General, Toyota

Ponle a tu coche unas alfombrillas con espíritu RACER

El proyecto editorial en el que llevo involucrado los últimos meses, espíritu RACER, no se va a quedar en un blog sobre coches y otro sobre motos. Habrá más cosas, y una de ellas es una línea de complementos. Como hay que empezar por el suelo cualquier proyecto, vamos a por alfombrillas personalizadas. He recurrido a los servicios de soloalfombrillas.es para pedir un prototipo y ver si nos encaja.

El modelo cobaya es mi Toyota Prius, que va camino de los nueve años y las alfombrillas originales empiezan a mostrar algunos signos de desgaste, especialmente la del conductor. El emblema original se me rompió y no lo he arreglado por pereza. De vez en cuando las he cepillado y aspirado, pero el tiempo no pasa en balde. Además, el interior necesitaba algunas alegrías. Si miráis las fotos, veréis que el coche ha ganado estéticamente un poco.

Según esta empresa, las alfombrillas se hacen personalizadas para cada modelo, encajan perfectamente y tienen una calidad “mejor que la original” (sic)

La primera prueba de fuego es la del encaje, para lo cual el patronaje debe coincidir con el de las alfombrillas originales. Encajan como un guante, las medidas son las mismas. Mi modelo es reciente y se encuentra dentro de la lista de coches con medidas específicas de este proveedor: Prius tipo 2 (3g o ZVW30, 2009-2016). Mi segundo coche es más mayorcito y no sale en la lista, y voy con unas alfombrillas licenciadas Sparco universales (las originales se esfumaron). No es lo mismo, no.

Continue Reading

Seguridad vial

TPMS, el ángel de la guarda que te evitará un reventón

En los coches nuevos este sistema ya es obligatorio, avisa al conductor cuando un neumático tiene la presión muy baja y corre riesgo al circular. Lo ideal es que los neumáticos estén hinchados a una presión recomendada por el fabricante, medida en frío. Si están por debajo, aumenta el consumo y empeora el comportamiento. Si están muy por debajo, existe riesgo de pérdida de control por reventón o por desllantar.

Que levante la mano quien ha medido la presión de sus ruedas todas las veces que ha cogido el coche. Nadie. Ya me lo imaginaba.

El TPMS tiene como finalidad avisar que una o más ruedas está muy por debajo de un nivel de presión digamos normal, y lo hace todos los días. Si ese aviso llega a tiempo, se puede detener la marcha de forma segura, cambiar la rueda o tratar de reparar un pinchazo, porque seguramente tenga uno. Un neumático pierde presión de forma natural, pero no se deshincha rápido porque sí.

Antes de los adelantos técnicos que había ahora, que incluso se vendían neumáticos con cámara (como los de las bicis), era muy fácil tanto pinchar como sufrir un reventón súbito, como puede verse en el episodio de la Segunda Oportunidad “El reventón”. En un neumático moderno eso último es muy difícil, cuando un neumático revienta es que ha rodado el tiempo suficiente con muy baja presión, por lo que se ha sobrecalentado y el compuesto ha dicho “hasta aquí”.

Continue Reading

Cine y TV

Forrest Gump, una oda a la generación del “baby boom”

Las buenas películas las acabamos viendo más de una vez, incluso un número absurdo de veces, y siempre puede apreciarse algo nuevo. Recuerdo de niño ir con mis padres por la Gran Vía de Madrid y ver el cartel de “Forrest Gump” en uno de los cines. Tardé unos años más en verla, y obviamente no me quedé con todo.

Ayer la volví a ver, ya con 34 años y unos conocimientos de historia, geografía, sociología… mucho más profundos. Ha sido muy diferente. Estudiar “letras” vale para algo.

La película narra la vida de un baby boomer, es decir, nacido después de la Segunda Guerra Mundial, en teoría es la misma generación de mis padres (1957 y 1958), no tanto a efectos biológicos sino sociológicos. El personaje principal, creado en la novela homónima de Winston Groom, es un discapacitado intelectual leve (CI 75) que se ve involucrado en grandes hitos históricos en Estados Unidos desde los 50 hasta entrada la década de los 80.

Las interpretaciones de la película son diversas: cómo un “tonto” puede llegar a lo más alto en la sociedad estadounidense, un testimonio inocente de la historia reciente, cómo salir de cualquier adversidad, etc. Ese no es mi propósito, porque entiendo que es algo personal y cada uno puede verlo como quiera. Al caso, la película encierra detalles muy ricos, y lleva tiempo captarlos todos.

Continue Reading

Cursos

Próximo curso de conducción “Tranquilos, que yo controlo”: 23 de junio

Por si no te has enterado, organizo unos cursos de perfeccionamiento de técnica de volante, frenada y conducción en el circuito CPB de Segovia con el maestro Jaime “Correcaminos” Sornosa. Son los Cursos “Tranquilos, que yo controlo” (TQYC). Después de las dos primeras ediciones en enero, anuncio la próxima fecha para hacer el curso este mes, sábado 23 de junio.

El curso dura unas 4 horas entre teórica y práctica (10:00-14:00), puede no parecer mucho, pero los alumnos tienen una mejora espectacular de técnica. Como no son grupos muy numerosos, los ejercicios pueden repetirse las veces suficientes para coger hábito. Recomendamos hacer todo con el coche propio, pero tenemos disponible algún coche cedido para ese propósito. De todas formas, palabra de que no vamos a romper nada (sería preocupante que así fuese).

Si quieres más información, dirígete a la sección Cursos de conducción, donde amplío los detalles un poco más. Los interesados tenéis un formulario para rellenar, donde se dan los datos imprescindibles para formalizar la reserva. Ante cualquier duda, respondo a la mayor brevedad que pueda.

Continue Reading

Economía, Reflexiones

Carta abierta a Pablo Iglesias (por lo del casoplón)

Estimado Pablo:

Supongo que estarás ya hasta los huevos de que critiquemos la compra de una casa de 600.000 euros para vivir con tu mujer, Irene, y los mellizos que estáis esperando. En primer lugar, tengo muy en cuenta que no haces nada ilegal, ni inmoral, solo es falto de estética.

Me he metido en el simulador de hipotecas de Caja de Ingenieros, para un inmueble de 600.000 euros y una hipoteca de 540.000 euros a 30 años, y me sale un error: “El importe de la hipoteca no puede superar el 80% del valor del inmueble.” Bueno, leo en Bolsamanía que habéis puesto 120.000 euros de entrada (creía que eran 60.000) y entiendo que no hay un trato de favor para vosotros. No criticaré vuestro banco por tener afinidades con el independentismo catalán, el mío igual financia el exterminio de las ballenas, la contaminación de los océanos o la trata de blancas.

También he leído que, una vez que seáis padres, podréis reunir 2.200 euros cada uno, que son 4.400 euros al mes. Really not bad, al menos mientras tengáis los dos trabajo. Me parece también reseñable que “solo” ganéis tres salarios mínimos + complemento por paternidad, para no ser tan casta. El problema, Pablo, es que también hay que ser casto.

Continue Reading

Seguridad vial

Móvil a bordo, ¿en silencio o en modo avión?

En nuestra época movernos por la vida con teléfono móvil es como hacerlo con nuestros genitales, no nos olvidamos al salir. En el coche se ha convertido en uno de las principales fuentes de distracción, aunque tenga una multitud de buenos usos. Pasa algo parecido con los cuchillos jamoneros, pueden servir para una cosa buena o para una mala.

Uno de los consejos de seguridad vial que se está dando últimamente es la de poner el móvil en modo avión, para así cortar en seco cualquier potencial distracción. El modo avión lo que hace es cesar todas las transmisiones por radio del teléfono, incluyendo la telefonía móvil estándar. En los aviones se utiliza esto para no interferir con la aviónica o la radio de los pilotos con torre, y porque a altura de crucero no hay muchas señales útiles que captar.

Sin embargo, en un coche, el modo avión puede resultar contraproducente. Por ejemplo, cuando una persona nos llama y ve que salimos desconectado o fuera de cobertura, y sin actividad en redes como WhatsApp desde hace horas, alguien puede ponerse bastante nervioso. Además, en el caso de tener una aplicación que llama a emergencias ante una fuerte deceleración (los móviles modernos llevan sensores que lo notan) se convertirá en inútil.

Continue Reading

Reflexiones

Equipo de investigación y las carreras ilegales

Cuando no tengo nada que hacer un viernes por la noche, suelo ponerme La Sexta hasta quedarme frito. Es el horario de emisión de “La Sexta Columna” y “Equipo de investigación”. Este último programa es muy interesante desde el punto de vista periodístico, sus reporteros realmente se han jugado el tipo contra presuntos criminales, gente de barrios de mala muerte… hasta se ha podido ver cómo alguien les encañonó con una pistola.

El programa de ayer iba sobre las “carreras ilegales”, un término tan difuso como puede ser “gran cilindrada” o “alta gama”. El uso de esas palabras sin el conveniente rigor provoca confusión y que al final el lenguaje pierda su función, que es que emisor y receptor se entiendan. No creo que en este país haya un problema en ese sentido, al menos si estamos pensando en las cosas que se ven en “Fast and Furious”.

Los guionistas del programa en mi opinión exageraron bastante algunas cosas, como cuando se referían a una “carrera ilegal” porque había unos chavales yéndose de tramo en una carretera donde apenas pasa  nadie. Ojo, no es que quiera decir que es una actitud inocente, pero si realmente hubiesen estado compitiendo, habrían pasado mucho más rápido.

Continue Reading

Personal

Radio URJC

Hace casi tres años me reenganché a la universidad, algo que tenía que haber hecho tiempo atrás, pero no se habían dado las circunstancias más favorables. Gracias a que Weblogs SL me despidió en 2014, recuperé horas en mi vida como para poder quitarme la espinilla de no haber estudiado periodismo. Cuando rellené la solicitud al siguiente verano, marqué la Universidad Rey Juan Carlos como segunda o tercera opción. Me enteré aquel día que había un campus en Fuenlabrada.

En mi primer año tuve a un profesor de esos que despiertan auténtica admiración, aunque en justicia debo decir que fueron más. Ese profesor al que me refiero, identificado como “P.”, me dio  lecciones que aún me hacen estarle agradecido, aunque sacase una nota muy lejos respecto a mis expectativas. No le guardo ningún tipo de rencor, sé que no rendí todo lo que podía, y no debo buscar excusas, aunque las tenga.

Hace unas horas, leí una información en El Mundo sobre un profesor que había destapado no solamente lo del Master “Black” de Cristina Cifuentes, también ayudó a caer al miserable rector plagiador. Es el “garganta profunda”, y ahora puede que vayan a por él los poderosos. Les va a costar encontrar algo turbio o que echarle en cara. Según leí el artículo, me di cuenta de exactamente quién estaban hablando. Obviamente no voy a decir quién es, lo siento, respeto su derecho al anonimato parcial, aunque en el campus sabemos quién es, y el rector también.

Continue Reading