«Médicos por la verdad», ¡es que te tienes que reír! – JavierCostas.com
General, Reflexiones

«Médicos por la verdad», ¡es que te tienes que reír!

Como muchos españoles, desde que empezó la pandemia allá por marzo he cambiado mis hábitos de entretenimiento. Consumo algo más de Youtube, a veces por evasión, a veces por echarme unas risas (con programas presuntamente serios), por contrastar… y luego, aparte, está «La reunión secreta».

No he visto muchos programas, pero he visto rigor, he visto protagonismo de la ciencia, pocas opiniones con el palillo en la boca y un afán por ser honestos y decir las cosas como son. Además, la calidad de la realización y puesta en escena es tan profesional -o más- que como espacios televisivos en la era del confinamiento. Os recomiendo darle una oportunidad.

Ayer hubo un programa especial sobre un colectivo que se denomina «Médicos por la verdad», que como toda gente que quiere enseñarnos «la verdad» y «lo que no quieren que sepas», esconde unas opiniones y unos razonamientos que dan la misma sensación mental que cuando uno levanta la tapa de una fosa séptica. Cuanto más se acerca uno a la tapa levantada, más huele a mierda.

Ayer fue de invitada la Dra. María José Martínez Albarracín, licenciada en Medicina (*) y jubilada, para explicar la postura de su colectivo sobre temas espinosos. Lo primero que supe de esa mujer fue a través de un contacto de WhatsApp, sobre la inconveniencia de que las personas sanas -o asintomáticas- llevemos la mascarilla puesta, y que es la propia OMS la que no recomienda tal cosa. Se me levantó una de las cejas, os lo admito.

Traté de escuchar a la doctora con atención, sin prejuicios y sin imaginármela con un gorro de aluminio sobre la cabeza… os aseguro que lo intenté. En el momento en el que ligó la posibilidad de que la gente enfermase y/o muriese por la influencia de la cobertura 5G (que comercialmente no está desplegada, solo se han hecho emisiones en pruebas, y se trata de radiaciones no ionizantes y por tanto INOCUAS) y las WiFi solté una carcajada. No la pude evitar, como al que se le escapa una ventosidad, no fue intencionado.

En ese momento mi cerebro desconectó. La señora llevaba un buen rato intentando ganar autoridad introduciendo una cantidad totalmente desproporcionada de lenguaje técnico, tanto, que ni el Dr. José Miguel Gaona, que es psiquiatra forense (y de paso Doctor en Medicina cum laude), podía seguirla. En otras palabras, pretendía reforzar su posición a base de que no había cristo que la entendiese. Interrumpía constantemente. Se iba por las ramas. Su credibilidad cayó como el plomo al suelo.

Y con esto, el remate final. No está colegiada, el señor Gaona sí. Sí, se puede ser licenciado en Medicina y no estar colegiado, no hay nada de malo en ello. Es que llegó a ser surrealista. Decía que podía haber un coronavirus (SARS-CoV2) ¡o no!, que no afirmaba ni una cosa ni la otra. Con un par de cojones. A ver, en parte les entiendo, de algo han de vivir y alguna excusa deben tener para pedir que les sostengan económicamente (y yo creyendo que los médicos -de verdad- viven bien), tienen su Paypal pero paso de enlazarles, prefiero que tires tu dinero por la calle, estará mejor empleado por quien lo recoja.

Luego de ver el programa sobre «Médicos por la verdad», le dije al citado contacto de WhatsApp que lo viese, y literalmente me dijo esto: «Pues si les da pa el pelo la doctora». Luego me dijo: «A mí me da pena la ignorancia».


Actualización: el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha publicado un extenso documento de 200 páginas que sintetiza todo el conocimiento científico sobre el coronavirus SARS-CoV2. Tonto el que no lo lea y haga caso a esta gente.


Estamos de acuerdo, me da muchísima pena. No podré convencerla de que cambie de influencers. Ayer estaba intentando sacarle fotos a la luna llena, y me habría costado convencerla de que hay un satélite orbitando la Tierra desde el origen del planeta y que refleja la luz del Sol si piensa otra cosa. Cuando alguien se enroca en una posición, da igual cuánta ciencia le pongas por delante, ahí se ha quedado. Hay batallas que no hay forma de ganarlas, aunque tu oponente se quede desarmado, desarbolado y de rodillas sobre una montaña de cadáveres que antaño fueron sus huestes.

Esto no es mío: si nueve de diez dentistas recomiendan cepillarse los dientes todos los días, hay uno que no, y los «Médicos por la verdad» están en el mismo sitio. Según sus teorías, la gente enferma por haber sido vacunada previamente, por tener tecnología inalámbrica en casa (si es un aspirador automático, que se den por jodidos), que cuestiona la existencia del coronavirus en particular, que cuestionan la enfermedad que produce (COVID-19) y que cuestionan que la gente que se muere en exceso (vamos por 45.000 y pico personas, o más) este año en España es por vete a saber qué causas, y que la prueba PCR igual te dice que tienes coronavirus o mal de amores.

Entre tontería y tontería se colaba alguna media verdad, sí, pero como dijo alguien antes que yo:

«Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentira a medias de ningún modo es una media verdad». – Jean Cocteau

Podéis ver el programa para escandalizaros. El problema no es que haya gente con tales opiniones -la ciencia no va en base a opiniones, sino a lo que se puede demostrar-, es que haya gente que se lo trague. La estupidez es muchísimo más contagiosa que el propio coronavirus, y a diferencia de este, el sistema inmunológico no acaba con ella, y sí, la estupidez puede provocar muertes, y por millones, dependiendo de lo que pueda escalar un estúpido en el poder. Que se lo digan a los miembros del Gobierno de España que tan bien están gestionando la crisis: líderes en mortalidad en relación a la población y líderes en hundimiento económico.

Sí, estaba ironizando.

Menos mal que los «Médicos por la verdad» no ponen en duda que la Tierra sea una esfera (no es exactamente redonda), pero solo les falta decir que puede ser redonda o no, que no lo saben.

Esto se lo dedico a los que dicen «solo es una gripe», «los medios de desinformación manipulan», «están causando una alarma innecesaria»

NOTA (*): No he encontrado prueba alguna de la supuesta licenciatura en medicina de la «doctora», ni de su cátedra  ni de su colegiación profesional. Sí se puede demostrar que es catedrática, pero de enseñanza secundaria («BOE» núm. 222, de 13 de septiembre de 1996, páginas 27814 a 27814), enlace aportado en comentarios por Pep.


IMPORTANTE: Para el que no sea asiduo a este sitio y venga a faltar al respeto en los comentarios o a liarla, le aviso que me reservo el derecho de mantener la limpieza y pulcritud de este espacio. Si recibo algún comentario que me injurie o calumnie (o a terceros) será puesto en conocimiento de las autoridades y emprenderé acciones legales 😘.


Epílogo

En el caso de que, después de haberme leído, pienses que yo soy el equivocado y tú el que está «bien informado», o que soy un faltón, no tengo argumentos y solo sé insultar a gente respetable, te lo digo como lo ha dicho Antonio Turiel en Crash Oil, «eres un pringao». Lee eso, y quizás te cures. También recomiendo encarecidamente leer esta entrada, «Médicos por la verdad: ¿qué hay de verdad?», escrito por Carmela García, doctora en biología molecular, alguien que sí ha puesto su nombre en una publicación científica (porque es científica).

También se puede leer el mencionado informe de 200 páginas del CSIC, para hablar con un mínimo de conocimiento de causa.

Por cierto, el dióxido de cloro, MMS o «solución milagrosa» ha sido calificado por el Instituto Nacional de Toxicología como «compuesto tóxico nocivo para la salud» en septiembre de 2020.

No todos tenemos por qué saber de todo, pero la ignorancia se puede curar mucho más fácilmente que el coronavirus. En el Siglo XXI quien es un ignorante lo es por elección personal, nunca ha habido tanto acceso a información precisa, veraz y contrastada como hoy día.


Vuelta extra: la opinión de un médico sobre todo esto

Acabo de toparme con esta perla de Internet, escrita por un médico, en relación a los «Médicos de la verdad» (200 contra unos 159.800). No tiene desperdicio alguno y la suscribo íntegra. Si no ves nada debajo, pincha aquí y podrás verla. La dejo para vuestro disfrute y porque bien merece ser «viralizada»:

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


360 Comments

  1. NoMásTerrorismo

    1,38% con datos de infectados confirmado según los últimos datos de Julio 2021. Y la estimación es que ha habido entre 10 y 15 veces más de infectados de los que se han diagnosticado.

    Fácilmente ves que la tasa de mortalidad baja de 0.13%. En jóvenes o sanos la tasa de mortalidad baja a menos del 0.003%.

    La de la gripe se estima entre el 0.10% y el 0.15%.

    Antes de 2020 no hemos tenido a la gripe paralizando el mundo, ni tampoco muchas otras reacciones que hoy tenemos a cientos de cosas que antes también teníamos, y nuestras reacciones eran completamente diferentes. Esta cuestión no habla del virus, habla de muchas otros aspectos de la sociedad y su evolución.

    Yo también leí lo de la vacuna esterilizante. Lo curioso es que caigáis en creer que siempre estamos en peligro mortal y que siempre necesitamos el próximo invento para salvarnos. Por eso, sigo calificando esta situación de TERRORISMO. Y reclamo que acabe ya, por el bien de todos.

    Reply
    1. Javier Author

      Repasa las cuentas. Oficialmente «la gripe solo mata entre 1.000 y 2.500 personas al año». Jesús Castilla, responsable de la investigación que lidera el Instituto de Salud Pública de Navarra, eleva esas cifras a 10 veces más altas: entre 10.000 y 25.000. Voy a partir de esos datos para que tengas un dato al alza sobre el que partir.

      Si tomas los datos del MoMo y Sanidad, el COVID ha matado a unas 80.000 personas en 2020. Eso es bastante más. Otras fuentes cifran la mortalidad excesiva en más de 100.000 personas.

      Por no hablar de que las incidencias acumuladas no tienen nada que ver entre la gripe y el SARS-CoV-2.

      Sigue intentándolo. Sigue viviendo como si esto fuese un problemita menor y que gente como yo es alarmista, aunque no hayan muerto tantos españoles en exceso como en la inmediata posguerra o la Guerra Civil. Minucias, vaya.

      Reply
  2. NoMásTerrorismo

    Vuelta la burra al trigo.

    El exceso de mortalidad se ha debido a muchas causas. Principalmente abandono de ancianos.

    No se ha demostrado ni de lejos que la inmensa mayor parte de los fallecidos hayan fallecido por coronavirus, aunque muchos tuvieran test positivo. Ojalá algún día sepamos más. Pero hay muchas causas por las que han fallecido más personas en 2020 que en otros años.

    Es extraordinariamente poco probable que de repente nadie haya muerto de gripe. Hay serias dudas de que muchos de los ingresados al inicio de la pandemia recibieran un tratamiento que les ayudase, probablemente que la salud de muchos fue agravada debido al desconocimiento y caos de protocolos. La salud de los enfermos y ancianos ha empeorado mucho en este tiempo, a causa de tanta restricción y pánico.

    Todo ello, y más elementos, han causado ese exceso de mortalidad. Un exceso que es llamativo pero ni de lejos tan alarmante como los terroristas queréis hacer ver, incluso aunque tuviéramos la certeza de que todos hubieran muerto de coronavirus… (y ya te digo que eso está bastante claro que no es así).

    Esto es un problema descomunal, no es menor. Es el mayor que ha existido a nivel mundial desde hace décadas. Pero el culpable no es el virus.

    Reply
    1. Javier Author

      Todos los que salís con la misma mierda (el exceso de mortalidad no es por COVID) no tenéis datos, solo una corazonada.

      O sea, que si te mueres con una PCR positiva te has podido morir de aburrimiento, por las ondas del 5G, o por un experimento eugenésico masivo. Qué problema tenéis algunos con la realidad, en el fondo, lo que me inspira eso es lástima (se supone que las cotas de alfabetización nunca han sido mayores).

      ¿Y qué ha pasado con la gripe? Pues lo mismo que con las primeras cepas del coronavirus, ha sido desplazada. Además, las medidas de higiene han sido máximas, distancia social, mascarillas… y todo eso dificulta la transmisión de la gripe a tal nivel que… su afectación ha sido anecdótica en 2020. ¡Menudo descubrimiento, tener una higiene estricta previene enfermedades! ¡NO SE PODÍA SABER!

      El pánico y la restricciones no han matado a decenas de miles de españoles. Es un argumento machacón y repetitivo, y sin embargo, como mucho solo podremos hablar de algunos suicidios (no descarto que haya por esta causa), cuadros de ansiedad y de depresión. También se puede asociar a miopías, trastornos del sueño y demás consecuencias de no salir de casa y abusar de dispositivos electrónicos.

      El exceso de mortalidad se ha debido a un coronavirus de origen zoonótico que en 2019 -y anteriormente- prácticamente no circulaba entre humanos (se identificó por primera vez a finales de año en China), para el cual no estábamos preparados ni teníamos inmunidad, y como consecuencia de la saturación del sistema sanitario también hubo víctimas colaterales en forma de pacientes no atendidos de cardiopatías/enfermedades coronarias, que necesitaban ciertos tratamientos, con operaciones demoradas, etc.

      Es así de sencillo, porque a veces no hay que retorcer las cosas para llegar a la verdad. El culpable no es el virus, ¡y una mierda!

      Como supongo que dudas mucho de la existencia y de la gravedad del COVID, te diría que te fueses de turismo al Reino Unido, donde ya hacen «vida normal» con un ritmo de vacunación e inmunidad grupal insuficiente, y te dediques a abrazar a todo el mundo. Puede que te duela más el haberte equivocado que te metan un tubo de plástico por la tráquea cuando tengas la carga viral por las putas nubes. Y parto de la base de que sudas de vacunarte. Es que estáis cortados por el mismo patrón.

      Qué pena, de verdad.

      Menos mal que existe el método científico, aunque muchos paséis olímpicamente de él, pero es el que se usa en la ciencia buena, la que no toma a la gente por imbécil.

      Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión. Si la dirección no parece real, el comentario no será aprobado.