Japón – JavierCostas.com
Personal, Viajes

Torre de Tokio

Torre de Tokio

Hace tiempo que quería haber escrito este relato, pero bueno, entre pitos y flautas, lo he dejado pasar. Pero mi viaje a Japón está en mi memoria prácticamente como si me hubiese bajado del avión ayer mismo. Ha sido el mejor viaje de mi vida, y no llevo precisamente pocos. Nunca me había ido tan lejos, Dubái era el récord previo.

Mi enamoramiento respecto a lo japonés viene de hace más de 10 años, cuando empecé a conocer un poco su cultura, el idioma (no es tan difícil), etc. Hace tiempo que quería ir. Este año se presentó la ocasión, además fui con varios amigos valencianos, a los que conozco desde… sí, 10 años también. Casualidad.

Dos de ellos, Pablo y Paula, se casaron el 2 de agosto. La luna de miel sería en Japón, y quisieron estar rodeados de amigos unos cuantos días. Ya habían ido unos años atrás, así que conocían más que lo básico, también algo del idioma. Los preparatorios duraron meses, se ocuparon de casi todo.

Continue Reading

Personal, Viajes

Bandera de Japón

Por fin me he animado a dar el paso. Este año viajaré por primera vez a Japón, aunque no será la primera vez que piso Asia. Llevo queriendo hacerlo hace 11 años. Siento admiración por una cultura en la que igual el presidente de JAL se baja el sueldo con la crisis, que te venden bragas usadas en máquinas de vending.

He conseguido ida y vuelta por menos de 600 euros, me doy con un canto en los dientes. No diré cuándo me voy, @policia recomienda no dar pistas de cuándo vamos a estar fuera. Si te conozco personalmente, te lo diré, si no, ya mandaré fotos cuando haya ido. Tres aviones por trayecto y un desfase horario de ocho horas.

Iré acompañado de unos amigos, que ya han estado allí y que controlan mucho más de la lengua que yo. No paso todavía de frases hechas para cosas cotidianas. Aprendí bastante viendo anime subtitulado pero no es un método de estudio muy bueno que digamos. Va a ser el viaje de mi vida… hasta que otro lo acabe superando. Podré ver el amanecer antes que nadie en España.

Por cierto, no será por trabajo. Esta vez no. No iré agobiado pensando en conexiones, ni en escribir un artículo en vuelo, ni en si la competencia me va a adelantar. Turista de cabo a rabo, incluso me dará igual sentarme en la parte trasera del avión o tener que facturar equipaje. Será divertido.