Cursos

¿Quieres participar en un curso de conducción “Tranquilos, que yo controlo”?

Hace más de un año que publiqué mi primer libro, sobre seguridad vial y consejos para conducir, todo recopilado de la experiencia y el saber de otros que me enseñaron en su día. He pensado… ¿por qué no hacer algo más tangible? Pues lee, que igual te interesa.

Estoy organizando un curso de conducción segura de iniciación con las técnicas básicas para evitar accidentes, en un entorno seguro y con monitores profesionales. Esto, obviamente, costará un dinero, pero mi ánimo no es el lucro (ni creo que me lucre). De hecho, podré conseguir un precio inferior al de la media del mercado. Todos aquellos que estéis interesados, tendréis un formulario para dejarme vuestros datos más abajo.

Será una forma de comprobar empíricamente algunas de las cosas que cuento en el libro

Hay cosas que solo se aprenden cuando se experimentan en primera persona, pero es mejor hacer eso en un lugar donde los errores no se pagan caros al haber sitio de sobra; en vez de objetos duros y contundentes solo habrá conos. Las plazas de momento estarán limitadas, pero si se peta el aforo se celebrarán más cursos, ¡no pasa nada! Si no conoces “Tranquilos, que yo controlo”, ya estás tardando en ir a la página web enlazada, que el primer capítulo se puede descargar gratismente sin registros y sin leches, un PDF que haces clic y baja. Punto. También lo puedes comprar en ebook sin DRM y se lo pasas a quien te apetezca.

Continue Reading

Personal

Actualización: Pistonudos dejó de estar activo como sitio web el 22 de diciembre de 2017 sin mediar explicación ni aviso alguno.


Hace un mes que la página web de motor Pistonudos paró su actividad por completo. He aquí mi versión. No es ningún secreto que a los pocos meses de fundarse me vi prácticamente solo intentando levantar el proyecto tras la estampida del resto de equipo ex Autoblog por una gran variedad de razones. Podía haber abandonado en ese momento o intentarlo, elegí la opción B).

Desde finales de 2015 me quedé al cargo de mantener la página como podía, limitado por mi propia capacidad y el tiempo que le podía dedicar, habida cuenta de que tengo otras ocupaciones que merecen mi atención, como otros trabajos, escribir un libro y sacarme una carrera universitaria. El precio a pagar por mi parte fue alto: trabajar una media de seis días a la semana, sin festivos, sin horarios… porque creía en el proyecto y en que las cosas iban a mejorar.

Pero las mejoras no llegaban. Incluso llegó a desaparecer la publicidad de coches de la página, algo relativamente importante en una web de motor. Aún así, aguanté. Meses después, al iniciar el verano, volvió la publicidad, volvieron los ingresos, pero ni yo ni los colaboradores que estábamos peleando por mantener un producto decente hemos visto un céntimo. Considerando que nos ampara la razón, a partir de agosto empezamos a no publicar los fines de semana, y a partir de septiembre hubo dos paros, uno de días, otro que empezó el 30 de septiembre. Sí, hace un mes. Solo queríamos que nos escucharan.

Continue Reading

Personal

Faltan dos semanas para uno de los episodios más convulsos de la historia reciente de España, el “choque de trenes” entre el Gobierno de España y la Generalitat de Catalunya. De este tema han corrido ríos de tinta, y aquí va una opinión más, con la que se podrá estar de acuerdo (o no).

Si el Tribunal Constitucional ha suspendido el referéndum, es porque es ilegal. Cualquiera que haya estudiado nociones de Derecho lo sabe. Toda consecuencia que se derive del incumplimiento de las leyes no es cosa de Rajoy, ni de la derecha, ni de los pitufos: las leyes ya estaban ahí. En el ordenamiento jurídico español no existe lugar para lo que se pretende hacer el 1 de octubre.

¿Debería haber un referéndum? Opino que sí, pero ni de la forma que se está haciendo, ni sin que nos pregunten a todos. Catalunya es tan española como Almería, Galicia, o Canarias. Yo creo que es algo que nos incumbe a todos, y como no-censado en Catalunya, nadie me ha preguntado. Quiero votar, y votar que no quiero independencia, con todas las garantías democráticas.

Continue Reading

General

Hoy día hay que estar en la onda, y eso implica estar en redes sociales, especialmente Instagram. He abierto una cuenta abierta, en la que os invito a seguirme. En realidad es mi cuenta profesional, ya que en su día me abrí otra en la que acabé mezclando lo personal con lo que no lo era.

Es un error del que afortunadamente me pude arrepentir, un buen día le puse un candado y me quité todos los seguidores que no conocía. Lo siento, tuve que hacerlo. Aprendí la valiosa lección de que hay mezclas que no salen bien, y así puedo permitirme el lujo de compartir aquello que es personal con mis allegados, seguir a quien me dé la gana sin dar explicaciones, y para todo lo demás, @javiercostasfranco en Instagram (hay unos cuantos Javier Costas por ahí…)

No prometo seguir a nadie, pero también digo una cosa: si no te gustan los coches, mejor no me sigas, te ahorrarás tener que suprimirme algún día. Puede que caiga alguna foto postureando, no digo que no, pero me abstendré de poner comidas, selfis sin venir a cuento, o fotos mías ligerito de ropa (para cuando llegue al millón de seguidores me lo replanteo).

Continue Reading

Reflexiones

En los últimos días se ha producido una efeméride que sería irrelevante, que una chica llamada Andrea ha cumplido 18 años. Es una Andrea muy especial, de hecho, la Andrea más famosa de España. Ella no ha hecho nada más que ser hija de quien es, y las presentaciones creo que sobran: un torero y una mujer que tuvo una breve relación con él.

La muchacha en cuestión ha salido en varios medios de comunicación de sociedad porque ya es legal sacar su cara, ya no hay que pixelársela, ya es adulta. No tiene muchas facilidades de llevar una vida normal en España, así que va a pasar el curso a Reino Unido -ella que puede-. De ese punto quiero irme a otro, el de ahora menores de edad que tienen una exposición mediática sin quererlo: sus propios padres les exponen.

Varios amigos y conocidos que se han estrenado en la paternidad, en la larga veintena o corta treintena sobre todo, publican orgullosos fotos y vídeos de sus hijos. En principio no son públicas, sino que son accesibles a un grupo de amigos, familiares y allegados. No todas las redes sociales tienen el mismo grado de protección. Los que hemos escarmentado al respecto o nos hemos informado sabemos que hay que ir con mucho cuidado sobre qué se publica, quién puede verlo y qué caducidad tiene ese contenido.

Continue Reading

Reflexiones, Seguridad vial

El pasado sábado me disponía, como otros tantos cientos de miles de españoles, tomarme unos días de “trabacaciones”. Sé que no era el mejor día, previsión de atascos, malas horas (eran las 9:30) y demás cataclismos asociados a un sábado de inicio de operación salida, pero iba a viajar con más gente. El tráfico en sí fue el menor de mis problemas.

Hallábame circulando por la A-6 en las cercanías de la M-40, sentido Madrid, carril izquierdo, al ritmo que permitía ir el tráfico, pero ágil. Eso pensé. Por el retrovisor vi a un SUV/todoterreno hacer eses entre el tráfico, como si estuviese jugando al Need for Speed, sudando de las normas y de la más elemental prudencia. El sujeto en cuestión se topó conmigo sin posibilidad de avanzar. Era un gilipollas de manual, acosando y amedrentando a los demás por tener un coche que supera holgadamente las dos toneladas y el doble/triple de potencia que tiene un turismo normal.

Saqué el brazo por la ventanilla y le hice un ademán de que se relajase, con movimientos hacia arriba y hacia abajo suaves, la carretera no le pertenece y yo tampoco me podía cambiar de carril. Solo conseguí ponerle de más mala hostia, tirarme luces y que se acercase más. Realmente no se podía ir más rápido, y menos cerca de la M-40. En un momento dado, le enseñé las luces de freno (con acariciar el pedal basta) y las de emergencia, dio un volantazo y me pasó por la derecha -en un hueco que se abrió rápidamente- con violencia. A partir de ahí empezó un episodio que podría haber acabado fatal.

Continue Reading

Curiosidades

ItalDesign Airbus Pop.up

Hay religiones que impiden trabajar en sábado, otras beber alcohol, y la mía prohíbe meterme en atascos. Prefiero hacer 20 kilómetros más haciendo caso a Waze y evitar quemar mis nervios. Cuando llevo un automático el estrés es inferior, pero con un manual me dan ganas de protagonizar mi particular día de furia.

Alguna vez he pensado en evadirme de un atasco de formas creativas, mediante los gadgetomuelles en el coche, salir volando o que se habilite un carril especial para salir echando viruta. Al menos las dos últimas ideas son menos absurdas y están siendo estudiadas por algunas mentes preclaras.

Lo de salir volando está en estudio por parte de Airbus e ItalDesign, que presentaron la idea en el Salón de Ginebra. Su idea se llama Pop.Up, son vehículos que pueden dividirse en dos y mandar la parte del habitáculo por vía aérea. Es como usar drones, pero a lo bestia. La parte del chasis-motor (terrestre) se zafará del atasco cuando pueda e irá a una base donde llegarán unidades aerotransportadas. Miedo me da pensar en el coste, a pesar de que todo sea eléctrico.

Continue Reading

Mecánica, Seguridad vial

NOTA: imagen a efectos ilustrativos

Seguro que más de uno se va a sentir identificado con lo que va a leer a continuación, o conoce algún ejemplo en su círculo más cercano. Pensemos en el ciudadano X, no importan sus características, ni su sexo, ni a quién vota. Tiene un coche que usa para desplazarse de un lado a otro, un simple medio de transporte que ya no está nuevo ni hay garantías que vigilar. El ciudadano X no sabe nada de mecánica. Tampoco destaca como conductor, trata de cumplir con las normas y no se mete en líos con la Guardia Civil.

El ciudadano X no se preocupa del estado mecánico de su coche. A veces se fía del consejo de terceros -algunos de ellos son “mecánicos”- y cree tener el coche en buenas condiciones. El ciudadano X va al dentista cuando le duele algo, si no, no. El ciudadano X lleva su coche al taller cuando se rompe algo, si no, no.

Lo que el ciudadano X no sabe es que cualquier día puede apuntarse a las estadísticas de la DGT en la sección de anécdotas: accidente por fallo mecánico o de algún elemento del vehículo (el 90% son errores humanos). Los sistemas de seguridad activa y pasiva del coche pueden estar en mal estado por simple negligencia. Contará estadísticamente como fallo mecánico, pero será otro error humano. Nadie le ha dicho al ciudadano X que su coche es un peligro, aunque en la ITV el coche ha ido pasando.

Continue Reading