Clásicos, Curiosidades, SEAT, Turismos

Los mayores de 30 años seguramente conozcan este capítulo de «La Segunda Oportunidad». En él se explicaba que una curva no puede ser siempre la misma y que hay que andar con ojo. Para «ilustrar» este hecho, tiraron por un puente un SEAT 850, con nefastas consecuencias para éste:

Más de uno se preguntará si el coche permanece ahí actualmente, ya que donde quedó, el acceso era complicado. El enigma quedará resuelto en pocas líneas de lectura.

Continue Reading