El embrague y su desgaste

Hace un par de días, un compañero de universidad me preguntó por qué su coche se subía de revoluciones en los adelantamientos o en autopista y la velocidad apenas aumentaba. Es una duda frecuente, y conviene saber qué ocurre por que requiere una acción rápida. Un amigo me comentó años atrás, que su Escort se habia subido de revoluciones en un adelantamiento pero que el coche no aceleraba nada. ¿Por qué?

EmbraguePara un mecánico es evidente lo que ha ocurrido: motor y ruedas no giraban solidariamente, hay un problema en la transmisión de potencia, y esto nos lleva al embrague. El motor gira a una velocidad determinada y mediante la caja de cambios, transformamos sus revoluciones en revoluciones a las ruedas, con relaciones más cortas para poca velocidad (motor y ruedas giran a velocidades más parecidas) y largas para viajar en autovía o a alta velocidad.

¿Alguien se imagina ir por autopista a 6.000 revoluciones por minuto? Seríamos candidatos a quedarnos sordos o que nos dure el depósito lo mismo que un Bugatti Veyron de 1.000 CV a 400 Km/h (los 100 litros de gasolina vuelan en 12 minutos). Bien, pues el intermediario mecánico entre el motor y la caja de cambios, que es la encargada de transmitir la fuerza a las ruedas, es el embrague. Su función ya la expliqué en un post anterior.

Un embrague en buen estado transmite CASI toda la fuerza que recibe del motor a la caja de cambios, hay una pérdida mínima inevitable, además, está diseñado para poder deslizar un poco. Cuando sometemos el motor a un esfuerzo muy grande, como un adelantamiento o alta velocidad (entiéndase como alta velocidad más de 100 Km/h por la resistencia aerodinámica), el embrague soporta más esfuerzo.

Cuando el embrague, por desgaste inevitable (a menos que el coche no se mueva), pierde su capacidad de agarre, transmite menos fuerza a la caja de cambios, es decir, aumentan las pérdidas por fricción, ya que parte del movimiento del motor se usa en hacer patinar el embrague, y eso acelera aún más su desgaste.Por ejemplo, si el embrague pierde su capacidad de transmisión, que viene a ser del 98-99% de lo que recibe, si transmite un 70%, ese 28-29% es gasolina que se pierde en “nada”, estamos tirando el dinero a cada metro que recorremos. Si en un adelantamiento notamos que en el habitáculo entra un olor desagradable, suele ser síntoma de que hemos quemado embrague (eso no significa que lo hayamos roto del todo).

Un embrague gastado se nota fácilmente cuando se acelera intensamente apurando las revoluciones o se intenta viajar rápido. Tan pronto como se detecte este síntoma, hasta llegar a un taller, hay que conducir con suavidad, sin abusar del acelerador, a menos de 100 Km/h si es posible, para evitar acelerar el desgaste. Las aceleraciones se tienen que hacer con cuidado, vale más que tarde en acelerar a que no acelere. Por supuesto, hay que evitar los adelantamientos, sé por experiencia que quedarse sin potencia en un carril izquierdo es una putada.

El embrague se gasta, incluso en los coches en garantía, como los neumáticos. Su desgaste se acelera si se hace patinar el embrague en salidas rápidas desde parado, cambiando de marcha sin tener tacto en los pies (se notan “golpes” al cambiar, como si el conductor fuese brusco), aparcando en lugares con pendiente, etc. Un embrague que se trata bien dura más, pero se desgasta. Cuando esté en ese estado, hay que cambiarlo.

Espero haberlo explicado bien y que no haga falta coger un libro de mecánica para entenderlo 😉

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


251 pensamientos en “El embrague y su desgaste”

  1. Hola. Es prácticamente imposible que te lo hayas cargado tú, Percy, debe ser un fallo de fábrica y no te tiene que costar nada la reparación. Saludos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.