3.000 kilómetros con la Fiat Dobló (III)

En las dos entradas anteriores dedicadas al vehículo industrial italiano, hablé de la Dobló 1.3 Multijet de 70 CV (modelo de 2004), con la que hice bastantes kilómetros fundamentalmente por autopista, siempre haciendo conducción eficiente. Ahora veremos qué tal se portó la Dobló 1.9 Multijet de 105 CV (modelo de 2006), en condiciones prácticamente iguales.

El modelo de 105 CV utiliza un motor de 4 cilindros y 1.910 cc, que entrega un par motor máximo de 200 Nm a 1.750 RPM. El motor 1.3 Multijet -1.248 cc- de 85 CV entrega el mismo par al mismo régimen, dato a tener en cuenta a la hora de decidir entre las motorizaciones diesel de este vehículo industrial ligero.

El día que retiré la unidad de prensa hacía un calor infernal, como es normal en verano. El cuentakilómetros (odómetro) marcaba 9.456 Km. y tan pronto inicié la marcha, encendí el aire acondicionado para no asarme, pues estaba estacionada al sol. Antes de comenzar la prueba propiamente dicha, metí la Dobló en condiciones de tráfico muy lento: corazón de Madrid entre las 13:00 y 15:00 horas. Hubo de todo, desde tráfico fluido y apacible hasta atascos, en los que tardé mas de media hora en atravesar una calle de no más de 500 metros. Cuando salí de aquel horror urbano, volví a casa por autopista.

Luego de haber recorrido 105 kilómetros, el ordenador marcaba un consumo de 6,4 litros/100 Km. y una velocidad media de 32 Km/h. La medida no me pareció muy fiable después de los continuos parones y arrancadas a los que uno se ve sometido en un atasco cuando el tráfico es muy denso. Realicé otros 118 Km. por mis recorridos habituales, para tener una noción más precisa del gasto y para poder comparar.

Según un cálculo ponderado de las informaciones del ordenador, en 233 kilómetros, el consumo medio fue de 5,33 litros a los 100 Km. Este dato no es preciso ya que reposté por completo la Dobló y entraron 15,91 litros, lo que echando cuentas es un consumo de 7,13 litros a los 100 Km (a la entrega de la unidad de prensa, el depósito estaba lleno). Es un error considerable. Según ficha, el consumo medio es de 5,8 litros en ciclo mixto.

Con el depósito lleno, al día siguiente iniciaría un viaje de Villalba a Valencia, escala en Madrid, como hice con la Dobló 1.3 de 70 CV. La hora de inicio sería la misma, condiciones ambientales iguales y peso idéntico, prácticamente igual que en la ocasión anterior, para poder hacer comparaciones.

Villalba-Valencia

M-30 SurCon las primeras luces del día comenzó el viaje. Mis cosas y las de dos compañeros ocupaban la más de la mitad del espacio de carga de la Dobló -recordemos: 750 litros- y aún faltaba un ocupante con su respectivo equipaje. El camino hasta Madrid fue bastante tranquilo, con tráfico bastante fluido. En vez de llegar a la estación de autobuses de Mendez Álvaro atravesando calles, lo hicimos por la M-30 sur, es decir, el “rally madrileño”. La circulación fue bastante lenta, y los sufridos conductores que estábamos allí presenciamos la cara que pueden echarle algunos.

En plena retención, íbamos muy despacio, teníamos delante una unidad de la policía nacional que no estaba cumpliendo un servicio de emergencia. Empezó a sonar el ruido de las sirenas de una ambulancia y, como es lógico, el tráfico hizo lo posible para dejar espacio. Los policías no tardaron en entender que tenían una oportunidad de librarse del atasco y cuando pasó la ambulancia, encendieron las sirenas y la escoltaron. Después de todo, los policías no son santos. Algún conductor espabilado quiso repetir la jugarreta pero no le salió tan bien.

Finalmente, en Mendez Álvaro, cargamos la Dobló (4 pasajeros mas numeroso equipaje), llenando el maletero por completo sin llegar a las ventanillas y con algún bártulo en la zona de pasajeros -convenientemente sujeto por el cinturón de seguridad. Nos metimos en la autopista de peaje R-3 y continuamos rumbo a Valencia. En la primera gasolinera que pudimos, hicimos una parada para meter más presión a los neumáticos, dado el aumento de peso, siguiendo las instrucciones del manual.

Aprovecho para recordar la importancia de estas dos acciones: asegurar la carga y tener la presión de inflado correcta. Lo primero es una medida de seguridad, ya que en un frenazo, todo se desplaza hacia delante con la misma velocidad y tiene que ir sujeto. Lo segundo repercute en el consumo, y en la seguridad, para evitar un desgaste irregular de los neumáticos que derive en un pinchazo o en un reventón. Evidentemente, los neumáticos tienen que estar en buen estado y con la profundidad legal.

Provistos de refrescos y la presión adecuada, seguimos adelante con una velocidad de crucero de 105-115 Km/h, como con la Dobló 1.3 Multijet. Se notó que el carnet por puntos influyó en los conductores, pues recuerdo que apenas 3-4 coches hasta Valencia nos pasaron a más de 140 Km/h. Antes de esta reforma, el porcentaje de vehículos a alta velocidad era muy superior.

Con el aire acondicionado a media potencia, un crucero tranquilo, motor a 2.500 RPM (5ª a 110 Km/h), un poco de conversación y parando a descansar cada 2 horas, tardamos 4 horas y 40 minutos, de los cuales al volante fueron poco más de 4 horas, que se pasaron enseguida. Según el ordenador, cubrimos 418,6 kilómetros (72 Km/h de media) con un consumo medio de 6,1 litros a los 100 Km. Esta medida es más precisa, a juzgar por lo que bajó el depósito. En el mismo trayecto y condiciones, la Dobló 1.3 de 70 CV declaró 6,7 litros de gasóleo cada 100 Km, pero con una media real de 80 Km/h.

Técnicamente la menor cilindrada del motor 1.3 debería significar un menor consumo respecto al motor 1.9, que es más grande y más antiguo. Esto ya me ocurrió con el Fiat Idea, comparando los motores 1.3 Multijet de 70 CV y el 1.9 Multijet de 100 CV (muy parecido al motor comentado). La ventaja de consumo del motor 1.3 no era tal, el motor grande gastaba realmente menos.

Por Valencia

Por el interior de la ciudad mediterránea, aligerada de carga, la Dobló hizo unos cuantos kilómetros. El tráfico es bastante más tranquilo que el de Madrid, hasta la forma de conducir parece ser diferente. En algunas avenidas importantes, hay paneles indicadores que informan del estado del tráfico, eso sí, en valenciano. El contar con un tráfico más despejado bajó el consumo respecto a lo que es tráfico urbano en Madrid. Las despejadas autovías de circunvalación valencianas hicieron el resto.


Estas fotos fueron tomadas en la playa de El Pinedo, donde desemboca el Turia, cerca del puerto. Para los curiosos, el efecto de color se debe a que la unidad de prensa tenía pintura metalizada (opcional). Con el rojo sólido no se vería igual.

Esta otra fue tomada mientras anochecía, de camino al Museo de las Ciencias y las Artes de Valencia, uno de los símbolos de la ciudad. Es casi obligatorio hacer una visita a este lugar cuando se visita Valencia, mejor si cae la tarde y hace menos calor.


Por la ciudad, la Dobló 1.9 recorrió 178,9 kilómetros con un consumo medio de 6,2 litros/100 Km. a una media de 52 kilómetros por hora (la media de velocidad sube en las autovías de circunvalación). Teniendo en cuenta el error del ordenador, la media real hay que estimarla en 6,7-7,2 litros cada 100 Km; según ficha en ciclo urbano consume 7,5 litros cada 100 Km.

Valencia-Villalba

El retorno a Madrid fue levemente distinto al mismo trayecto realizado con la Dobló 1.3 Multijet. En esta ocasión, la carga era ligeramente inferior (unos 50-100 Kg. menos) y sin escala intermedia en Madrid. El nivel de combustible restante en el depósito no permitía el regreso, de modo que repostamos 19,8 litros de gasóleo a las afueras de la ciudad. Ya en la autopista, quedaba comprobar si la diferencia de motor iba a ser notable al subir las largas y empinadas rampas de salida de Valencia en dirección a Castilla-La mancha.

En la entrada anterior comenté que la Dobló 1.3, muy cargada -dentro de sus límites admisibles- podía subir a ritmo constante dichas rampas, aunque utilizando la 4ª velocidad y sin capacidad de aceleración, pues el motorcillo de 70 CV no daba para más. El propulsor de 105 CV subió mejor, aguantando la 5ª y sin desfallecer. En 4ª aún quedaba cierta reserva de aceleración, nula en el motor pequeño. La diferencia de cilindrada fue fundamental.

Existe un motor Multijet de 120 CV, que sólo parece tener sentido en aquellos usos en los que vaya a ir frecuentemente muy cargada y en zonas de orografía complicada. En caso contrario, el motor de 105 CV debería ser satisfactorio para todas las necesidades, seguido muy de cerca del 1.3 de 85 CV, al que no hay que perder de vista. Al fin y al cabo, las prestaciones no son determinantes en un vehículo de trabajo como del que estamos hablando.

Como curiosidad, los 19,8 litros repostados a la salida de la ciudad habían “volado” en los primeros 250 Km., lo que da una media de 7,92 litros a los 100 km, aproximadamente. Puede parecer una cifra muy alta, pero hay que comprender que un trayecto largo de subidas de considerable pendiente, a 100-110 Km/h de media, aire acondicionado y con carga, el consumo no es tan bajo como en llano. En autopista llana, esa cantidad de gasóleo dura 300-320 kilómetros.

Según el ordenador, cubrimos el viaje de vuelta (sin entrar en Madrid capital, bordeando por la M-40: 382,5 Km.) con un consumo medio de 6,6 litros de gasóleo cada 100 Km, a una velocidad media de 95 Km/h (crucero de 110-115 Km/h) y en un tiempo de 4 horas, sin contar descansos. El aumento del gasto respecto a la ida hay que buscarlo en el recorrido (no utilizamos la R-3 a la vuelta), velocidad media y el aumento del uso del compresor de aire acondicionado, pues el viaje de retorno comenzó sobre las 10 de la mañana y el calor ambiental era superior.

La reserva saltó poco antes de llegar a destino, a los 10.628 kilómetros de odómetro. Haciendo cálculos sencillos, la media real es de unos 7,52-7,67 litros cada 100 Km. En otras palabras, el error cometido por el ordenador es más o menos entre 0,5 y 2 litros, hacia abajo.

La Dobló 1.3, en condiciones muy similares declaró un consumo de 6,4 litros cada 100 Km. La Dobló de 70 CV puede cubrir perfectamente la misma distancia en el mismo tiempo que el modelo de 105 CV, no es un problema de potencia. La comparación de consumo entre la Dobló 1.3 y 1.9 no es perfecta en el regreso, por la diferencia de peso, recorrido y velocidad media.

Por la Sierra de Madrid

Para completar la comparación de consumos entre la Dobló 1.3 Multijet y la Dobló 1.9 Multijet, hice recorridos adicionales por mi zona habitual y finalmente, el trayecto de devolución de la unidad de prensa. Desprovista de peso y pasajeros, en conducción económica, la Dobló 1.9 recorrió otros 137,3 kilómetros, con una media “optimista” de 4,7 litros de gasóleo a los 100 Km. (con cierto error de medida). La Dobló 1.3 consumió en recorridos idénticos 5,5-6,0 litros de media, según el ordenador.

Como dato curioso, conociendo la autonomía real de la que es capaz la Dobló, no hay que fiarse mucho de las indicaciones del ordenador referentes a autonomía. En varias marcas -incluso de alta gama- esta medida es imprecisa, y normalmente los turismos Fiat son más o menos precisos, pero con la Dobló, es diferente. Hay que tomar el dato como una mera referencia, la aguja del combustible restante impone su criterio.

En total, en el momento de su devolución el odómetro marcaba 10.797 kilómetros, es decir, 1.341 kilómetros recorridos con dicha unidad de prensa.

Conclusiones

Si el consumo mínimo de la Dobló 1.9 puede estimarse en unos 5 litros y el máximo en 8 l/100 Km., la autonomía varía entre 1.200 kilómetros al alza y 750 a la baja, dependiendo de la carga, el tipo de vía por el que se circule, la velocidad media legal, etc.

Si nos fijamos en los consumos de la Dobló 1.3, la autonomía es tremendamente parecida al del modelo de más cilindrada. La conclusión fundamental que se desprende de los datos que obtuve es que la diferencia de consumo entre un motor y otro es muy baja. Según el ordenador, la Dobló 1.9 Multijet consume menos.
Ahora bien, ¿qué motor conviene más? (datos de la gama 2006)

  • 1.3 Multijet (75 CV)
    Fundamentalmente su elección debe ser por motivos de coste de mantenimiento y de adquisición, no por el consumo. También influirá el uso, si no va a ir muy cargada frecuentemente, no se necesita más potencia. Este motor ya no se asocia al nivel Panorama Dynamic, sino Combi Dynamic, Combi Active y Combi Actual.
    – Consumos (int., ext., mix.) oficiales: 6,7/4,9/5,5 l/100 Km.
  • 1.3 Multijet (85 CV)
    Su capacidad es muy parecida a la del modelo de 105 CV, de modo que habrá que hacer cálculos y ver cuál interesa más. La Dobló 1.3 que analizamos (modelo de 2004), era Panorama Dynamic, por lo que en la gama actual, la sustituta es el modelo de 85 CV y no el de 75 CV. Consumen prácticamente lo mismo y consigue más potencia. Cuenta con DPF (filtro de partículas) de serie.
    – Consumos (int., ext., mix.) oficiales: 6,7/4,8/5,5 l/100 Km.
  • 1.9 Multijet (105 CV)
    El incremento de potencia dota de más agilidad al comercial ligero de Fiat y no por ello gasta más. A cambio, aumentan levemente las vibraciones y la rumorosidad mecánica. Antes de decantarse por este motor hay que comprobar si el modelo 1.3 se adapta a las necesidades de uso del vehículo.
    – Consumos (int., ext., mix.) oficiales: 7,5/4,8/5,8 l/100 Km.
  • 1.9 Multijet (120 CV)
    Más potencia para los usos más exigentes de carga y en función del terreno. Por ejemplo, será interesante para uso intensivo en zonas como el norte de España. También cuenta con el DPF de serie.
    – Consumos (int., ext., mix.) oficiales: 7,5/5,2/6,1 l/100 Km.

Acerca de la Fiat Dobló

El modelo vigente, de 2006, logró sendos galardones de importancia, “Van of the Year 2006” en Europa y “Vehículo Comercial Ligero 2006” en España. En el certamen español, el veredicto fue emitido por representantes de empresas como Atesa, Matutano, Bofrost o la Policía Nacional, entidades que tienen conocimientos de vehículos de este segmento.

La marca destaca estas cualidades por los galardones adquiridos:

“Por sus brillantes motores multijet de segunda generación (todos Euro 4), prestaciones, consumos contenidos, fiabilidad, bajos costes de gestión, relación calidad / precio, capacidad y volumen de carga (850 kg y 4 m³).”

Siendo objetivos, la Fiat Dobló es un buen vehículo comercial, con una oferta mecánica, de carrocería y de equipamientos compatibles con una amplia mayoría de usos. Hasta cuenta con una configuración de 7 plazas, Fiat Dobló Family, equipada con un motor diesel Multijet de 120 CV y es la opción más barata del mercado con ese número de plazas. Además, el motor de 120 CV es una de las opciones más potentes del mercado en su segmento.

Epílogo

Espero que este largo artículo te haya gustado y te haya servido para conocer mejor la Fiat Dobló. Los datos de consumo aquí reflejados no son totalmente exhaustivos, pues no conté con medios tan precisos como otros periodistas. He procurado repasar los datos para no equivocarme y ser lo más riguroso posible.

De todas formas, el veredicto final lo dan los propietarios de la Dobló, que trabajan con ella con frecuencia y conocen a fondo su máquina. Si eres un propietario de una Dobló o conoces de cerca a alguien que la posea, quisiera conocer vuestra experiencia, que os invito a plasmar en los comentarios.

¿Te ha gustado o te ha sido útil?

Si consideras que esta información merece la pena, y quieres colaborar al mantenimiento de este blog, puedes plantearte hacer una donación con Paypal. No hay mínimo, ni máximo, la voluntad.


51 pensamientos en “3.000 kilómetros con la Fiat Dobló (III)”

  1. Buenos dias. Tras 240000km con la doblo( 1900 jtd 100cv 5 plazas ) tengo bien claras los pros y los contras de este vehiculo:
    Como contras:
    El aspecto esterior me parece feo, pero eso es personal, los interiores son plasticos, el ordenador de abordo, miente, los frenos se quedan bastante justos si relizas una conducion ligeramente deportiva, cargada es especialmente torsionable, parece que se va a partir en dos. Las ruedas tambien se quedan un poco pequeñas, la estabilidad no es su fuerte. El motor bastante ruidoso.

    Como positivo:
    EL MOTOR, incansable, perfecta para hacer viajes ( su punto es la carretera, no la autopista, la quinta se queda un poco corta y vas algo alto de vueltas como quieras ir a 140 de media, pero bueno, es una furgoneta), responde maravillosamente tanto en quinta como en cuarta. Los consumos no los veo para nada excesivos, viajando con otro compañero, 300 litros de gasoil, herramientas, etc, es decir bastante cargada, 6,5-7 litroa todo por nacional a 100kmh. No me consume nada de aceite, respetando calentamientos y dejandolo reposar el turbo ( no soy un tiquismiquis, no me da pena subir un puerto a tope un rato ), cambios de aceite y filtro cada 10k km y con problemas contados.

    En definitiva, si la quieres para viajar y hacer trayectos largos, es tu furgoneta, prescindiendo en mi opinion de calidades en algunos aspectos. No tiene nada que ver con cualquier kangoo de las nuevas con 75cv 1.5 o cosas por el estilo.

    Un saludo y mi disposicion ante cualquier duda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTA: Si ves que tu comentario no aparece inmediatamente, es que está en cola de moderación. Me reservo el derecho de autorizar o denegar cualquier comentario que se realice en este espacio, y no admitiré ningún tipo de descalificación, faltas de respeto a otros comentaristas, vulneraciones a la legislación vigente y similares. Por cada comentario que se realiza se guarda la dirección IP, y si hiciese falta, se pasará dicha información a la autoridad competente.

Jamás haré uso comercial de las direcciones de correo que se introduzcan, ni las pasaré a terceros. Sé sincero con la dirección porque de lo contrario no podrás comentar. Además, si necesito ponerme en contacto contigo por el motivo que sea, debe ser dirección válida. Gracias por tu comprensión.