carta abierta – JavierCostas.com
General

Gas Licuado de Petroleo

Acabo de hablar con un taller de instalación de equipos de GLP. Me han comentado muy amablemente que se espera que cambie la retroactividad de la ley que afecta a los coches candidatos a usar GLP. Me explico. Actualmente se exige que un coche a GLP tenga una homologación R-115 de su equipo de gas hecho por el fabricante de los componentes.

Sin esa homologación, no se puede pasar ITV. No es algo que pueda hacer un particular por su cuenta, solo puede encargarlo el fabricante de equipo de GLP, cuesta una pasta (más que el coche) y hacen falta varios coches de la misma gama (y motor). Por lo tanto, solo nos queda un resquicio, y es que la Ley deje de ser retroactiva.

Es comprensible que, para coches posteriores a 2004, se obligue a tener esa homologación R-115, porque podrían pasarla sin problemas. Pero un coche más viejo, no pasa esa homologación ni de coña, por lo que es la pescadilla que se muerde la cola. Propongo una acción cívica para acelerar el desatasco de esta cuestión: un modelo de carta.

Continue Reading

Alcohol

El lunes, mientras iba en un trayecto de tren hasta mi casa, me topé con esta carta en el periódico 20 Minutos (página 10). Cualquier comentario que pueda hacer al respecto sobra, ya que lo dice todo. Para los que piensan que nunca pasa nada, ahí va una réplica:

¡No bebas, no bebas!

Llegaste a mi vida hace unos cinco años. No recuerdo exactamente el día. Sí, el momento y las sensaciones. Y tu sonrisa. Eras un cielo aquí en la tierra. Todo dulzura. Mi amiga. Un ingrato acabó con tu vida hace demasiado poco tiempo como para que mis ojos, a medida que escribo estas palabras, no se llenen de lágrimas.

No voy a buscar explicaciones. No las hay. Simple y llanamente, no es justo. Me duele mucho lo que te ha pasado. Y me duele mucho el dolor de tu familia. En lo posible, estaré ahí para ellos, a sabiendas de que tú estarás siempre cuidándolos. Gracias por haber estado ahí. Gracias por seguir para siempre en nuestros corazones. Creo que soy un poco mejor gracias al hecho de haberte conocido.

A todo el que lea esto. Por favor, si vas a conducir, hazme caso. No bebas. No tomes drogas. No te creas en el derecho de acabar con la vida de alguna persona que tenga la desdicha de cruzarse en tu camino. No lo tienes. Hasta siempre, Susi. Carlos.

¿Cuántas «Susi» han muerto a manos de un conductor que ha bebido? Cámbiese «Susi» por cualquier nombre de hombre o de mujer. Y mientras esta forma de pensar no se erradique de la sociedad, este drama no tiene visos de acabar.

Guardarrailes, Motos, Reflexiones, Seguridad vial

7 de noviembre de 2001, ETA provocó un atentado en Madrid que dejó 95 heridos. Un turismo sospechoso se dio a la fuga y un ciudadano modelo lo siguió mientras alertaba a al 092. Su llamada y el dispositivo montado por Luis Alberto Rubio Sánchez permitió la captura de dos terroristas (fue condecorado por ello en 2003). Luis Alberto era conductor del jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía. Era un buen agente con 25 años de servicio y buenísimo expediente, y además, una persona muy querida en su entorno.

Luis Alberto Rubio Sánchez

Las motos eran su pasión, era un miembro activo de la comunidad. Dicen que era un conductor muy responsable, que cumplía normas y límites con disciplina. El pasado 14 de enero, hace un mes, acudió a una concentración de Pingüinos (la reunión motera más importante de España) a bordo de su Honda Goldwing. En el kilómetro 84,600 de la AP-6, volviendo a casa, se cayó. Golpeó contra un guardarraíl de «los nuevos».

Continue Reading

Guardarrailes, Motos, Reflexiones

En la pasada manifestación del 4 de Noviembre en Madrid, en la que el colectivo motero tomó de forma pacífica las calles de Madrid para reivindicar un aumento de la seguridad, señalando directamente a los guardarraíles, que tanto daño han hecho, se leyó al final un estremecedor testimonio.

Manifestación del 4-N

No es lo mismo hablar de cifras que de personas. No es lo mismo decir «el fin de semana pasado murió un motorista contra un guardarraíl» que «Pedro perdió el control de la moto y se estrelló contra un guardarraíl. El impacto le segó la vida y la de su novia, la de sus padres, la de sus amigos, la de los hijos que nunca nacerán, la de sus compañeros de trabajo…».

Continue Reading

Reflexiones

Este texto va dedicado a todos los que se sientan identificados con él. Quien se vea afectado por estas líneas, tiene un serio problema. Aviso que esta carta abierta tiene dosis de ironía y sarcasmo y no debe ser interpretada al pie de la letra:

«Estimado as del volante:

El otro día me crucé contigo, y antes de que pasara todo, te pude leer las intenciones en cuestión de segundos, nada más verte. Yo iba por una avenida tranquilo, a las 4 de la tarde, sin tráfico, a unos 50 kilómetros por hora para salir de una población. De repente, se me pegó tu coche -un utilitario con unos cuantos añitos-, tan cerca, que pude ver el color de los ojos de tu compañero a través del retrovisor. No sólo era el que ibas pegado a mi, es que venías muy rápido y con la cara de velocidad que mostraba tu rostro se te veía con ganas de llegar a Valencia en media horita.

Continue Reading