Personal, Reflexiones, Seguridad vial

Mercedes

Conocí a Mercedes cuando empecé mi Ciclo Superior de ASI (Administración de Sistemas Informáticos), allá por 2002. La nueva llegaba unos días tarde al curso porque era su enésima opción, y llegó al Ciclo sin tener ni idea de informática, así que la «adopté» y nos pusimos como compañeros.

Me senté con la chica más guapa de clase, pero el motivo real era que me caía bien. A lo largo del tiempo, no hemos materializado nada más que amistad. Ella salió con otros chicos y yo hice lo propio con otras chicas. Le costaba aprender, pero se sacó los dos años porque le puso muchas ganas.

La informática no le apasionaba precisamente, pero aprendió Linux, Sistemas Operativos, expresiones regulares, programó en C… son cosas infumables para un usuario básico. Aprendió en 2 años lo que a me llevó 2 décadas, también el ritmo de aprendizaje fue diferente y yo he abarcado más disciplinas.

Este verano Mercedes tuvo un accidente de coche. Se quedó dormida a 10 kilómetros de su casa y se empotró contra una rotonda cuando rompía el alba. Yo me enteré con bastante retraso, un mes después, y en aquel instante, aunque sabía que estaba bien, casi eché a llorar (los hombres también lo hacemos).

Continue Reading