Personal, Toyota, Turismos

Me he comprado un Toyota Paseo

Hace tiempo que venía rumiando la idea de comprarme un Toyota Paseo. La primera vez que me fijé en uno de estos coupés humildes de finales de los 90 fue cuando vivía en Sevilla, vivía bien con el dinero que ganaba y era un simple capricho razonable. Esta vez me he desquitado, ahora que vuelvo a respirar a nivel financiero al trabajar con gente que valora lo que hago de forma justa. Estaba hasta los cojones de pasar penurias económicas y de no poder permitirme un buen capricho.

No necesito este coche para nada, ya tengo dos, y lo he comprado por la simple razón de que me salió de las pelotas. También lo he comprado por fastidiar: no tiene distintivo ambiental (donde vivo, es un adorno en el cristal), es un coupé (estoy harto de tanto puto SUV), ligero y divertido, tiene 24 años (¡Pere! ¡Soy un peligro rodante!), me apetecía tener un utilitario con un mínimo de personalidad, la marca ya la conozco de sobra, y se cruzó en mi camino una unidad muy decente. Lo vi un jueves y me lo llevé un sábado por la mañana. Es mi cuarto Toyota.

Cumple con los tópicos y están verificados: casi siempre garaje, único dueño, no fumador, no circuito, no cortes de inyección, mantenimientos en la casa durante los primeros 13 años, etc. Era de un señor mayor, de la edad de mi abuelo, a quien he transmitido a través de su hijo que esté tranquilo, que cuidaré mucho de su coche y no pisará un desguace a menos que me hostien. Seré su segundo dueño. Continue Reading

Reflexiones

¿Adoptar a un antivacunas? No sé yo…

La pandemia de COVID-19 nos ha cambiado para siempre, incluso la forma de relacionarnos con nuestros semejantes. Hoy voy a hablar brevemente de aquellos que, por el motivo que sea -exceptuando razones médicas- deciden no vacunarse. Tal vez esto lo lea algún amigo antivacunas y deje de serlo, me arriesgo a ello.

Al igual que tú, querido lector, estoy de la pandemia hasta los mismísimos co**nes. Estoy harto de saludar con el codo, de estar pendiente de la higiene de manos, de la mascarilla, de la distancia social y de otras tantas cosas. Por eso, como estoy harto, me vacuné lo más rápido que pude hacerlo, ya no solo pensando en mí, también pensando en los demás (incluso gente que no conozco). Y sigo siendo todo lo prudente que puedo, sin vivir recluido cual monje.

Estoy en mi peso adecuado, tengo buena salud, hago deporte… y con mi edad hay gente que se ha muerto. Vaya, igual era para preocuparme un poco. Ahora, vacunado, eso ya me acojona un poco menos, lo peor que me puede pasar es que un día dé positivo en una prueba y tenga que estar unos días en casa. Encargo una compra al supermercado del pueblo y el resto, entre tú y yo, me la traerá bien floja. Continue Reading

Reflexiones

BlaBlaCar y el compromiso de puntualidad (mi coche no es el AVE)

En mayo de 2012 me di de alta en BlaBlaCar. Hacía muchos kilómetros en viajes largos solo, y lo vi como una forma de ir entretenido y reduciendo la sangría económica que supone usar un coche en España. En todo este tiempo he publicado 130 viajes, he llevado a más gente de la que puedo recordar (fácilmente 300 personas), y mantengo una reputación buena: 4,6/5. En kilómetros, pues igual salen más de 40.000, pero no los he contado.

La mayoría de las experiencias han sido muy satisfactorias o simplemente satisfactorias, hay gente con quien no paras de hablar y otros que se suben y hasta el destino no abren la boca. Las experiencias negativas han sido las mínimas, y casi todas han venido a cuento de lo mismo: o les he recogido un poco tarde, o hemos llegado un poco tarde -en un viaje de varias horas-.

Las condiciones de uso de la plataforma dicen en su apartado 8.2. Compromisos de los Conductores: «(v) realizar el Trayecto según la descripción en el Anuncio (en especial con respecto a utilizar o no autopista) y a respetar las horas y lugares acordados con los demás Usuarios (en especial el punto de encuentro y el lugar de destino);»

Continue Reading

Reflexiones

Si hay algo que me ha quedado claro en los más de 10 años que llevo siendo propietario de coches, es la importancia de la asistencia en carretera. Poder llamar a un número de teléfono y recibir ayuda por haberme quedado sin batería, un pinchazo o un problema mecánico, «no tiene precio».

Incluso el coche más cuidado e impoluto puede tener un problema que lo deje en un arcén en un momento dado. A veces bastan los conocimientos de uno y unas herramientas básicas, y si acaso un poco de fuerza. Otras veces ya no hay más solución que pedir asistencia en carretera, lo que viene siendo llamar a la grúa, o rogar ayuda a amigos o familiares.

Cuando uno decide no incluir la asistencia en carretera en el seguro de su coche, buscando algo más económico, está cometiendo seguramente un gran error. Al menos en mi caso, el coste de llamar a la grúa una sola vez ya excedía con creces el piquito que me subía la póliza por tener derecho a la asistencia.

Continue Reading

Reflexiones, Seguridad vial

Adelantar de forma segura, o adelantar de forma legal (a no más de 90 km/h). ¡INSUMISIÓN!

En vuestro resumen diario de noticias seguramente aparece recurrentemente que la DGT va a solicitar el cambio normativo del Reglamento General de Conductores para que no se pueda exceder el límite de la vía en 20 km/h para realizar un adelantamiento. Para despistados, os recuerdo que en el BOE sigue vigente el artículo 51 del RGC, que dice lo siguiente:

«Las velocidades máximas fijadas para las carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano solo podrán ser rebasadas en 20 kilómetros por hora por turismos y motocicletas cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquéllas (artículo 19.4 del texto articulado)».

Conviene leer un texto legal despacio porque suelen estar bien detallados, como en este caso. La regla no sirve dentro de población, ni en autopistas ni autovías, ni lo pueden hacer las furgonetas o los turismos con remolque, y que técnicamente no se puede adelantar a alguien que ya va a la velocidad máxima genérica o específica por señal. Y con doble sentido de circulación en la misma calzada es a 90 km/h como mucho, que los 100 km/h se eliminaron en ese supuesto.

Continue Reading

General

Forococheseléctricos me ficha en su equipo

Hace más de 10 años me involucré en un proyecto de información sobre energías alternativas que se llamó Motorpasión Futuro. Prometía muchísimo, pero los gestores de mi empresa por entonces no le pusieron mucha ilusión, no terminó de despegar. Y el futuro se convirtió en presente. Uno de mis compañeros de entonces, Carlos Noya, había estado llevando otro proyecto anterior, Forococheseléctricos (FCE *).

Un buen día Motorpasión Futuro se tiró por el retrete, sus publicaciones se integraron dentro de Motorpasión en su archivo, y adiós muy buenas. Pero FCE ha seguido desde 2008 y hoy día es una publicación imprescindible para estar al día en cuestiones de electromovilidad, entre otros temas. Y vueltas que da la vida, esta vez es Carlos el que ha contado conmigo en su equipo. Bueno, es desde principios de mes, este anuncio viene un poco con retraso…

Desde aquí, mi sincero agradecimiento. A lo tonto, en casi 20 años de trayectoria (que cumplo el mes que viene) he trabajado en publicaciones 100% digitales muy importantes del motor en castellano. De carrerilla, PacoCostas.com, Motorpasión, Autoblog en español, Motor.es, Pistonudos, y espíritu RACER. Ahora, también, en FCE, labor que seguiré compaginando con mis entregas habituales.

Podéis seguir FCE a través de Twitter (@foroelectricos), en Facebook, en Instagram @forococheselectricos y también en Youtube.

(*): Forocoches «normal» no tiene relación con FCE

Economía

Podemos acostumbrarnos (y debemos) a consumir electricidad más racionalmente

Una de las primeras leyes de la economía es que una gran demanda acaba implicando un precio más alto, dada la misma oferta, y viceversa, cuando algo sobra su precio se cae. Lo mismo se aplica todos los días al mercado eléctrico, por lo que cuanta mayor demanda hay, más cuesta generarla, básicamente porque hay que contaminar más para hacerlo.

Os puedo trasladar mi experiencia después de llevar algunos años usando tarifa de discriminación horaria, la antigua 2.0 DHA. He tenido que modificar un poco mis hábitos de vida, ¿y sabéis una cosa? No me he muerto, ni se ha parado el mundo. Tampoco me he quedado sin amigos ni me han crecido dragones comunistas en casa.

Bajo esta tarifa podía tener la electricidad tirada de precio de 22 a 12 en invierno, y de 23 a 13 en verano (coincide con los cambios de hora oficiales). De mi última factura (25/01 a 25/03) he pagado el kWh a 0,143156 + IVA en horario caro y a 0,064365 + IVA en el reducido. He logrado concentrar en torno al 60% de mi consumo en el horario valle, y sí, he podido ahorrar.

Continue Reading

Libros

«Un millón de piedras», así es África

Ayer terminé de leer un libro de viajes escrito por Miquel Silvestre, que para quien no lo conozca, ha ido en moto por prácticamente cualquier país del mundo «con lo puesto». Hace tiempo, Miquel me mandó un ejemplar dedicado de su libro de viajes por África, «Un millón de piedras», y me lo he tomado con calma. Mis hábitos de lectura son, para mi vergüenza, extremadamente inestables desde que dejé los cómics (también se leen, no me seas talibán).

Lo leí de forma intermitente, sobre todo en varios veranos, como una forma muy económica -por mi parte- de irme de viaje a lugares en los que no tengo intención alguna de estar jamás -y porque mi presupuesto para vacaciones era cero-. Miquel se convertía en mis ojos y mis oídos, pero él sufrió todos los inconvenientes. Olvidaos de un relato sobre los sitios más bonitos del continente negro, más bien es todo lo contrario, un relato bastante realista y crudo de cómo es el África profunda, al menos fuera de los típicos círculos turísticos donde las cosas se cuidan un poco al menos.

A través de sus páginas Miquel nos habla de los paisajes, de gente buena que le ayudó y de mucho cansino que le veía como un cajero automático, de hoteles de mierda a precio de 5 estrellas en oferta, de carreteras infernales y, en general, todos los peligros a los que se expone un europeo blanco hetero allí donde la civilización llegó de forma parcial -y todo sea dicho, por la fuerza de las armas-.

Continue Reading