Cine y TV

Un homenaje a Paco Costas y «La Segunda Oportunidad»

Hoy por hoy la Seguridad Vial no tiene mucha presencia mediática, algo que ya pasaba antes del puñetero coronavirus. Nos preocupan más otras cosas, a fin de cuentas, estamos con niveles de siniestralidad mínimos en relación al número de vehículos y de conductores. En ese oasis se encuentra Seguridad Vital, que volvió a emitirse los domingos por la mañana en TVE 1. Es un programa muy didáctico e instructivo para toda clase de públicos.

En los últimos años que mi abuelo Paco vivió, fue entrevistado varias veces por el programa. Doy fe del cariño que se tenían el director del programa, Carlos García Hirschfeld, y mi abuelo. Cuando el programa se puso en contacto conmigo para participar en un homenaje a su trayectoria solo pude decir que sí. Hoy se ha producido el 41 aniversario de la última emisión de «La Segunda Oportunidad», lo que vino después fueron todo reposiciones. Era un buen día para recordar su obra, así como el trabajo de toda la gente que hizo realidad la serie.

Mi relación con «La Segunda Oportunidad» fue accidental. Cuando se emitió el último episodio yo no era ni un proyecto para mis padres, nací 5 años después, en 1983. La serie la descubrí porque había una copia en VHS en casa, sin carátulas, solo ponían el título de la serie y el número de cinta. Me pudo la curiosidad y empecé a devorar la serie. Eso ocurrió entre 1992 y 1995. Varios años después, le ayudé a digitalizar la serie y tener una copia en un formato más perdurable, DVD, y de ahí saltó a Youtube a toda la calidad que se permitía en su día (máximo 10 minutos y 480p).

Continue Reading

Personal

Las últimas horas han sido muy intensas, desde que el lunes conocí el agravamiento de la salud de mi abuelo y pude despedirme de él, hasta ayer, día en el que se produjo su velatorio. Cuando lancé el tuit anunciando el fallecimiento de Paco Costas, el teléfono no ha parado de sonar entre tuits, mensajes de Whatsapp, correos, mensajes en foros, llamadas… Ahora la batería me dura la mitad que un día normal.

He respondido a los que he podido, pero he leído todos los mensajes. En nombre de la familia, mi profundo agradecimiento por el cariño y el afecto hacia Paco mostrado en cualquier forma de mensaje o pensamiento. Seguramente él diría que no era para tanto, que él era un rostro presentador y que el mérito hay que repartirlo entre muchas personas.

Tampoco yo mismo esperaba que hubiese tanto movimiento mediático por su despedida, pero a veces equivocarse resulta un enorme placer. El tuit ya se ha visto como medio millón de veces, posiblemente tiene tantas interacciones como el resto de mis tuits (todos juntos) desde 2008. He estado pendiente de lo que ha salido en medios de comunicación, ya no solo desde el interés de un familiar, también como periodista.

Continue Reading