Reflexiones

Os pondré en antecedentes. En el Gran Premio de Singapur del año pasado Nelson Piquet Jr. protagonizó un espectacular golpe que obligó a sacar a pista al coche de seguridad y eso acabó beneficiando a Fernando Alonso, el ganador de la carrera.

Habiendo demostrado que como piloto no da la talla, prescinden de sus servicios en Renault, y lo primero que se le ocurre a Piquet es hacer de mujer despechada: «¿Me despedís? Pues yo destapo la mierda». Tal vez esa era la mierda que mencionó en abril de este año: «Toda la mierda me pasa a mí y él tiene suerte» (aunque luego se desdijo).

Es un recurso de mediocre justificar que un bicampeón del Mundo debe más a su suerte que a su habilidad. Pero sigamos… Al final la FIA ha investigado y se demostró que Piquet se estrelló adrede por orden de equipo para beneficiar al Nano, que era ajeno a todo esto. Tócate los webs…

Continue Reading