Archivo de la etiqueta: medio ambiente

Madrid y sus parquímetros desincentivarán aún más ir a la capital

Muy recientemente conocimos las intenciones del Ayuntamiento de Madrid de declarar la guerra a la contaminación y a poner patas arriba el modelo de movilidad de la capital en pocos años. De todas las medidas anunciadas -30 ni más ni menos- había que leerse el PDF completito de 160 páginas. En él se encuentra la siguiente perla, página 83:

“Horario de prestación del servicio [del SER]: Adecuación de los horarios de regulación en zonas que presentan especiales características de demanda de transporte privado tanto en horario nocturno como en sábados tarde o domingos y festivos.”

Si los parquímetros empiezan a funcionar las 24 horas del día en los pocos sitios de la ciudad a los que tengo que ir, directamente dejaré de ir. Mi coche ultracontaminante no empeorará el problema de Madrid, aunque me haya gastado 3.000 euros en ecotuning para que sea lo más limpio posible (híbrido Euro 5 a GLP, que pasaría Euro 6c con la punta de la nariz). El escape es tan limpio que a veces es más sano lo que sale del tubo que lo que me entra por la admisión.

Sé que mi caso no es representativo, pero lo voy a exponer de otra forma.

Desde que hay que pagar por aparcar en Madrid, he procurado ir a la capital lo mínimo posible, y he tratado de reducir mis incursiones capitalinas al horario en el que no funciona el SER, que los operarios merecen descansar. Mi bolsillo también. Aunque hay que pagar, encontrar aparcamiento en según qué zonas es una odisea. Lo sé, y ser vecino en esos barrios tiene que ser un infierno. Mi coche antiguo ni se me ocurre bajarlo a Madrid, para que me lo arañen aparcando o quede tiznado con porquería aérea, lo dejo donde está.

Seguir leyendo Madrid y sus parquímetros desincentivarán aún más ir a la capital

“La era de la estupidez”, un documental que deberías ver

Recién he terminado de ver un documental de hora y media al que llegué por accidente, y que me ha atrapado sin remedio. He conseguido resistir incluso a las inevitables cabezadas de la sobremesa, y al terminar de verlo, me he preocupado bastante. Pasa lo mismo cuando a uno le sacan de su burbuja y le recuerdan que el mundo no va por el buen camino.

“La era de la estupidez” es una obra de 2009, que se anticipó al año en el que los científicos establecieron el punto de no retorno para reducir las emisiones de carbono, 2015. Sí, han pasado dos años, y preocupa especialmente que el ahora presidente del país más contaminante del mundo piense que el calentamiento global es una patraña. Muy posiblemente ya hemos superado la era contemporánea, y hemos entrado de lleno en la era de la estupidez.

Detrás de la realidad cotidiana de mensajes de WhatsApp, vídeos y GIF de gatitos, youtubers y demás banalidades está la realidad. Nos estamos cargando el planeta más rápido que nunca, y no podemos esperar que la papeleta la resuelvan los políticos, y menos si se vota a los políticos equivocados. Si la gente vota estupidez, estupidez tendrá. Ya dijo Einstein que hablamos de algo infinito, y no se refería al Universo.

Seguir leyendo “La era de la estupidez”, un documental que deberías ver

Que no te dejen circular con tu coche por una ciudad contaminada es una putada, pero necesaria

Skoda Rapid taxi
Fotografía de Francisco Anzola (Flickr) bajo Creative Commons

Reconozcámoslo, a nadie le gusta que un poder público limite nuestra movilidad por motivos relacionados con el ecologismo. Los episodios de alta contaminación en Madrid o Barcelona han sido avances de lo que vendrá más adelante, la restricción o prohibición de circular con coches viejos o que no estén a la última, dependiendo de la gravedad de la polución.

Madrid tiene un protocolo que contempla limitar la movilidad dentro del anillo de la M-30, en distintos niveles. En el caso más extremo, solo se libran los coches más limpios: híbridos, eléctricos o movidos a gas. París va más allá, y desde el 1 de junio no se podrá circular por el equivalente a su M-30 con coches matriculados hace más de 20 años, todos los días laborables de 08 a 20 horas, salvo las excepciones de rigor.

Nos tenemos que ir mentalizando que eso acabará pasando en otras grandes ciudades, porque los vehículos más antiguos (no solo turismos, también motos o furgonetas) no serán los más numerosos, pero lo que sale por sus escapes es más dañino para la salud de las personas. Las ciudades no son solo edificios, farolas y bancos, están repletas de gente, que respira un aire de mierda, y empeora su salud. Esto está más que demostrado, quien no lo quiera ver, está ciego, sordo y mudo.

Seguir leyendo Que no te dejen circular con tu coche por una ciudad contaminada es una putada, pero necesaria