme caso…

Seguir leyendo ¿Por qué escribir sobre seguridad vial?

Carta abierta a @TheGrefgYT (y demás “youtubers”)

Hace una hora escasa que sé que existes, y ha sido vía Memesis (Vozpópuli). No soy tu seguidor, ni creo que lo llegase a ser nunca, soy de otra generación y no hay “youtuber” en el planeta que me haya conseguido enganchar. No veo nada emocionante en ver a otra gente jugar al ordenador (ya si eso lo hago yo), ni desafíos, ni en qué te gastas el dinero ni en otras cosas. Me enteré que Audi te dejó un coche, un flamante A4 2.0 TDI de 150 CV con una buena ración de extras. ¿Que cómo lo sé? Experiencia. De hecho he conducido ESE coche, el 2412 JJS, ¿no me crees?

Sé lo que es que te dejen un Audi, de hecho, me han dejado unos cuantos más que a ti: A1, A3, A4, A6, A8, R8, TT, Q5, Q7 y creo que no me dejo ninguno. El primero lo pillé con 21 años, es que tardé en sacarme el carné, era un A3 1.9 TDI, aunque antes había catado un A8 TDI de 233 CV, menudo aparato chaval. Me dedico profesionalmente al motor y la verdad, daría un pulmón, un testículo o un riñón por tener la audiencia que tienes, unos tres millones de personas. En ese sentido, te felicito.

Después de tu vídeo estrella en el que salías conduciendo cerca de El Vendrell a más de 170 km/h, la marca te ha hecho devolver el coche. Normal, de hecho, no sé en qué demonios estaban pensando cuando te lo dejaron. Borrar ese vídeo y poner un tuit de disculpa es lo mínimo que podías hacer, en ese sentido, te reconozco el mérito. A ver cuándo haces un vídeo en el que desaconsejes ir a 170 km/h 😉

Seguir leyendo Carta abierta a @TheGrefgYT (y demás “youtubers”)

Puedes llevar un detector de radar, pero no utilizarlo

Seguramente has leído en las últimas horas que se han terminado las multas por tener detectores de radar, o que ya no es sinónimo de sanción segura, pero sigue leyendo. Todo viene a colación de una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 1 de Segovia, que resuelve a favor de una conductora un recurso impuesto por el Jefe provincial de Tráfico de Segovia.

Te pongo brevemente en antecedentes. En agosto de 2015 una conductora fue sorprendida en la N-VI, cerca de San Rafael, portando en su coche un dispositivo que, a criterio del agente que la denunció, era un detector de radar. La conductora se defendió con un recurso, alegando que no era un detector, sino “un dispositivo de ayuda a la conducción”, aportando un certificado de laboratorio, y aún así siguió el procedimiento legal. Como la administración ha perdido, deberá hacer frente a las costas judiciales.

Ahora, la explicación en lenguaje para personas normales. ¿Cuál es la novedad? Es la primera sentencia de este tipo que se produce en España.

Los detectores de radar están prohibidos por la legislación, en el artículo 11.6 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. El texto legal dice exactamente lo siguiente:

Seguir leyendo Puedes llevar un detector de radar, pero no utilizarlo

Cómo evitar que el conductor consulte el móvil conduciendo, al estilo neozelandés

https://youtu.be/wM75ulDRkhI

Vivimos en una sociedad idiotizada por el teléfono móvil, y estamos tan unidos a ellos, que se han convertido en una parte más de nuestro cuerpo. Conduciendo deberíamos pasar de ellos, pero la mayoría no lo hace, y yo caigo alguna vez que otra (soy humano).

Se ha dicho de todo con tal de evitarlo, pero creo que esta campaña de Nueva Zelanda puede tener un alto nivel de efectividad. Se trata de evitar las distracciones con la fuerza del amor. No me he metido nada, es pronto, se entiende mejor cuando se ve el vídeo. Me he reído a carcajadas con él.

La campaña va dedicada fundamentalmente a veinteañeros, pero puede aplicarse también a gente un poco mayor. La solución más eficaz que he encontrado a este problema es poner las notificaciones en silencio, ocutar el móvil en un compartimento con tapa, y enlazar las llamadas por Bluetooth. Lo demás, seguramente, puede esperar.

Seguir leyendo Cómo evitar que el conductor consulte el móvil conduciendo, al estilo neozelandés

Un polizón de goma en mi llanta

Trozo de goma

Después de un tiempo intentando vender mis neumáticos Pirelli Pzero Nero 215/45 R17 del Prius, decidí quedármelos y usarlos hasta que termine de freír los Goodyear EfficientGrip del eje trasero, los cuales ya aguantan más de 74.500 kilómetros. Los Toyo originales que llevaba delante ya no estaban bien aunque les sobraba dibujo. Puede que los Goodyear acaben durando más que los Pirelli; no, estoy seguro. Mi objetivo es gastar las cuatro a la vez y ya probar con otra cosa, probablemente Michelin CrossClimate.

La semana pasada hice una subida “a fuego” al puerto de Galapagar, y noté que le coche iba un poco más derrapón de la cuenta, tal vez por tener las ruedas un poco bajas de presión, o porque los amortiguadores ya tienen 128.000 kilómetros, o por las dos cosas. No le di mayor importancia, hasta que me encontré un cacho de goma atrapado entre el neumático y la llanta.

En ese momento me entró un sudor frío, y empecé a pensar qué podía haber pasado, y se me ocurrieron tres posibilidades:

Seguir leyendo Un polizón de goma en mi llanta